Scola aguantó a los "Beach Boys"; Horford destacó; se lesionó Ginóbili

BALONCESTO-NBA

Houston (EEUU), 28 mar (EFE).- El alero argentino Luis Scola mantuvo el protagonismo que le ha caracterizado a lo largo de la campaña, y nuevamente se convirtió en jugador clave para brillar con luz propia en la jornada de la NBA y ser el mejor jugador latinoamericano.

Esta vez Scola viajó al American Airlines Arena, del Heat de Miami, para hacer su mejor esfuerzo, pero los 28 puntos que anotó fueron insuficientes y los Rockets de Houston perdieron 125-119 ante el equipo local.

Scola jugó 39 minutos, que le fueron suficientes para encestar 13 de 23 tiros de campo, estuvo en los de personal con 2 de 2, logró cinco rebotes y entregó una asistencia.

En el camino del triunfo, el pívot dominicano Al Horford, que un día antes fue el jugador clave para llevar a los Hawks a la fase final, esta vez colaboró con 20 puntos, y el equipo de Atlanta derrotó 99-83 a los Cavaliers de Cleveland.

Esta vez fue el segundo mejor anotador del equipo con 20 puntos al jugar 40 minutos y encestó 10 de 15 tiros de campo, logró 10 rebotes y entregó cuatro asistencias.

El base puertorriqueño José Juan Barea también lo hizo en la victoria de los Mavericks de Dallas, que derrotaron 83-91 a los Suns de Phoenix.

Barea se fue con siete puntos en 24 minutos al anotar 3 de 13 tiros de campo, 1 de 2 desde la línea de personal, logró tres rebotes y entregó cinco asistencias.

Otro base, el novato venezolano Greivis Vásquez, participó en el triunfo que su equipo de los Grizzlies de Memphis consiguieron por 111-104 ante los Spurs de San Antonio.

Vásquez jugó sólo seis minutos para irse sin puntos al fallar los dos tiros de campo que hizo, incluido un intento de triple, capturó un rebote y dio una asistencia.

El escolta argentino Manu Ginóbili antes de lesionarse, en la primera mitad, aportó sólo dos puntos.

Ginóbili, que sufrió una fuerte contusión al chocar con la pierna derecha del pívot español Marc Gasol cuando intentaba un tiro a canasta, se fue al banquillo y mantuvo el músculo envuelto en una bolsa de hielo, pero sin que volviese a salir al campo.

El escolta internacional argentino jugó 19 minutos para anotar 1 de 3 tiros de campo, falló dos intentos de triple, no fue a la línea de personal, repartió dos asistencias, capturó un rebote y recuperó un balón.

El ala-pívot brasileño, el novato Tiago Splitter, volvió a salir de titular para conseguir siete puntos después de disputar 20 minutos y anotar 3 de 5 tiros de campo y 1 de 3 de personal, capturó cinco rebotes y puso dos tapones.

Mejor le fueron las cosas al alero dominicano Francisco García, que ayudó a los Kings de Sacramento a que venciesen en la prórroga por 114-111 a los Sixers de Filadelfia y conseguir la tercera victoria consecutiva fuera de su campo, primera vez que lo lograron en lo que va de temporada.

García, que jugó 31 minutos, iba a conseguir 11 puntos tras encestar 4 de 9 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, y 2 de 2 desde la línea de personal, capturó tres rebotes, recuperó dos balones, puso un tapón y dio una asistencia.

El alero argentino Andrés Nocioni jugó sólo dos minutos en los que falló un tiro de campo y no tuvo ninguna producción.

El base puertorriqueño Carlos Arroyo sigue disfrutando de minutos con los Celtics de Boston y en los 17 que jugó aportó dos tantos para participar en la victoria de 85-82 que consiguieron ante los Timberwolves de Minnesota.

Arroyo encestó 2 de 2 tiros desde la línea de personal, logró dos rebotes y entregó dos asistencias.