Luego del segundo partido, los Heat lucen como el equipo a vencer en la postemporada

Las siembras altas están teniendo problemas en los playoffs de la NBA, a excepción del equipo que parece estar volando más alto que los demás.

Miami es el único equipo de las semifinales de conferencia que no ha perdido en partido en casa.
NBAE/Getty Images
No dan campeonatos luego de los dos primeros partidos de las semifinales de conferencia. Y ningún club está en gran riesgo de perder una serie hasta que primero pierda un partido en su casa. Pero los Heat tomaron una ventaja de 2-0 sobre Boston y uno se pregunta qué pueden hacer los Celtics para, al menos, igualar la serie tras lo que hemos visto en los dos primeros choques.

En resumen: El Gran Trío de Miami está jugando mejor que el de Boston, algo que se notó claramente y con autoridad en el último cuarto del segundo partido de la serie el martes en la noche cuando LeBron James y Dwyane Wade tomaron el mando para consolidar una victoria por 102-91.

Sí, hubo demasiado de LeBron y Wade, quienes se combinaron para marcar 63 puntos, con un Chris Bosh mejorando su nivel, razón por la cual Miami se está viendo como el equipo a vencer, no solamente en esta serie, sino en la postemporada.

Echemos un vistazo al panorama en los playoffs y juzguen ustedes mismos como se ven los Heat. Los Bulls fueron derrotados en casa por los Hawks, quienes terminaron con marca de 6-18 durante la temporada regular contra clubes que ganaron 50 o más partidos y que están sin Kirk Hinrich, el mejor defensor para Derrick Rose, el reciente ganador del premio MVP. Y, de todos modos, los Bulls lucieron apenas aceptables en la serie de primera ronda contra Indiana.

Los Lakers están 0-2 ante los Mavericks y necesitan hacer algo para que Pau Gasol, que ahora parece el menor de los hermanos Gasol, mejore su nivel. Esto último porque Marc ayudó a que los Grizzlies sorprendieran a Oklahoma City en el inicio de las semifinales del Oeste, que se suponía era una serie favorable para los Thunder, dado que los Grizzlies están sin Rudy Gay, su mejor anotador.

¿Y los Heat? Es verdad, ellos no brillaron mucho contra los Sixers. Su primera ronda no inspiró demasiadas cosas; varios comienzos lentos y truculentos finales. Pero sus dos choques ante los Celtics, los campeones defensores del Este en el American Airlines Arena, no han dejado demasiadas dudas o suspenso. Miami es el único equipo de las semifinales de conferencia que no ha perdido en partido en casa.

"Estamos conscientes de lo que está sucediendo alrededor de la liga", dijo James. "En este momento de la temporada, todos los equipos son buenos y cualquiera puede vencer a los demás".

Bien, los Celtics han no han podido descifrar a los Heat, especialmente en defensa. Boston acertó el 37 por ciento de sus disparos en la primera mitad del segundo partido y nunca se lograron recuperar. Una racha de 14-0, con el juego igualado 80-80 a falta de 7 minutos y 10 segundos en el reloj, impulsada con 12 puntos de LeBron, dejaron a los Celtics en la cama.

"Nuestro pensamiento para el segundo partido era no desesperarnos demasiado", afirmó Wade antes del inicio del encuentro. "Este partido era tan importante como el anterior".

Y esto dijo Doc Rivers, el entrenador de los Celtics: "Ellos han jugado bien. No los podemos dejar jugar de esa manera en Boston".

Pensamientos rápidos:

• LeBron anotó 35 puntos ayer (acertó 14 de sus 25 disparos) y, con los 38 que marcó Wade (metió 14 de sus 21 tiros) en el primer partido, dejaron a los Heat con los dos mejores jugadores en lo que va de esta serie. Ellos han estado especialmente infernales contra Ray Allen y Paul Pierce, quienes no han podido ofrecer mucha resistencia defensiva ante la mayor velocidad de los jugadores de Miami. LeBron jugó un partido limpio, sin pérdidas de balón en sus 44 minutos de juego.

"Ellos van a marcar puntos", señaló Rivers, "pero no podemos dejar que sean tan eficientes. Si les dejamos tomar los tiros que queremos que tomen, yo no diré nada. Pero cuando lanzan sin marca alguna, crean faltas, penetran y asisten a sus demás compañeros, allí es cuando nos duele".

Cada jugador tuvo una jugada destacada en el segundo partido: LeBron realizó su giro ante Rajon Rondo para clavar la pelota, mientras que Wade le hizo un zigzag para superar a Garnett y convertir una bandeja.

"Estuvieron grandiosos y utilizaron todo su talento para que lográramos ganar", dijo el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra. "Cada vez que ellos (los Celtics) lograban una racha, nosotros conseguíamos una cesta de tipo emocional, bien fuera una clavada o un gran lanzamiento".

• Los Celtics se vieron viejos. Ellos no podían atrapar a LeBron y Wade cuando ellos buscaban cestas rápidas. Pierce apenas compensó en algo su expulsión en el primer partido, ofreciendo una actuación de 13 puntos y viajará hacia Boston a recuperar el toque que tuvo en la primera ronda, que estuvo genial ante los Knicks. Lo mismo aplica para Garnett, quien no se ha visto dominante, logrando seis rebotes en el segundo choque tras marcar apenas dos cestas en el prime encuentro.

Allen, Pierce y Rondo dejaron el partido con algunas dolencias, una mala señal para Boston.

"La espalda le estaba molestando a Rondo", dijo Rivers. "Me pidió salir del juego".v • Jeff Green estuvo productivo, logrando 11 puntos desde el banquillo. Pero a menos de que los Celtics lo ganen todo, o de que consigan al menos llegar a las finales de la NBA, siempre quedará esta pregunta: ¿El intercambio de Kendrick Perkins fue benéfico o perjudicial a corto plazo?

La respuesta en esta serie no era de mucha importancia. Jermaine O'Neal, ahora como titular en lugar de Perkins y Shaquille O'Neal, se ha visto productivo durante los primeros dos juegos y le hizo daño a Miami con sus rebotes ofensivos (cinco) en el segundo choque. ¿Y alguien vio Perkins con su nuevo equipo la otra noche, cuando los Thunder fueron destruidos en los tableros y en la pintura por Marc Gasol y Zach Randolph? Aunque Perkins, sin duda, le servía mucho a los Celtics, ayudándolos a llegar a dos viajes a las finales, él nunca fue una estrella y tenía sus defectos.

No obstante, los Celtics cambiaron a un titular por un reemplazo, un hombre grande por un delantero de poder pequeño, un jugador que está teniendo un impacto ahora por uno que lo tendrá más adelante. Quizás los Celtics no habrían podido haber retenido a Perkins al final de esta campaña, pero ellos son un equipo construido para ganar ahora y preocuparse más tarde por el mañana.

• Se viene el tercer partido y en el TD Garden, donde los Heat han perdido por un pequeño margen ante los Celtic, pues cayeron por ocho puntos en el primer juego de la temporada y después por tres puntos justo antes del Partido de las Estrellas. La atmósfera en el Garden será más de la misma que ha visto Miami durante toda la temporada, hasta el punto que los Heat están inmunes a ese tipo de veneno.

"Cuando uno va fuera de casa y no escucha abucheos", dijo Bosh, " es cuando perdemos la concentración".

• Pierce dejó por un rato el partido en el primer cuarto en lo que era una anunciada torcedura en el pie izquierdo, la cual no parecía afectarle mucho en el inicio. Y con tres días de descanso, los Celtics no esperan que eso sea un problema. Pero Pierce ha tenido problemas en el pie izquierdo durante la temporada.

• Los Heat desplegaron a larga bandera de Estados Unidos al momento del himno nacional, pero en vez de tener algún cantante para interpretarlo, ellos le pidieron al público que llenó el estadio que lo cantaran. Incluso Pat Riley, el presidente de los Heat, se unió al equipo en la cancha para cantar en vez de estar sentando en su silla como suele hacerlo.