Llevar a casa el título de la liga y premio MVP en la misma temporada no es nada fácil

Tengan cuidado con lo que desean.

De lo últimos 40 jugadores en haber ganado el premio MVP, solamente 13 – y ninguno desde Tim Duncan en 2003 ha logrado ganar el título de la liga.
NBAE/Getty Images
Mientras La Carrera termina otra temporada, sellando sus favoritos para ganar el premio a Jugador Más Valioso de la NBA en el 2011, nos sentimos como los padres en un día de graduación, enviando a nuestros hijos el mundo real. Es una mezcla de orgullo y descanso por un trabajo bien hecho y con la inquietud de saber que el mundo puede ser un lugar muy duro y frío.

Nada puede arruinar más una temporada mágica y la candidatura al premio MVP que una abrupta y prematura eliminación en la postemporada. Incluso la estrella más egocéntrica se encontrará con un corazón que no sabía que tenía, prefiriendo primero el éxito del equipo que el individual. Para aquellos que realmente colocan los campeonatos por encima de los premios personales, haber llegado "al final" no los hace pensar mucho en trofeos cuando la verdadera meta es un anillo.

Pero aún así sucede todo el tiempo. De lo últimos 40 jugadores en haber ganado el premio MVP, solamente 13 – y ninguno desde Tim Duncan en 2003 – han podido lograr el trofeo y un mes más tarde refrendar eso con un título de la NBA. Considerando la preselección involucrada, ese premio MVP se ha dado casi exclusivamente a los equipos que han tenido muy buenas temporadas, el hecho de que 27 de los ganadores no hayan podido ser campeones tras el premio es algo que deja mucho para pensar.

No obstante, este es un problema de correlación. Ser proclamado MVP por lo realizado en la temporada regular no tiene nada que ver, necesariamente, con ayudar a que un equipo gane el anillo. Desde que Michael Jordan comenzó a lograr ambas ambiciones en la década de los noventas, logrando ser el MVP de la temporada y el MVP de las finales cuatro veces durante las seis campañas en las que su equipo logró el campeonato, únicamente Duncan (2003), Shaquille O'Neal (2000) y Hakeem Olajuwon (1994) lo han conseguido.

Pero los MVP no solamente tienen problemas ganando títulos, ellos sufren demasiado simplemente para llegar a las finales. Solamente seis MVP desde 1971 terminaron como subcampeones: Kobe Bryant (2008), Allen Iverson (2001), Karl Malone (1997), Charles Barkley (1993), Magic Johnson (1989) y Kareem Abdul-Jabbar (1974). Entonces, al ver los últimos 40 ganadores del premio, hay un 42,5 de posibilidades de salir de la postemporada durante o antes de las finales de conferencia.

Sin embargo, los principales candidatos no llegan a donde están sin haber superado desafíos fuertes. Y mucho menos el guardia de los Chicago Bulls Derrick Rose.

Rose fue el ganador al llegar a la meta de La Carrera en la campaña en la edición 2010-11, perseguido muy de cerca por sus siguientes dos o tres competidores. El armador de tercer año – que ahora está en camino de ser el MVP más joven en la historia de la NBA, considerando que cumplirá 23 años en el 4 de octubre próximo – brilló en unos Bulls que seguramente terminarán como primera siembra en la Conferencia Este.

Rose logró esto con su liderazgo, grandes jugadas y humildad. Y también lo hecho con sus estadísticas, aunque algunos fanáticos de los números dirán que Rose no merece quedarse con el trofeo Podoloff. Está cerca de convertirse en el séptimo jugador en la historia de la NBA en finalizar con al menos 24,0 puntos, 4,0 rebotes y 8,0 asistencias por partido, uniéndose con a Oscar Robertson, Wilt Chamberlain, Jerry West, Michael Jordan, Gary Payton y LeBron James. Es el único jugador entre los 10 mejores en puntos y asistencias.

Ah, y en términos de como le ha ido a su club, los Bulls no han perdido tres juegos seguidos esta temporada. Su marca luego de que el club sufra una derrota es de 16-4. Además, con toda la ayuda que ha recibido por parte del entrenador Tom Thibodeau y de la dura defensiva de Chicago, Rose ha tenido que llevar el peso de los Bulls durante gran parte de la campaña tras las lesiones y largas ausencias de Joakim Noah y Carlos Boozer, el segundo y tercer jugador más importantes del equipo.

Por esto, acá está el listado final de La Carrera al premio MVP en la temporada 2010-11 (y sí, del número 1 al 5 aparecerán al menos en una balota oficial en este orden):

1. Derrick Rose, Bulls (58-20)
Lugar la semana pasada- 1
La resistencia parece ser en vano – y en este punto, es como luchar contra la corriente, ser indulgente y decir algo embarazoso. Cuando algunos alegan y dicen que lo que ha hecho Rose en la campaña 2010-11 no lo debería ubicar más arriba del sexto lugar en una balota de votación con cinco opciones, esas personas están imaginando un premio que no existe. Vayan y compren un trofeo, pongan un nombre y escriban lo que quieran. Pero no lo llamen MVP.

2. Dwight Howard, Magic (50-29)
Lugar la semana pasada- 2
Podemos coincidir con Stan Van Gundy en que ningún jugador en la liga esta temporada fue tan influyente en un mayor número de posesiones como Howard, una estadística que engrandecen los que lo apoyan. Pero teniendo en cuenta que los Magic terminaron cuartos en el Este, él no ha influido en la cantidad de partidos suficientes (que nos son más que una suma de posesiones).

3. Kobe Bryant, Lakers (55-23)
Lugar la semana pasada- 3
"Si L.A. termina primero [tenían marca de 16-1 tras el Partido de las Estrellas], Bryant será duro de ignorar en esta Carrera". Eso fue lo que se dijo la semana pasada en este espacio. Desde entonces: marca de 1-3. La estrella de los Lakers no está siendo ignorado acá – el tercer lugar es algo muy bueno – pero con el equipo y el entrenador que tienen, las expectativas se cumplieron pero no fueron superadas. Y eso de que "Kobe tiene solamente un premio MVP" no puede ser motivo para darle el premio por lo hecho en una temporada. El premio "MVP por lo hecho durante su carrera" no existe – eso se llama entrar al Salón de la Fama.

4. LeBron James, Heat (54-24)
Lugar la semana pasada- 4
Los críticos que se aferraron a la derrota de los Heat ante el ya eliminado equipo de Milwaukee, con Dwyane Wade sentado todo el partido, no fueron muy justos al tomar este choque como ejemplo para La Carrera. Lo más convincente es que, mientras los seguidores de Miami siguen discutiendo quien entre James y Wade merece ser candidato al premio MVP, James, Wade y Chris Bosh han respaldado públicamente a Rose. James sabe que sus dos temporadas previas fueron más especiales y más merecedoras del galardón que esta.

5. Kevin Durant, Thunder (52-26)
Lugar la semana pasada- 6
Este fue un lugar muy difícil de escoger, especialmente porquees el último que hay en la balota de votación del MVP y eso es un gran peso. Durant, el casi fijo ganador del premio MVP para muchos antes de iniciar la temporada regular, ha estado lanzando bastante en los choques más recientes – acertó 38 de los 92 (41,3 por ciento) esta semana y promedió 27,3 puntos por partido-- en camino a su segundo título seguido como máximo anotador de la liga.

6. Dirk Nowitzki, Mavs (53-25)
Lugar la semana pasada- 5
No hubo mucha presión al final por parte de Dirk o su equipo para ganar el MVP, lo cual está bien dadas las ambiciones de Dallas de jugar hasta finales de mayo y comienzos de junio. Pero si no logran que Nowitzki afine su precisión con sus tiros de campo y que anote más, parece que no tendrán una oportunidad (los Mavs tienen marca de 36-13 cuando él marca al menos 20 puntos).

7. Dwyane Wade, Heat (54-24)
Lugar la semana pasada- 7
Parece que Wade y James tenían razón cuando afirmaron que estar juntos en un mismo equipo afectaría sus posibilidades de ganar el premio MVP. La mayoría de los principales candidatos – piensen en Rose o Howard – enfrentan esta realidad todas las noches: "Si yo no lo hago esta noche, nadie más lo hará". Las dos estrellas de los Heat, estando al lado del otro, sabían la presión que tendrían hasta el final de la temporada regular, pero tendrán libertad de ahora hasta julio. Eso los hará grandes candidatos para ganar el trofeo Larry O'Brien pero no el Maurice Podoloff.

8. Manu Ginobili, Spurs (60-19)
Lugar la semana pasada-
Ya que estamos en los lugares ceremoniales, le daremos un gran aplauso a Ginóbili, quien tuvo gran responsabilidad en el cambio de dinámica de equipo que vivieron los Spurs esta temporada. Seguro, él ha ayudado. Seguro, sus estadísticas muchas veces se ven como las de un buen jugador y nada más. Pero tener la mejor marca de la liga no podría materializarse si San Antonio no tuviera a un jugador tan decisivo en la cancha para ayudar al entrenador Popovich y al resto de su club.

9. Russell Westbrook, Thunder (52-26)
Lugar la semana pasada- 8
Nadie le pedían que fuera Derrick Rose, no ha sido Rose y no es Rose, entonces dejemos a un lado las comparaciones. Es un atleta increíble, un maravilloso compinche y que aún tiene mucho por mejorar. Pero hacer que su equipo mejore y que él pueda subir en este listado es una tarea para la campaña 2011-12, no para la actual.

10. Pau Gasol, Lakers (55-23)
Lugar la semana pasada-
Si las duplas de Miami y Oklahoma City merecen ser consideradas en este listado, ¿cómo no colocar a la de los Lakers? Las habilidades de Gasol y la capacidad de Bryant para jugar con él (casi siempre) son inseparables para lo que L.A. ha conseguido y le falta por obtener. Odom ganará el premio como Mejor Sexto Hombre porque Gasol sigue siendo el titular. (Tranquilo, LaMarcus Aldridge, te irá mejora en las balotas del premio al Jugador que Más Mejoró en la NBA.)