Libreta de apuntes del Tercer Juego

Entre Haslem y Bosh se han encargado de hacerle la vida dificil a Dirk.
NBAE/Getty Images
Comienzo fuerte

Mario Chalmers acertó un triple a 36 pies de distancia en el segundo final para dejar arriba a los Heat por 29-22 tras el primer período. Terminó siendo el único cuarto en el que los Heat superaron a los Mavs, pues Dallas venció a en el segundo (20-18), el tercer (22-20) y último (22-21) período.

La batalla contra la corriente de los Mavericks

Los Dallas Mavericks se pasaron casi todo el partido por debajo en el resultado ante los Miami Heat. Luego de terminar con una ventaja de siete puntos al final del primer cuarto, los Heat eventualmente elevarían esa ventaja a 15 puntos en el segundo período. Al igual que como lo hicieron en el segundo partido, los Mavericks se acercaron con una racha, pero nunca encontraron una manera de tomar o mantener el liderato en el encuentro.

Tiempo tatal por cuarto en el que los Mavericks mantuvieron el liderato en el tercer juego:
Primero – 5 minutos y 22 segundos
Segundo – 0:00
Tercero – 27 segundos
Cuarto – 0:00

De manera irónica, el primer cuarto fue el único en el que los Heat superaron a los Mavericks, aunque los Mavs estuvieron en ventaja casi la mitad del primer período. Con el juego empatado 22-22 tras un par de tiros libres de JJ Barea’ y con 56 segundo faltando en el cuarto, los Heat cerraron el cuarto con una racha de 7-0 ante los Mavericks.

Los Mavs tomarían una sola ventaja tras esa igualdad en el primer cuarto, con el lanzamiento de Jason Terry a falta de 3 minutos y 11 segundos por jugar en el tercer cuarto. Sin embargo, LeBron James respondió con un triple en la siguiente posesión py los Mavs nunca más estarían por delante. Dallas igualó el choque cuatro veces en el cuarto final, pero nunca pudo estar arriba de Miami.

“Todos entendemos que el baloncesto es un deporte de rachas”, dijo Dirk Nowitzki. “Pero debemos detener esas rachas un poco más rápido. No podemos estar 15 puntos por debajo todo el tiempo y batallar para regresar… No podemos permitir situaciones como esas”.

Déjà vu de Dwyane

Después del primer partido, Dwyane Wade dijo que James la convenció para que viera nuevamente las finales del 2006 para que observara como había jugado ante los Mavericks hace cinco años. Wade no quería, pero eventualmente miró algo de un partido que estaban repitiendo en NBA TV. Dijo que había reconocido al jugador que vio en la pantalla en esa ocasión porque era muy diferente al de ahora.

Los seguidores de los Mavericks podríín decir algo distinto tras ver las actuaciones de Wade en los tres encuentros de las finales del 2011, pues han recordado las pesadillas y los destellos brillantes de su actuación en el 2006. Duante las finales del 2006, Wade promedió 34,7 puntos por partido y lideró el triunfo de los Heat sobre los Mavericks en seis encuentros. En las finales del 2011 ha promediado 29,0 puntos y 8,7 rebotes – ambas son las cifras más altas de su equipo– y ha jugado con la misma agresividad y mentalidad de ataque que demostró en el 2006.

Para los titulares

Nowitzki, de Dallas, anotó 34 puntos, la cifra máxima del partido del domingo, pero obtuvo muy poca ayuda de sus compañeros de equipo, particularmente de los otros miembros de la línea titular, quienes se combinaron para marcar apenas 27 puntos.

“Lo más importante es que necesitamos que alguien mejore su nivel”, dijo Jason Kidd. “Dirk está haciendo lo que tiene que hacer, pero alguien más debe ayudarlo”.

Entre tanto, el Gran Trío de los Heat que conforman Dwyane Wade, LeBron James y Chris Bosh se combinaron para anotar 64 de los 88 puntos de Miami. Los titulares de Miami superaron a los de Dallas por 69-61 el domingo.

Datos sobre el tercer partido

Quizás la estadística más discutida en las últimas 72 horas fue esta: en la historia de las finales de la NBA desde que se cambió al formato 2-3-2 en 1985, cuando la serie estaba igualada 1-1, el ganador del tercer partido siempre terminó ganando la serie. Ha sucedido 11 veces en los últimos 26 años.

Haslem sobre Dirk

Mucho se ha dicho sobre la decisión del entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, para que Chris Bosh defiendera individualmente a Dirk Nowitzki en la posesión final del segundo partido. Uno de los muchos que la cuestionó fue Udonis Haslem, quien quería defenderlo. Haslem, quien fuera miembro del equipo de los Heat que derrotó a Nowtizki en las finales del 2006, vio como le cumplían su deseo en el tercer choque pues lo designaron para marcara la talentoso jugador alemán.

“Estaba seguro que lo buscarían y estaba seguro de que iba a defenderlo”, afirmó Haslem

Aunque Nowtizki fue capaz de superar a Bosh para luego lanzar una bandeja en el segundo partido, Haslem pudo quedarse en el cuerpo a cuerpo con Nowtizki y no le dio espacio alguno. El resultado final fue un complicado lanzamiento que no entró y que selló la victoria de Miami.

“Es un gran jugador”, dijo Haslem acerca de Nowitzki. “Obviamente que logrará enviar su disparo porque nadie es capaz de bloquearlo, entonces simplemente traté de que no pudiera ganarme la posición e intentar que lanzara un tiro muy difícil”.