Marc Gasol está en camino de conseguir un logro pocas veces visto

Hágale una falta a Shaq…Dwight Howard: Clang! … Wilt Chamberlain haciendo y fallando tiros con una sola mano, luego haciéndose dos pasos atrás de la línea de tiros libres para anotar de vez en cuando, mientras en su cara se notaba una mezcla de desprecio y vergüenza.

El baloncesto, al igual que la mayoría de actividades, tiene sus estereotipos. Y aquellos que se ciernen sobre este deporte – los hombres blancos no pueden saltar, los europeos juegan suave, los últimos minutos de un partido de la NBA es lo único que importa–como en casi todos los casos tiene algo de verdad pero fallan por caer en generalizaciones.

Una de esas es asumir que “los hombres grandes son malos lanzadores de tiros libres”. Muchos gigantes– Shaquille O’Neal, Howard, Chamberlain, Tim Duncan durante grandes tramos de sus carreras – lo han sido.

Pero también está Marc Gasol, quien no tiene nada de eso. El pívot de Memphis, de hecho, es tan fino desde la línea de tiros libres que tiene la opción de hacer historia en la NBA. Podría convertirse en el primer jugador en quedar entre los diez primeros de la liga en tapones y porcentaje de aciertos de tiros libres.

Es una combinación extraña en el orden del biatlón de los Juegos Olímpicos - el esquí y el tiro - pero es perfectamente legítimo en el caso de Gasol. Hasta el domingo pasado en la mañana, el jugador de 27 años de edad y nacido en Barcelona estaba décimo en la liga en tapones (1,85) y undécimo en porcentaje de tiros libres (.873).

Bajo un poco en ambas categorías en el partido de la noche del sábado en Chicago, pues ante los Bulls bloqueó un solo disparo y falló en tres de sus ocho tiros libres. No obstante, los Grizzlies ganaron, con Gasol anotando ocho puntos y tomando tres rebotes en el último cuarto y el tiempo extra.

A falta de 2 minutos del tiempo regular e igualados 72-72, Gasol falló dos veces. Eso le permitió a los Bulls tomar una ligera ventaja. Pero el grandote regresó 54 segundos más tarde y los seguidores en el United Center quedaron decepcionados cuando volvió a acertar. ”Tras los primeros dos tiros, pensé, ¿Qué diablos?’ ”, dijo Gasol. “Pero tuve otras dos oportunidades y las pude acertar. Todo volvió la normalidad”.

Gasol dijo que su trabajo en la línea de tiros libres no encaja con el típico cliché de entrenar durante horas en un gimnasio vacío. “Todo está en tu cabeza, realmente”, afirmó. “Concentración, tener un buen ritmo y hacer el disparo. Mantener tu rutina.

“Mis primeros tres o cuatro años, estuve alrededor del 70 o 75 [por ciento]. Nunca me gustó eso. Siempre pensé que tenía buenas manos, buen toque, entonces creo que una vez comenzaron a pasar los años, uno se concentra un poco mejor”.

Incluso si Gasol no entra dentro de los 10 mejores de la liga en ambas categorías– fue quinto la temporada pasada en tapones–podría convertirse el tercer jugador de más de 2,10 metros en la historia de la NBA en acertar al menos el 88 por ciento de sus tiros libres.

¿Los otros? Dirk Nowitzki, de Dallas, lo ha hecho siete veces y and Jack Sikma, quien lo logró tres veces en sus cuatro temporadas con Milwaukee. Sikma acertó el 84,9 por ciento de sus tiros libres en sus 14 temporadas.

El hermano de Gasol, Pau, tampoco hace parte de los jugadores grandes y flojos desde la línea, pues acertó el 75,2 por ciento de sus tiros libres y su mejor registro fue de 82,3 en la temporada 2010-11.

Marc Gasol dijo: “No estoy buscando ninguna estadística o algo por el estilo. Sólo estoy tratando de jugar de la manera que siento y ayudar a mi equipo a ganar. Suena como una salida fácil, pero es la pura verdad”

Eso frustra cualquier tipo de ideas de hacerle faltas a Marc.