El base boricua Arroyo es el último fichaje de los Celtics

BALONCESTO-NBA

Redacción EEUU, 7 mar (EFE).- El base puertorriqueño Carlos Arroyo sólo ha necesitado una semana para tener de nuevo trabajo en la NBA ya que los Celtics de Boston le han contratado hasta el final de temporada.

El pasado martes, el Heat de Miami, equipo con el que había jugado desde octubre de 2009, decidió darle de baja para que pudiese llegar el base Mike Bibby.

Ahora los Celtics, rival directo del Heat en la lucha por el título de la Conferencia Este, se han hecho con los servicios del veterano base puertorriqueño.

El entrenador de los Celtics, Doc Rivers, fue el que confirmó el fichaje de Arroyo antes del partido que su equipo disputó contra los Bucks de Milwaukee.

Arroyo, de 31 años que se incorporará hoy a su nuevo equipo, jugó 121 partidos con el Heat desde que fichó como agente libre el 12 de octubre de 2009. Fue titular en 77 de ellos y consiguió unos promedios de 5,9 puntos; 2,7 rebotes; 1,7 rebotes y 21,3 minutos por encuentro.

El veterano base boricua también logró un 46,8 por ciento de acierto en los tiros de campo; el 39,3 de triples y el 83,2 de personal.

Arroyo, que también ha jugado en otros seis equipos de la NBA desde que comenzó su carrera profesional con los Raptors de Toronto, en la temporada de 2001-02, perdió la titularidad a principios de este año.

En la presente temporada, el base internacional boricua disputó 42 partidos como titular del Heat para lograr promedios de 6,4 puntos y 2,2 asistencias.