Durant tiene que cavar profundo para encontrar lo que se necesita para que Oklahoma City

Por: Isiah Thomas

¿Será que Kevin Durant nunca llegaráa de nuevo a las Finales de la NBA con Oklahoma City?

Durant es ampliamente reconocido como el segundo mejor jugador de la NBA. Si LeBron James es el número uno, Durant es el 1A en la mente de muchas personas. Entonces, ¿cuál es la diferencia? James busca su tercer título consecutivo. Y Durant sigue buscando su primero.

Pero hay más que eso. James está obsesionado con ganar y ser conocido como el mejor de la historia. Kobe Bryant, que está recuperándose de una lesión en el Talón de Aquiles, busca su sexto campeonato y todavía está obsesionado con ganar. (Tan obsesionado, de hecho, que la temporada pasada, momentos después de la trituración el tendón de Aquiles y muerto de dolor en la cancha, él caminó con cautela a la línea de tiros libres y con dolor hizo los dos tiros libres.)

Los competidores como James y Bryant tienen una obsesión, una sed insaciable de ser el mejor. A pesar de horas de entrenamiento y preparación, la obsesión hace que pasen noches sin dormir llenos de dudas sobre sí mismos, haciéndose preguntas. ¿Realmente podemos ganarlo todo?

Para los “mejores” jugadores de la liga, la forma en la que se responde a esa pregunta determina su destino. Si un jugador de verdad cree que puede ser un campeón, la obsesión de ser el mejor se convierte en su mejor amigo. La obsesión le hará cambiar la forma en la que come, duerme y piensa. La obsesión cambiará cada relación que tiene en su vida. La obsesión lo llevará a ganar.

Durant y los Thunder perdieron contra James y el Heat de Miami en las Finales de la NBA hace dos temporadas, a pesar de que el equipo de la ciudad de Oklahoma tenía su propia versión del ‘Gran Trío’ y ni siquiera lo sabían! A nosotros, como aficionados al baloncesto, nos hubiera encantado ver al joven ‘Gran Trío’ compuesto por Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden tratando de destronar el ‘Gran Trío’ de los Miami Heat de James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Pero Harden fue cambiado de equipo antes de que comenzara la temporada pasada y los San Antonio Spurs ganaron el Oeste, perdiendo ante los Heat en una clásica serie de las Finales que se definió em siete juegos.

¿Podrán Durant y los Thunder llegar de nuevo a la final esta temporada?

He visto jugar a Durant desde la escuela secundaria. Ha mejorado cada año, y este no es la excepción. Él es mejor jugador. ¿Pero es su grandeza suficiente? ¿O Durant será uno de esos jugadores que se da el lujo de tener una carrera sin peso, sin la fuerza para lidiar con las expectativas y presión de ganar un campeonato?

Durant hace milagros cada vez que entra en la cancha con el balón en sus manos. Nunca hemos visto a nadie en la NBA con su tamaño (6 pies y 11 pulgadas) y que combine su conjunto de habilidades de tiro, pase y manejo de balón. Durant es un jugador que hay que ver la televisión.

¿Pero cuándo Durant conseguirá ese campeonato de la NBA que debe ganar?

La única manera en que va a ganar es creyendo que nunca va a conseguir el campeonato. Él posiblemente nunca jugará en un equipo con tanto talento como en el que jugó hace dos temporadas y que llegó a las Finales de la NBA. Westbrook, Harden y Durant podrían haber pasado a la historia como posiblemente el mejor trío perimetral de la historia. Durant probablemente sabe que no importa cuán talentoso sea como anotador o lo dominante que sea en su posición, pues eso podría no ser suficiente. Él sabe que se necesita un equipo con talento para ganar un campeonato - no sólo dos jugadores talentosos.

Ganar un campeonato de la NBA será la hazaña más difícil de conseguir en la carrera deportiva de Durant. Necesitará toda su pasión, emoción y habilidad. Necesitará una obsesión por ganarlo todo.

“Yo no voy a permitir eso se meta en mi mente”, dijo Durant recientemente al diario The Oklahoman acerca de su lucha por ganar el campeonato. “Quiero decir, por supuesto que quiero ganar, pero yo no estoy obsesionado con eso. Trabajaré para ayudar a mi equipo, pero no me voy a obsesionar con eso porque es allí cuando me comprometo, y la mayoría de las veces eso no me sale bien”.

Si Durant quiere ganar un campeonato, él tendrá que cambiar. James está obsesionado. Bryant está obsesionado. Yo entiendo esa obsesión muy bien, después de haber ganado dos campeonatos consecutivos.

Los dejo con esta frase dicha por el gran el entrenador, que entró al Salón de la Fama, de los Empacadores de Green Bay, Vince Lombardi: “Ganar no es una cosa que pasa veces, es una cosa que debe pasar todo el tiempo Tú no haces las cosas bien de vez en cuando, las haces bien todo el tiempo. Ganar es un hábito, desafortunadamente también lo es perder”.

Personalmente haré fuerza para que Kevin Durant gane un campeonato “por cualquier medio que sea necesario”.

Isiah Thomas: Fue la segunda selección en el Draft de la NBA de 1981 y está en el Salón de la Fama. Él es un 12 veces All-Star que jugó toda su carrera en la NB con los Detroit Pistons, llevándolos a ganar campeonatos consecutivos en 1989 y '90. Ganó dos veces le premio MVP del Partido de las Estrellas y fue el MVP de las Finales de la NBA en el ‘90. Thomas también ha sido propietario, ejecutivo y entrenador en la NBA. Ahora analista de NBA TV y es un colaborador habitual de NBA.com.