Jamison se perderá el resto de la temporada; Parker un mes y Gallinari 9 días

BALONCESTO-NBA

Redacción EE.UU., 2 mar (EFE).- El fantasma de las lesiones en la competición de la NBA tuvo como últimas víctimas al alero Antawn Jamison, de los Cavaliers de Cleveland; al base francés Tony Parker, de los Spurs de San Antonio y al alero italiano Danilo Gallinari, de los Nuggets de Denver.

El más afectado es Jamison, que sufre la fractura del dedo meñique de la mano izquierda y el martes fue sometido a una operación quirúrgica, lo que supone que se perderá lo que resta de la competición de la temporada regular.

Jamison, el líder encestador de los Cavaliers, sufrió la fractura en la segunda parte del partido que su equipo disputó el domingo por la noche y perdió por 91-95 ante los Sixers de Filadelfia.

El alero titular de los Cavaliers superó con éxito la operación, pero tendrá que estar de baja un mes y medio, el tiempo que falta para que concluya la competición regular de la NBA.

La baja de Jamison es el último revés grave que han sufrido los Cavaliers en lo que va de temporada y que los tiene con la peor marca de la liga (11-48), un año después de haber estado en posesión de la mejor cuando jugaba con ellos el alero estrella LeBron James.

Además la lesión llega cuando el equipo había comenzado a jugar mejor y tener marca de 3-3 después de establecer un récord histórico en la NBA de 26 derrotas consecutivas.

Los Cavaliers se quedan si la producción de Jamison que era de 18 puntos y 6,7 rebotes de promedio en los 56 partidos que había disputado en lo que va de temporada.

La baja de Jamison se a la del pívot titular brasileño Anderson Varejao que lleva sin jugar desde el 7 de enero que sufrió la rotura de un tendón del tobillo y tuvo que ser operado para no poder jugar más esta temporada.

Los Spurs ya comenzaron a sufrir los efectos de la baja de Parker, que sufre un tirón muscular en la pierna izquierda y será baja durante un mes, que puede costar a su equipo la buena marcha que han tenido hasta ahora con la mejor marca de la liga.

Sin embargo, su ausencia la pasada noche ya generó la primera derrota ante los Grizzlies de Memphis que ganaron a los Spurs por paliza de 109-93.

Después de haberse mantenido en una excelente condición física desde el comienzo de temporada, de nuevo el base francés no pudo escapar a otra lesión inoportuna y perjudicial para los intereses de su equipo.

Parker sufrió un tirón muscular durante el partido que el pasado domingo habían disputado también los Grizzlies, pero de visitantes, en el AT&T Center, de San Antonio.

El base francés tiene promedios de 17,1 puntos con 6,6 asistencias para ser además el referente en la dirección de luego de ataque de los Spurs (49-11), que fue lo que echaron en falta en el partido de la pasada noche ante los Grizzlies, al ver como el reserva George Hill, que salió en su lugar cometió seis perdidas de balón.

La identificación de Parker, de 28 años, con el escolta argentino Manu Ginóbili y el veterano ala-pívot Tim Duncan también es perfecta y cuando él está en el campo la producción ofensiva de ambos es mayor.

"Cuando Tony está en el campo la dinámica del equipo cambia por completo", reconoció Ginóbili. "Es muy bueno para romper la primera línea defensiva del rival y encontrar siempre al compañero mejor situado para anotar o concluir el mismo la jugada".

El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, confía que Hill pueda adaptarse mejor en los próximos partidos del equipo, especialmente el viernes cuando se enfrenten a los Heat de Miami de los "Beach Boys" con James a la cabeza.

Será el primer partido que disputen ambos equipos desde que las nuevas estrellas de James y el al-pívot Chris Bosh llegaron a Miami para unirse al escolta Dwyane Wade.

Además, los Spurs también recibirán en su campo el próximo domingo a los Lakers de Los Ángeles en lo que será el tercer duelo entre los máximos aspirantes a luchar por el título en la Conferencia Oeste junto a los Mavericks de Dallas.

Mientras que en Denver, el recién llegado con el traspaso de Carmelo Anthony a los Knicks de Nueva York, el italiano Gallinari, tampoco tuvo suerte ya que tiene la fractura del dedo gordo del pie izquierdo y será baja por al menos nueve días.