Sloan sorprende con su renuncia después de 23 temporadas con los Jazz

BALONCESTO-NBA

Redacción EEUU, 11 feb (EFE).- El miembro del Salón de la Fama Jerry Sloan sorprendió a la NBA al anunciar su renuncia como entrenador de los Jazz de Utah, después de estar 23 años al frente del equipo y ganar 1.127 partidos.

Sloan se había convertido en el entrenador que más tiempo llevaba en el mismo equipo dentro de los cuatro grandes deportes profesionales que hay en Estados Unidos: baloncesto, fútbol americano, béisbol y hockey sobre hielo.

La decisión de Sloan generó de inmediato las reacciones de entrenadores como Phil Jackson, de los Lakers de Los Ángeles, y de George Karl, de los Nuggets de Denver, que calificaron su marcha como una gran pérdida para el deporte del baloncesto.

"Era un profesional íntegro, que exigía al equipo disciplina y responsabilidad en el campo para conseguir grandes cosas con jugadores que no siempre eran los mejores", destacó Jackson. "Siento enormemente su marcha y su ausencia se notará".

Por su parte Karl, que se convierte ahora en el tercer entrenador que más tiempo lleva en un mismo equipo, se declaró entristecido no sólo por la marcha de un entrenador "único" sino por la gran persona que abandona la NBA.

"Jerry tiene un corazón enorme y una integridad que está por encima de toda duda, pero en el campo era el más competitivo y no hacia ningún tipo de concesiones a nadie, ni a él mismo", dijo.

El propio Sloan, en una rueda de prensa emotiva, reconoció que se le había acabado la energía para seguir y que era el momento de decir adiós después de 26 años en los Jazz.

"Siento que es el momento de cambiar de dirección", subrayó Sloan. "He sido bendecido por estar dentro de esta organización y estoy convencido que cuando haya superado este momento todo será mucho mejor para mí".

La última lección de integridad la dio cuando puso en su sitio al base Deron Williams, que se permitió la libertad de desautorizarle por una jugada que había decidido durante el partido del pasado miércoles contra los Bulls de Chicago.

Aunque los directivos de los Jazz lo han negado, Sloan no tuvo consideración con Williams cuando llegaron al vestuario y el jugador puso sobre la mesa la elección entre su continuidad o la del técnico.

La existencia de ese enfrentamiento quedó reflejada cuando el entrenador asistente y hombre de confianza inseparable de Sloan, Phil Johnson, también presentó su renuncia al equipo.

Kevin O'Connor, el gerente general de los Jazz, trató de persuadir a ambos de la decisión que habían tomado la noche del miércoles y les pidió que reflexionasen durante las horas de descanso, y la misma sólo sirvió para reforzar su posición.

"Llegue con Jerry (Sloan) y me iré con él", declaró Johnson, de 69 años. "Estar a su lado trabajando era mucho más que cumplir con una labor, se trataba de aprender cada día más de su trato humano".

Por su parte, el presidente de los Jazz, Greg Miller, también reconoció que había tratado de convencer a Sloan de que cambiase de pensamiento, pero no fue posible.

El pasado martes los Jazz anunciaron que habían renovado a Sloan por una temporada más, pero el propio entrenador advirtió que eso sólo se haría efectivo después que concluyese la presente temporada.

"Quiero dejar bien claro que nadie ha forzado a Jerry (Sloan) o a Phil (Johnson) para que se vayan del equipo", destaco Miller. "Amo y respeto a Jerry desde hace muchísimo tiempo... y lo extrañaré, pero me beneficiaré por el resto de mi vida de las cosas que me enseñó".

El sustituto de Sloan será su segundo entrenador asistente Tyrone Corbin, de 48 años, que según Miller no llega al puesto como interino sino fijo.

"Es un momento agridulce, por un lado se van dos compañeros a los que voy a extrañar muchísimo y por otro tengo la gran oportunidad de dirigir al equipo", comentó Corbin.

Sloan, que llevó a los Jazz a dos finales de la NBA (1997 y 1998), sólo tuvo marca perdedora una temporada de las 23 que dirigió al equipo y fue el único que ganó 1.000 partido con el mismo equipo.

Su llegada a los Jazz, en 1983, fue como observador de talento y en la temporada de 1984 fue nombrado entrenador asistente de Frank Layden, al que sustituyó en el cargo el 9 de diciembre de 1988 cuando también renunció para no volver a dirigir más en la NBA.

Como sexto entrenador en la historia de los Jazz, Sloan lo consiguió todo menos el título de liga, que en dos ocasiones se lo "robaron" las genialidades de Michael Jordan y la falta de liderazgo que le falto al ala-pívot Karl Malone.

Después de haber entrenado dos temporadas y media a los Bulls, equipo con el que también jugó 11 años, Sloan se va con marca de 2.024 partidos dirigidos y 1.221 triunfos, la tercera mejor en la historia de la NBA, sólo superado por Don Nelson (1.335) y Lenny Wilkens (1.332).

El comisionado de la NBA, David Stern, en un comunicado oficial, definió a Sloan como el hombre que reunía todos los elementos positivos de lo que debe ser un equipo deportivo profesional.