Los Boston Celtics cierran el ciclo de bienvenidas

Un día nuevo, un nuevo debut.

Arroyo es un legítimo armador quien le podrá dar minutos de descanso que tanto necesita Rondo.
NBAE/Getty Images
Por quinta vez en solo 13 días, los Celtics le dan la bienvenida, mientras un nuevo jugador se une al plantel por primera vez. Carlos Arroyo, quien fue firmado como agente libre el domingo, hizo su debut con el equipo en el entrenamiento en Waltham Mass.

Arroyo llega a los Celtics luego de jugar las tres cuartos de la temporada regular con los Miami Heat. El fue titular en 42 de 49 partidos disputados con Miami y promedia 5.6 PPJ y 2 asistencias por juego.

Si bien esos números son algo modestos, el veterano guardia trae un talento importante para los Celtics, además de una nueva amenza desde la línea de tres. Arroyo ha tenido su mejor temporada en cuanto a triples se refiere con un 43.8 porciento desde el arco. Es la tercera nueva adición para Boston con un perfil de lanzador de tres uniéndose a Troy Murphy y a Sasha Pavlovic, quien promedia un 35.2 porciento de acierto en triples.

Arroyo no está seguro porque paso de ser titular en la posición de guardia de los Heat ha ser liberado, pero él está entusiasmado de tener la oportunidad de nivelarse con el equipo y poder jugar con la franquicia más histórica de la liga.

“Es un verdadero honor vestir estos colores” dijo Arroyo cuando se puso por primera vez su camiseta de entrenamiento. “Es un equipo con mucha historia, y con mucho respeto al rededor del mundo”.

El respeto en ocaciones te lo mereces ganando y con profesionalismo, y esas son características de este grupo de jugadores de los Celtics, ejemplificado todo los días. Boston ha sido un contendor al título en los últimos cuatro años y ha llegado a las finales dos veces en las últimas tres temporadas.

Uno de esos viajes a las finales terminaron con al título de campeones en el 2007-08 y la adición de Arroyo le da a los Celtics un verdadero apoyo en la posición de guardia armador por primera vez desde que se ganó aquel campeonato. Eddie House, Nate Robinson y Tony Allen sirvieron como reemplazo en las pasadas temporadas, pero Arroyo será el primer verdadero guardia armador en reemplazar a Rondo desde que Sam Cassell estuvo en el plantel hace tres años.

De esta manera la plantilla del equipo continua tomando más forma y se asemeja a la que logro el título. Ahora Boston puede decir que tiene un verdadero reemplazo en la posición de armador, ‘a la Cassell’ y un versatil alero en Jeff Green, ‘a la James Posey’ por primera vez desde que llegó el banderin número 17. Estas dos nuevas adiciones le darán la oportunidad a Doc Rivers de buscar dentro de sus bolsa vieja de trucos y reforzar los planes de juego que no ha podido realizar bien desde aquel mágico título.

Pero aún con la llegada de Arroyo, Rondo probablemente se comerá la mayoría de minutos de juego especialmente en los playoffs. Pero por ahora los Celtics no se preocupan por eso. Ellos quieren que Arroyo le de más estabilidad como guardia saliendo del banco en los 21 juegos que restan de la temporada regular, dándo la opción a Rivers de darle más minutos de descanso a Rondo para el final de temporada.

Rivers dijo “Ojalá Carlos ayude, pero ahora mismo, cada noche debo escoger entre Ray Allen y Paul Pierce quien jugará por 38 minutos, porque no tenemos suficientes jugadores. Y Rondo está jugando 40 minutos por noche”.

A Rivers le gustaría cortarle los minutos a este trio a por lo menos 30 minutos, para poder mantener sus estrellas frescas cuando lleguen los playoffs. Así que no importa si Rondo seguirá siendo el general del equipo durante los playoffs, no significa que Arroyo no puede ganar más minutos. Como afirmó Rivers, los nuevos Celtics son los que decidirán que tipo de roll tendremos en los playoffs.

“Aún no sabemos” dijo Rivers sobre el role de Arroyo en la post temporada, “porque no sabemos como él vaya a jugar. Si él juega bien por el resto de la temporada eso decidirá su tiempo de juego. Él responderá esa pregunta, yo no puedo contestarla”.

Pero una pregunta que Rivers si puede responder es si tendremos que preocuparnos por firmar otro agente libre esta temporada y darle la bienvenida a los entrenamientos por primera vez. Con una plantilla actual de 15 y bastantes veteranos para llenar la banca, la respuesta es casí un garantizado No. Este luce como el equipo que llegará hasta el final para disputar la post temporada.

Con eso en mente, el ciclo de bienvenidas ha llegado a su final y comienza el momento de alistarse para una nueva corrida de campeonato. Con Arroyo en el plantel, los Celtics comienzan a lucir más similar a aquel equipo que ganó el ultimo campeonato y creemos que eso no es una coincidencia.