Horford y los Hawks luchan tras el día de negociaciones

Justo momentos después de la hora límite para intercambios el jueves, cuando el gerente general de los Hawks, Danny Ferry, salió del cuarto de guerra del equipo sin grandes cambios que reportar, él dio un motivo razonable por el cual los Hawks no hicieron ningún movimiento grande ese día.

Su explicación tras no haber negociado a Josh Smith, quien ha sido motivo de de los rumores de intercambios más grandes antes de la fecha límite de trasferencias, probablemente parecieron un cliché para la gran mayoría.

Pero Ferry solamente dijo la verdad— como él la ve— cuando explicó su caso.

“Estábamos en una situación inusual con el contrato de Josh, pensando en nuestro espacio salarial y flexibilidad en el futuro y sabiendo que tenemos un buen equipo en este momento”, dijo Ferry. “Había un montón de factores que jugaban en esto. El factor principal es que valoramos a Josh. Ha sido un jugador importante para nuestro grupo este año y queremos terminar el año con fuerza. Con suerte, jugaremos bien y seremos un sólido equipo de playoffs en el futuro”".

Ferry no necesariamente se refería al futuro inmediato de los Hawks. Pero los jugadores entendieron el mensaje después de que nada pasara el día límite de trasferencias. Han ganado tres juegos seguidos desde esa fecha, seis de los últimos siete y ahora están igualados en el cuarto lugar con los Brooklyn Nets en la lucha por los playoffs de la Conferencia Este.

Al Horford, todavía dolido por no haber sido llamado al Partido de las Estrellas, lleva su mejor racha al conseguir más de 20 puntos (23) por sexta ocasión consecutiva y atrapó la mejor cifra de rebotes en su carrera, 22, el lunes en la victoria contra los Detroit Pistons. Smith sumó 23 puntos, Jeff Teague 20 y 12 asistencias y jugadores de reparto como Kyle Korver (15 puntos) y Devin Harris (11) volvieron a ayudar desde el banco de suplentes.

Los Hawks están jugando con la misma energía que tenían a principios de esta temporada. Impulsado por las dudas que quedaron después de las salidas de Joe Johnson (Brooklyn) y Marvin Williams (Utah) antes del inicio de la campaña, los Hawks iniciaron bien la competencia desde temprano, logrando grandes triunfos fuera de casa ante Oklahoma City y Memphis en las primeras semanas.

Tuvieron problemas en enero mientras crecían los rumores de posibles intercambios alrededor del equipo y al mismo tiempo perdieron a Lou Williams, la gran adquisición del equipo en la pretemporada, quien se perderá el resto de la campaña por una lesión en la rodilla.

Pero como lo han hecho varias veces en las últimas seis temporadas, los Hawks siguen haciendo lo que todos piensan que no podrán, que es luchar contra la corriente. El entrenador Larry Drew ha realizado un trabajo impresionante para que el equipo se mantenga fuerte con una nómina llena de jugadores que seguramente no están en los planes de los Hawks de cara a un futuro lejano.

Esa tenacidad/resistencia es parte de lo que hace este grupo poco ortodoxo algo tan intrigante.

“Estamos jugando con una ventaja”, dijo Smith a la prensa tras la victoria ante los Pistons. “Estamos jugando con confianza. Cuando jugamos con la confianza que mostramos últimamente y cuando nos divertimos en la cancha, es fantástico hacer parte de este grupo”.

Mantener a Smith por el resto de la temporada y, quizás, un poco más allá, será uno de los objetivos principales de Ferry en las próximas semanas o meses. Hubo varios jugadores para intercambiarlo que le propusieron a los Hawks, nombres como Paul Pierce y Amar’e Stoudemire estuvieron por allí, pero nada que incluyera el paquete de activos que estaba buscando Ferry a cambio de entregar a un jugador tan valioso como Smith.

“Uno mide todo cuando hay que tomar decisiones en cuanto a la nómina y si se deben o no hacer intercambios”, afirmó Ferry. “Entiendo a la gente de los medios, a los bloggers y a los fanáticos de la NBA, que estaban muy enfocados en una negociación de Josh en Atlanta. Pero hablamos de varias cosas diferentes. Hicimos un par de cosas distintas. Medimos lo positivo y negativo de cada una de las oportunidades que tuvimos y con la situación que vivimos ahora, pensamos que la mejor opción era mantener nuestro camino, basados en algunas cosas que estamos buscando”.

Nada diferente a una oportunidad es lo que están buscando los Hawks ahora mismo. Están a dos juegos de los New York Knicks en la lucha por el tercer lugar en la Conferencia Este y apenas a 2 y medio de los Indiana Pacers, que están segundos. Los Miami Heat tienen una cómoda ventaja sobre el resto.

Pero ese segundo lugar es muy posible de obtener en los próximos dos meses. Y los Hawks estarán en medio de esa pelea, como lo han demostrado últimamente.