Los "Beach Boys" resurgen ante los Lakers, se exhiben Mavericks y Nuggets

La reducida jornada de la NBA ofreció suspenso, intensidad y una exhibición encestadora, con los Heat de Miami, los Mavericks de Dallas y los Nuggets de Denver como protagonistas que, además, consiguieron la victoria.

Wade y Bosh jugaron de mavarilla para darle la segunda victoria a Miami frente a LA en la temporada.
NBAE/Getty Images
La crisis de juego del Heat de Miami tal vez no ha llegado a su final, pero al menos ganaron el partido más importante que les tocaba jugar, el duelo en su campo del American Airlines Arena ante los Lakers de Los Ángeles, actuales campeones de liga y el equipo en mejor forma del momento.

El Heat, que se impuso por 94-88, no sólo rompió su peor racha de la temporada -cinco derrotas consecutivas-, sino que además acabó con la marcha triunfal de los Lakers, que llevaban ocho victorias consecutivas, y se aseguró el pase a la fase final.

Es la primera vez que lo consiguen con tanta anticipación para el final de la temporada regular.

Después de que horas antes el presidente de los Heat, Pat Riley, negase rotundamente que el entrenador Erik Spoelstra estuviese cuestionado y que él pudiera volver al banquillo, el equipo respondió con un partido completo y con la mejor versión de los "Beach Boys" triunfales.

La clave de la victoria, al margen del bueno juego colectivo, fue el rendimiento que el ala-pívot Chris Bosh ofreció en el duelo frente al español Pau Gasol, al que ganó con sus 24 puntos.

El escolta Dwyane Wade tampoco desapareció ante la estrella Kobe Bryant, tras aportar 20 puntos, y el alero LeBron James hizo una gran labor de equipo con 19 tantos, nueve asistencias y ocho rebotes.

Además también tuvieron el apoyo del escolta Mike Miller como sexto jugador que lideró a los reservas con 12 tantos y siete asistencias decisivas.

Todos ellos respondieron en el momento que más lo necesitaba el equipo y ante un rival cuyo entrenador, el legendario Phil Jackson, los había menospreciado públicamente al declarar: "no me gusta su juego ni soy un gran admirador".

Ante la frustración de las derrotas consecutivas, la crítica, y el ataque dialéctico directo de Jackson, el Heat respondió en el campo con un gran baloncesto individual y de equipo.

El Heat (44-21) también había ganado a los Lakers el pasado Día de Navidad, por 96-80, en el Staples Center de Los Ángeles.

Bryant no pudo hacer de héroe ni tampoco pudo sobresalir ante las estrellas del Heat y su aportación de 24 puntos confirmó que la defensa del equipo de Miami hizo un gran trabajo.

Gasol le apoyó con 20 puntos en los 40 minutos que jugó, pero tampoco pudo ser factor decisivo. Encestó 8 de 16 tiros de campo, falló un intento de triple y anotó 4 de 5 tiros de personal.

El alero alemán Dirk Nowitzki anotó 23 puntos y encabezó el ataque de los Mavericks, que vencieron por paliza de 127-109 a los Knicks de Nueva York, que esta vez no jugaron buena defensa.

Junto a Nowitzki, el ala-pívot Shawn Marion aportó 22 puntos y el escolta Jason Terry llegó a los 21 tantos para los Mavericks (47-18), que habían perdido dos de los últimos tres partidos y puesto en duda su condición de equipo con aspiraciones al título.

Esta vez el ataque de los Mavericks no generó ninguna duda ni debilidad, ya que al concluir la primera parte ya habían conseguido 72 puntos, la mejor marca en lo que va de temporada, y concluyeron el partido también con la anotación más alta.

El ala-pívot Amare Stoudemire brilló con 36 puntos y siete rebotes y fue el líder en el juego de ataque de los Knicks (34-30), que vieron rota una racha de tres triunfos consecutivos.

Stoudemire, que jugó con una contusión en el hombro izquierdo desde el inicio del partido, también aportó siete rebotes, mientras que el escolta novato Landry Fields llegó a los 19 puntos, capturó seis balones bajo los aros y recuperó cuatro balones.

El alero Carmelo Anthony y el base Toney Douglas, que siguió de titular en el puesto del lesionado Chauncey Billups, anotaron 18 puntos cada uno.

Anthony logró un doble-doble al capturar también 10 rebotes y repartió cinco asistencias, tres menos de las que dio Douglas, que es otro de los jugadores en pleno progreso para los Knicks.

Lo que no pudo conseguir el alero estrella Carmelo Anthony lo hizo el pívot brasileño Nené Hilario al anotar 22 puntos para liderar el ataque de los Nuggets, que ganaron por 116-97 a los Suns de Phoenix, en su visita al US Airways Center.

La victoria permitió a los Nuggets (38-27) ganar por primera vez a los Suns en su campo en 13 intentos.

Karl no ganaba con sus equipos en Phoenix desde el 28 de diciembre de 1997, cuando dirigía a los SuperSonics de Seattle. El veterano entrenador nunca pudo ganar en Phoenix con los Bucks de Milwaukee y tampoco lo había hecho hasta la noche del jueves al frente de los Nuggets.

Hilario fue el líder que impuso su protagonismo en la pintura al jugar 26 minutos para anotar 9 de 12 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó con 4 de 6 tiros de personal.

El base Ty Lawson aportó un doble-doble de 20 puntos y 11 asistencias para los Nuggets, que al concluir el tercer periodo ya tenían en su poder 24 tantos de ventaja.

El pívot polaco Marcin Gortat, que disputó 29 minutos como reserva, volvió a ser el sexto jugador del equipo y también el líder de los Suns (33-30) al conseguir un doble-doble de 14 puntos (5-10, 0-0, 4-4) y 18 rebotes, su mejor marca en lo que va de temporada.