87-85. Un triple de Allen salvó a los Celtics de la derrota

BALONCESTO-NBA

Redacción de EE.UU, 17 abr (EFE).- La tercera sorpresa consecutiva de la jornada dominical dentro de los cuartos de final de la NBA no llegó a darse porque una vez más la figura del veterano escolta Ray Allen surgió para anotar un triple milagroso que permitió a los Celtics de Boston ganar por 87-85 a los Knicks de Nueva York.

La victoria dejó a los Celtics con la ventaja de 1-0 en la serie al mejor de siete y el segundo partido se disputará el próximo martes en el mismo escenario del TD Garden, de Boston.

Allen, que fue el máximo encestador de los Celtics al conseguir 24 puntos y seis rebotes, reivindicó su condición de especialista en triples y con 11 segundos para el final anotó el decisivo que cambió la historia del partido.

Antes, con 21 segundos para el final, los Knicks, que tenían la ventaja parcial de 84-85 y la posesión del balón, vieron como el alero Carmelo Anthony cometió falta personal en ataque al empujar al ala-pívot Kevin Garnett y permitió a los Celtics tener la opción de la remontada.

Allen no perdonó y Anthony tampoco estuvo acertado en el último tiro a canasta que fue un intento de triple que falló para dejar a los Knicks con una derrota que con 37 segundos no se imaginaban al tener la ventaja parcial de 82-85 después que el base reserva Tony Douglas había anotado canasta.

Pero Garnett respondió de inmediato con canasta para dejar que después Allen fuese el héroe y Anthony el "villano" al fallar 10 de los 11 tiros que hizo de campo durante la segunda parte cuando los Celtics lograron un parcial de 48 por 34 de los Knicks.

Junto a Allen, los otros cuatro titulares también tuvieron dobles dígitos, incluido el alero Paul Pierce que consiguió 18 puntos.

Mientras que Garnett logró un doble-doble de 15 puntos, 13 rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón para ser el más completo del equipo.

La otra aportación importante para los Celtics fue la del pívot Jermaine O'Neal, que salió en el puesto del lesionado Shaquille O'Neal y estuvo perfecto en los tiros a canasta al anotar los seis que hizo para aportar 12 puntos y cuatro rebotes.

El base Rajon Rondo también realizó una gran labor de equipo al conseguir 10 puntos, nueve rebotes y nueve asistencias.

Los Celtics impusieron su poder bajo los aros al conseguir 44 rebotes por 34 de los Knicks que también quedaron con porcentajes inferiores en los tiros de campo y de triples.

El líder de los Knicks fue el ala-pívot Amare Stoudemire que aportó un doble-doble de 28 puntos y 11 rebotes, mientras que Anthony se quedó con sólo 15 tantos sin que al final fuese factor ganador para el equipo de Nueva York.

El base Chauncey Billups llegó a los 10 puntos para ser el tercer jugador de los Knicks que consiguió dobles dígitos, pero se quedó con sólo cuatro asistencias para perder el duelo individual con Rondo.

El triunfo de los Celtics llegó después de las dos grandes sorpresas que había dejado la jornada dominical con las derrotas en su campo de los Spurs de San Antonio por 98-101 ante los Grizzlies de Memphis y de Los Ángeles Lakes (100-109) frente a los Hornets de Nueva Orleans.