LA SUSPENSIÓN DE SCHRODER NO ES UNA BANDERA ROJA

HANG TIME WEST- Dennis Schroder, el novato de los Hawks, recibió una suspensión de un partido el jueves por golpear a DeMarcus Cousins, de los Kings, en la ingle el martes, y algunas personas de los directivos hicieron saber que estaban de acuerdo.

Era una ironía obvia que Cousins fuera la víctima de una sanción merecida a Schroder. En el panorama general, sin embargo, estuvo el desafortunado momento en el que Schroder ni siquiera tuvo la cortesía de ofrecer un examen completo y pedirle a Cousins que volteara su cabeza y tosiera.

Este se presentó en el último cuarto del cuarto partido de Schröder en una carrera profesional que comenzó con preguntas sobre su personalidad. Aunque las banderas rojas nunca se hicieron públicas, las dudas existían en algunos círculos antes del draft, pues e preguntaban si tenía un problema de actitud o, simplemente, tenía 19 años de edad y era un adolescente típico.

Las respuestas durante la Liga de Verano, en el campamento de entrenamiento y en los primeros días de la temporada 2013-14 han sido rotundamente positivas. Schroder definitivamente tiene una ventaja, pero ha llegado a los Hawks con la ilusión de ser grande. Los entrenadores no han tenido que disciplinarlo. Los compañeros, entre los que se incluyen una lista llena de experimentados - Paul Millsap , Al Horford , Kyle Korver y Elton Brand , además del lesionado Lou Williams, todos al menos en su séptima temporada - no han tenido que corregir a Schroder.

El mayor problema de su personalidad es que él cree que ya puede ser una gran estrella, y ese no es un problema tan malo, especialmente cuando Schroder ha aceptado el papel de reserva detrás de Jeff Teague en la posición de armador. El hecho de que ha encajado bien es especialmente notable para alguien que cumplió 20 años en septiembre y que está viviendo fuera de su Alemania natal por primera vez.

“Creo que su personalidad es buena”, dijo el entrenador Mike Buzenholzer. “Creo que los chicos mayores, los veteranos, lo apoyan, lo tratan como a cualquier novato. Se aseguran de que entiende que tiene que ganarse sus galones y todas esas cosas diferentes. Creo que es niño con confianza y creo que a todos les gusta y lo disfrutan”.

En base a los primeros indicios, es justo decir que el golpe en la ingle a Cousin esta noche en Denver fue un momento lamentable singular en lugar de una advertencia de los problemas por venir de Schroder.

La elección 17 del draft, y el cuarto punto de guardia seleccionado, tiene la oportunidad de ser una estrella. Tiene velocidad de reacción y también puede ejecutar la jugada de pantalla y desmarque. Con pies rápidos y brazos largos, Schroder puede convertirse en un defensor destacado y un jugador de los Hawks dice que puede ser muy bueno en ese sentido.

Schroder necesita conseguir fortalecerse y subir las 168 libras de pesoy tomar mejores decisiones con el balón, aunque afortunadamente para él comienza su carrera con una gran cantidad de herramientas y compañeros veteranos para que lo ayuden en esa transición.

“Creo que siempre se mueve hacia delante”, dijo Budenholzer. “Siempre, parece, que da un pequeño paso hacia atrás y un par hacia adelante par. Siempre hay cosas que queremos que siga trabajando y mejorando, pero muestra momentos en los que está progresando y comprendiendo lo que creemos que es importante y la forma en la que queremos jugar. Su propia mejora individual la vemos en pequeños trozos y piezas cada día”.

Por ahora, las cifras de Schroder son de 6,3 puntos, 4,3 asistencias y 39,3 por ciento de acierto desde el campo en 18,8 minutos. El otro informe inicial es igualmente importante: Aunque Schroder puede ser arrogante, él también está dispuesto a aprender y tiene mucha una pasión para jugar. Se trata de un jugador con actitud, no un problema.