Los Grizzlies deben mantener el rumbo

Los miembros de los Memphis Grizzlies deben apagar sus teléfonos, dejar de contestar correos electrónicos y cortar todas las líneas de comunicación posibles en todo lo que se refiera a Rudy Gay.

En serio, ya es más que suficiente.

Estamos hablando del jugador con más tiempo en el equipo, un jugador que, aunque está luchando para acertar sus disparos últimamente, siempre encuentra manera de producir para uno de los mejores equipos de la liga.

Aunque es fácil ver porque tantos equipos están interesados en hacerse con sus servicios, es difícil entender lo que están pensando los Grizzlies al dejar a Gay en una posición de recibir ofertas de otros equipos en el mercado.

Todo el problema que se ha armado alrededor de Gay y de no poder estar al lado de estelar delantero de poder Zach Randolph ya ha quedado atrás. Los Grizzlies tienen uno de los grupos más jóvenes de la liga. Tienen una gran dupla de hombres grandes con Randolph y Marc Gasol, a Gay como alero y a un jugador que aún puede seguir mejorado en el juvenil armador Mike Conley. Y tienen al hombre indicado como entrenador en Lionel Hollins.

Pera la alegre directiva de los Grizzlies debe prestar atención al entrenador y a lo que suceda entre ahora y el 21 de febrero, el día límite de transferencias:

“Los hombres de números tienen su lugar, (pero) no tienen la palabra final de todo, ni lo saben todo”, dijo Hollins en un programa de radio local. “Todavía estoy tratando de averiguar como hicieron los Oakland Athletics cuando ganaron el título recientemente, con todos los estadísticos que tenían”.

Sin importar lo que digan los números, Gay, con sus actuaciones y sus contribuciones para su equipo, deja ver claramente lo que en verdad produce. Cualquiera que sea el problema que tengan los Grizzlies— y como todos los equipos, ellos los tienen— estos no giran entorno a Gay. Está en una corta lista de jugadores de élite en su posición.

Dicho esto, aplaudo a los Grizzlies por mirar las cosas desde lejos y por reconocer que con la mayoría de su nómina atada, con Randolph, Gasol, Gay y Conley, la flexibilidad de ese grupo es limitada. ¿Cómo llegaron a la conclusión de que Gay era el hombre prescindible de ese núcleo de cuatro, es algo que va más allá de mí.

Tiene 26 años de edad y está entrando en la mejor etapa de su carrera. Hay muchas cosas que “subirán” en lo que concierne a Gay. ¿Qué no me gusta de él y qué le brinda al equipo?

Miro alrededor de la Conferencia Oeste y es muy difícil encontrar a un grupo mejor y más balanceado que el de núcleo de cuatro jugadores que tienen los Grizzlies, especialmente si tenemos en cuenta la edad, la habilidad y la producción de los cuatro mejores jugadores del equipo.

El presidente de los Grizzlies, Jason Levien, parece estar de acuerdo con eso, según sus declaraciones recientes a los periodistas locales. Es por eso que los Grizzlies hicieron esa negociación que involucró a varios equipos con Cleveland para limpiar más de 6 millones de dólares de salario y evadir el pago de impuesto de lujo que los obligó a tener que pensar en transferir a Gay en un comienzo.

Ellos lograron esos dos objetivos con esa negociación, pues se pusieron al día en sus libros de cuentas y ganaron flexibilidad para el futuro.

Ahora la cabeza de los Grizzlies debe hacer lo más difícil del mundo por ser una junta directiva joven, ellos deben mantener el rumbo con el núcleo que tiene este equipo y resistir la tentación con la base que tienen.

¡Deben mantener el rumbo!