Los Bulls empatan en la mejor marca con los Spurs; los Lakers ganan, pero pierden a Bynum

BALONCESTO-NBA

Houston (EEUU), 13 abr (EFE).- Los Bulls de Chicago ya lograron dar alcance a los Spurs de San Antonio en la lucha por la mejor marca de la liga y será en la última jornada la que decida si se mantiene el empate o uno de los dos quedan como líderes.

La penúltima y reducida jornada de la NBA dejó el triunfo de los Bulls en su visita a Nueva York y la derrota de los Spurs en la que hizo al Staples Center de Los Ángeles, donde los Lakers lograron la victoria, pero perdieron al pívot Andrew Bynum por lesión.

El base Derrick Rose, con 26 puntos, volvió a ser el líder para los Bulls, que llegaron al Madison Square Garden y vencieron por 103-90 a los Knicks, que rompieron racha de siete triunfos seguidos.

La defensa de los Bulls fue también demoledora y el equipo de Chicago dejó la marca de 61-20, para empatar con los Spurs, que perdieron por 102-93 ante los Lakers.

Junto a Rose, el alero sudanés Luol Deng y el ala-pívot Carlos Boozer impusieron su poder desde dentro y fuera de la pintura. Deng aportó 23 puntos y 10 rebotes, mientras que Boozer llegó a los 14 tantos y capturó 22 balones bajo los aros.

Los Bulls ya tienen asegurada la mejor marca de la Conferencia Este, pero un empate entre ambos equipos forzaría a la NBA a un sorteo ya que ambos equipos están también empatados en la serie que han disputado esta temporada.

Los Knicks (42-38), a pesar de la derrota, tienen asegurado el sexto puesto y se enfrentaran en la primera ronda a los Celtics de Boston (55-26), que son terceros en la Conferencia Este.

El alero Carmelo Anthony anotó 21 puntos para ser el líder de los Knicks, que tuvieron a cinco jugadores con dobles dígitos.

El drama se vivió de nuevo en el Staples Center, donde los Lakers, con el escolta Kobe Bryant y el ala-pívot español Pau Gasol de líderes encestadores, ganaron a los Spurs para romper una racha de cinco derrotas consecutivas, pero el precio puede ser muy alto.

Los Lakers se quedaron, de nuevo, por lesión, sin Andrew Bynum, que sufrió un esguince en la rodilla derecha y tuvo que abandonar el partido durante el segundo cuarto.

La lesión de Bynum afectó en el ánimo de los jugadores de los Lakers y pasaron de dominar a irse al descanso con empate a 45-45, pero bajo la figura de Bryant, que anotó 27 puntos, y que los Spurs tenían en el campo a sus reservas, al final consiguieron la victoria que les devuelve temporalmente al segundo lugar.

Gasol volvió a ser el jugador más completo de los Lakers al aportar 17 puntos y 17 rebotes para hacer de nuevo trabajo extra bajo los aros con la salida de Bynum.

Mientras que el ala-pívot reserva Lamar Odom también hizo una buena labor al conseguir 23 puntos y el base Derek Fisher los apoyó con 13 tantos.

A la espera de conocer el alcance de la lesión de Bynum, los Lakers tendrán que conseguir también la victoria ante los Kings o que los Mavericks de Dallas (56-25) pierdan frente a los Hornets de Nueva Orleans, en su campo del American Airlines Center, para poder asegurarse el segundo puesto.

Tampoco podrán conocer el rival en la primera ronda de la fase final hasta que concluya la última jornada de la competición regular, pero estará entre los Hornets o los Grizzlies de Memphis.

Los Spurs vieron rota una racha de cuatro victorias consecutivas y que los Bulls les empataron para la mejor marca, algo que al entrenador Gregg Popovich no le preocupa demasiado porque decidió darle descanso a cuatro de los cinco titulares.

El equipo de San Antonio jugó sin el ala-pívot Tim Duncan, el escolta argentino Manu Ginóbili, el base francés Tony Parker y el pívot Antonio McDyess, y los reservas respondieron.

El escolta Gary Neal anotó 16 puntos para encabezar una lista de seis jugadores de los Spurs que tuvieron dobles dígitos.

El ala-pívot LaMarcus Aldridge logró 22 puntos y 11 rebotes que permitieron a los Trail Blazers de Portland ganar por 102-89 a los Grizzlies y asegurarse el sexto puesto de la Conferencia Oeste.

Mientras que Aldridge impuso su poder bajo los aros y la pintura, el escolta español Rudy Fernández lo apoyó con un gran acierto encestador desde fuera del perímetro para aportar 18 puntos y ser el segundo máximo encestador de los Trail Blazers.

Ahora los Trail Blazers tendrá que esperar a la última jornada para conocer el rival en la fase final al igual que los Grizzlies, que bajaron al octavo lugar, pero pueden quedar todavía séptimos.