En esta clase de agentes libres, los hombres grandes (no los grandes nombres) mandan

Podemos llegar al menos a una conclusión, sin duda, acerca de la clase de agentes libres este verano: Ninguno tendrá su propio show para elegir a donde se va.

Y ese tiene algo de bueno y de malo.

Nene será uno de los agentes libres más atractivos del mercado.
NBAE/Getty Images
No hay ningún LeBron James en el mercado – ni siquiera cerca – lo cual significa que al actual grupo de agentes libres les falta ego y talento comparado con el de la clase del 2010. No hay jugadores que cambien un partido por sí mismos, ni jugadores franquicia, nadie que deje nerviosa a una ciudad entera si decide tomar sus maletas e irse a otro lugar.

Bien, J.J. Barea tuvo una gran temporada en Dallas. Pero los muchachos estarán con demasiada resaca tras la fiesta de campeonato como para notar su ausencia si se va de la ciudad.

No es un mercado lleno de gente, y cuando eso sucede, los hombres grandes tienden a ser sobrevalorados y, por ende, terminan con un salario mejor del que merecen. (Los gerentes generales saben que pueden conseguir a un jugador de 2,00 metros en cualquier verano). Entonces nuestro listado de agentes libres está llenos de hombres grandes:

10. DeAndre Jordan (Restringido)

Es un hombre de 2,13 metros 11, de apenas 23 años y tuvo un partido en el que logró 20 rebotes la temporada pasada con los Clippers. Hubo momentos (no muchos) en los que fue el mejor hombre grande en la cancha con los Clippers, quienes lo ven como un potencial reemplazo de Chris Kaman, quie ahora está en posibles vías de negociación. Jordan y Blake Griffin conforman un joven, poderoso y prometedor dúo. Ágil y atlético, un hombre como Jordan habría sido una de las elecciones de la lotería la semana pasada. Podría tener grandes ofertas pero algunos equipos están preocupados por su ética de trabajo, pues temen que se calme al tener un gran contrato. Además, no tiene un gran historial como titular, entonces Jordan aún no ha podido demostrar ser un jugador de primer nivel.

9. Yao Ming (No restringido)

Ya no es considerado un jugador franquicia, no después de todas las cirugías y temporadas perdidas. Ha jugado apenas cuatro campañas completas en su carrera, solamente cinco encuentros desde el 2009 y ahora tiene 30 años. No hay garantías de que pueda volver a jugar nuevamente, mucho menos de que logre disputar más de 30 minutos y lidiar con las demandas físicas que exige estar en el poste bajo. Pero si logra estar saludable, no lo olviden, él mide 2,28 metros. En una liga a la que le falta pívots de calidad, Yao sigue estando en el radar de muchos. Desde que el equipo no tenga que depender de él podría ser la pieza faltante para muchos equipos.

8. J.R. Smith (No restringido)

Un sexto hombre ideal que puede anotar (la cifra máxima de su carrera es de 45 puntos) y nadie duda que Smith tiene las habilidades que muchos equipos pueden utilizar. Está cortado con el mismo molde de Jamal Crawford y Jason Terry, jugadores que instantáneamente pueden cambiar el rumbo de un partido y crear un infierno para el conjunto rival. Pero también tiene un historial accidentada y un alto costo para mantenerlo. Cualquiera que fiche a Smith debe aceptar el paquete completo. Para un equipo candidato al título, debido a lo que brinda desde el banquillo, debe tener en cuenta de los dolores de cabeza que pueda causar.

7. Greg Oden (Restringido)

¿Será que los Blazers permitirán que Oden se marche si alguien les hace una buena oferta? Primero, los Blazers deben hacerla un ofrecimiento tentador, algo que se espera. Y luego comienza el drama para todos. Es una situación de riesgo para cualquier equipo que contemple dicha oferta, porque Oden puede ser un hombre sólido tomando rebotes y muy bueno dando tapones. Además, debe mejorar en su ofensiva y, debido al poco tiempo de juego que ha tenido, esa área necesita más tiempo para desarrollarse. Obviamente, el gran problema es su salud; luego de dos grandes cirugías, ¿será que su cuerpo es lo suficientemente confiable para darle un gran contrato? Seguramente los equipos preferirán esperar y ver lo que pase el verano siguiente.

6. Jamal Crawford (Sin restricción)

En los últimos tres años, únicamente Jason Terry ha podido ser rival de Crawford como el mejor sexto hombre de la liga. Crawford brinda buenos puntos desde el banquillo y no tiene miedo de tomar lo disparos más importantes de un partido. Lo malo es que hay noches en la que solamente acierta 4 de sus 15 lanzamientos. Pensó que tendría estabilidad en Atlanta hasta que los Hawks pusieron en espera las conversaciones sobre su contrato el verano pasado. Crawford es quizás el jugador no grande más atractivo del mercado, porque brinda gran carácter y energía, aunque los equipos se preguntan si sus mejores años quedaron atrás.

5. Kris Humphries (Sin restricción)

Tras siete temporadas muy calmadas, Humphries disfrutó un gran momento en la campaña 2010-11, dentro y fuera de la cancha. Nada puede mejorar el hecho de atrapar 10,4 rebotes por partido y a Kim Kardashian. Tiene apenas 27 años y quizás finalmente haya alcanzado su límite con los Nets. Posiblemente nunca sea un anotador pero si los equipos creen que pueden seguir tomando esa cantidad de rebotes, entonces Humphries atraerá el mismo número de miradas que tiene su prometida. Sin embargo, hay algunas banderas rojas en su camino. Jugó para un mal equipo y por eso sus rebotes fueron abundantes. Además, ¿no sería este éxito algo de una sola temporada? Con los equipos mirando de cerca sus cuentas, Humphries quizás no reciba la cantidad de dinero que le dieron a un jugador como él hace cinco años.

4. Marc Gasol (Restringido) Con todo el ruido que hizo en su inesperada buena campaña en los playoffs, los Grizzlies dicen que planean hacer todo lo que puedan para retener a su fornido pívot. Por un lado, eso tiene todo el sentido del mundo. Gasol es el complemento perfecto para Zach Randolph, quien fue sacado del mercado de agentes libres tras una gran extensión de contrato y uno se pregunta cuánto sufriría Z-Bo si Gasol se va. Además, ¿por qué los Grizzlies ahorrarían de un momento a otro tras ganar esa buena reputación en Memphis hace dos meses? No obstante, éste sigue siendo un equipo con mercado pequeño que le dio mucho a Z-Bo, Rudy Gay y Mike Conley en los últimos 12 meses. No hay forma de que retengan a O.J. Mayo, pero sí a Gasol, a menos de algún club ofrezca el dinero que dieron por Pau (algo que no parece posible). 3. Tyson Chandler(Sin restricción) Hace cerca de unos 18 meses casi nadie quería a Chandler. Tenía problemas de lesiones y era un pívot unidimensional, pues nunca desarrolló nada en la ofensiva. Sin embargo, es increíble lo que una sólida postemporada y un campeonato pueden hacer. De repente, Chandler se volvió un hombre mucho más deseado. Reemplazó en la titular a Brendan Haywood, quien se suponía era el hombre grande del momento en Dallas, y los Mavericks nunca miraron atrás. Aún puede hacer dos movimientos decentes seguidos con el balón, sabe taponar balones y, en algunas ocasiones, tomar rebotes. En el sistema correcto, Chandler sería un gran activo y quizás la pieza que hace falta para un candidato al título; al menos eso fue para los Mavericks, quienes seguramente se las arreglarán para retenerlo tras negociar con jugadores como Erick Dampier y Shawn Bradley. 2. David West(Sin restricción) O bien los Hornets le dan más dinero de lo pensado a West para tratar de convencer a Chris Paul de que se quede hasta el próximo verano, o lo dejarán ir y comenzarán un proceso para sopesar con las ofertas por Paul. West viene de ser operado de una rodilla pero ha hecho lo suficiente en la NBA para que los equipos no se preocupen de eso si pasa las pruebas físicas. Un jugador de 2,13 metros con buen movimiento de pies y gran toque elevará el nivel de un equipo normal, o convertirá un buen equipo en un candidato. Es fácilmente el hombre grande más habilidoso del mercado y es de gran valor. Pero no más de lo que se ofrecerá por Paul el próximo verano. 1. Nene (Restringido) Siguen en su mejor nivel a sus 28 años, es un hombre grande que promedió doble-dobles (14 puntos y nueve rebotes la temporada pasada) y que estuvo cerca de ser llamado al Partido de las Estrellas. Pude jugar como pívot o delantero poder y esa flexibilidad es lo que hace más atractivo a Nené. Los equipo sin presencia en la zona pintada lo buscarán para llenar ese vacío y los que tienen jugadores sólidos en el poste bajo lo verán con una pieza complementaria. Nené siempre ha sido un enigma para los busca talentos de la NBA scouts; algunos piensan que debería tener más habilidades en este momento. Otros afirman que es muy constante y que estaría feliz sin pedir cosas fuera de lo razonable. En un verano en el que no hay muchos grandes agentes libres, es interesante ver que el premio más grande no tenga un gran nombre, solamente uno. Los segundos 10: Glenn Davis (Sin restricción), J.J. Barea (Sin restricción), Tayshaun Prince (Sin restricción), Carl Landry (Sin restricción), Aaron Brooks (Restringido), Thad Young (Restringido), Reggie Evans (Sin restricción), Rodney Stuckey (Sin restricción), Nick Young (Restringido) y Caron Butler (Sin restricción).