95-91. Landry guía a los Hornets al sexto lugar y los Trail Blazers descienden

BALONCESTO-NBA

Redacción EE.UU., 30 mar (EFE).- El alero Carl Landry guió el ataque con 21 puntos y los Hornets de Nueva Orleans vencieron 95-91 a los Trail Blazers de Portland para ascender al sexto lugar en la Conferencia Oeste.

Los Hornets (43-32) se hicieron de su sexto triunfo seguido y obligaron a los Trail Blazers (43-32) a descender al séptimo.

El base Chris Paul logró un doble-doble de 11 puntos y 12 asistencias, y el pívot Emeka Okafor otro de 15 puntos y 10 rebotes, mientras que el reserva Willie Green consiguió 12 puntos.

El equipo de Portland sumó su cuarta derrota en los últimos 10 partidos y quedan con ventaja de sólo un juego sobre los Grizzlies de Memphis, octavos del grupo.

El alero LaMarcus Aldridge aportó doble-doble de 24 puntos y 15 rebotes para los Trail Blazers, que tiene la misma marca que los Hornets, pero éstos les han ganado tres de cuatro partidos a lo largo de la campaña.

El base Andre Miller aportó 19 y el alero Gerald Wallace consiguió doble-doble de 14 puntos y 10 rebotes, mientras que el escolta reserva español Rudy Fernández se fue con siete puntos.

Fernández jugó 21 minutos y encestó 3 de 8 tiros de campo, 1 de 1 desde la línea de personal, logró tres rebotes y entregó cuatro asistencias.

Ficha técnica:

95 - Nueva Orlans Hornets (25+23+20+27): Paul (11), Belinelli (16), Okafor (15), Ariza (8), Landry (21) -cinco inicial-, Green (12), Jack (8), Gray (2), Ewing (-), Smith (2) y Pondexter (-).

91 - Portland Trail Blazers (31+19+20+21): Miller (19), Matthews (7), Aldridge (24), Wallace (14), Batum (2) -cinco inicial-, Camby (-), Roy (5), Fernández (7) y Mills (13).

Árbitros: Violet Palmer, Dan Crawford, Tony Brothers. Señalaron falta flagrante a Miller, de los Trail Blazers. Señalaron faltas técnicas a Jack, de los Hornets, y a Fernández, de los Trail Blazers. Eliminaron por personales a Okafor, de los Hornets.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el New Orleans Arena, de New Orleans, ante 12.575 espectadores.