Anthony renovará con los Knicks y los Nuggets felices con lo conseguido



Redacción EE.UU., 21 feb (EFE).- El interminable traspaso del alero Carmelo Anthony tuvo un final feliz para todas la partes, incluido el jugador, pero sobre todo para los dos equipos implicados como son los Knicks de Nueva York, que consiguieron sus servicios, y los Nuggets de Denver una gran compensación.

Anthony, de 26 años, ya es jugador de los Knicks.
NBAE/Getty Images
Anthony, de 26 años, ya es jugador de los Knicks y su primera gestión con el nuevo equipo será firmar la renovación por tres temporadas y 65 millones de dólares, que los Nuggets le tuvieron todo el tiempo sobre la mesa, pero no quiso aceptarla si no era traspasado.

Si como se espera, los 12 jugadores que han entrado en el traspaso superan los respectivos exámenes médicos, Anthony podrá disputar el miércoles su primer partido con los Knicks cuando se enfrenten a los Bucks de Milwaukee en el Madison Square Garden.

Aunque Anthony, que la pasada noche mientras se daba a conocer de manera extra oficial su traspaso se encontraba en Los Ángeles, grabando un programa de televisión, no ha hecho ningún declaración oficial, su agente Leon Rose reconoció que estaba muy feliz.

"Me siento extremadamente feliz por 'Melo'", declaró Rose. "Apreciamos a la organización de los Nuggets todos los esfuerzos que han hecho para ayudar a que Melo pudiese ir traspasado a Nueva York".

Rose destacó que "Melo" estaba también muy ilusionado y emocionado de al final tener la gran oportunidad de poder jugar con los Knicks, el equipo de su ciudad natal.

Mientras que los Nuggets también están muy "satisfechos" y "agradecidos" por la gran compensación que han recibido a cambio de la salida de Anthony.

Nada menos que a cuatro jugadores que aportan 50 puntos por partido, son jóvenes y con un estilo que gusta muchísimo al entrenador George Karl.

Se trata de los aleros Wilson Chandler, el italiano Danilo Gallinari, el base Raymond Felton y el pívot ruso Timofey Mozgov, tres selecciones en el sorteo universitario -una primera ronda y dos de la segunda-, además de tres millones de dólares en metálico.

Los Nets de Nueva Jersey, que también estuvieron hasta el final en la pugna por Anthony, ya le han solicitado a los Nuggets el traspaso de Felton y Mozgov a cambio de derechos para el sorteo universitario, pero el gerente general del equipo de Denver, Masai Ujiri, dijo que ningún jugador de los nuevos se iba a ir.

"Estamos muy ilusionados con los jóvenes jugadores que hemos conseguido", destacó Ujiri. "Aunque hemos perdido a un gran jugador como Carmelo (Anthony) y otro fantástico como Chauncey Billups, un profesional excepcional y líder de nuestro equipo".

Junto a Anthony, los Nuggets también enviaron a Billups, al ala-pívot Shelden Williams, el alero de origen puertorriqueño Renaldo Balkman y al base-escolta Anthony Carter.

Ujiri tiene razones para no dejar ir al pívot ruso Mozgov, al margen de las deportivas, ya que su agente Bouna Ndiaye es un buen amigo suyo.

Otro cliente de Ndiaye, que Ujiri estaba interesado en conseguir, es el alero francés Nicolas Batum, de los Trail Blazers de Portland, que se negaron a traspasarlo.

"Hemos conseguido unos cuantos jugadores jóvenes, que son buenos y estamos muy ilusionados", reiteró Ujiri. "Los cuatro jugadores son piezas claves. Todos ellos. Estoy seguro que vamos a disfrutarlos con el equipo".

Ujiri dijo que los nuevos jugadores han demostrado que saben trabajar duro en el campo y eso es algo muy importante para la filosofía del equipo.

"Son trabajadores, con grandes cualidades y no tengo ninguna duda que van a encajar a la perfección en el esquema de nuestro entrenador Karl", destacó Ujiri. "Luchamos por conseguir su traspaso porque queremos que formen parte del futuro de los Nuggets de Denver", agregó.

Mientras que los Knicks también confirmaron que habían enviado a los Timberwolves de Minnesota al pívot Eddy Curry y al ala-pívot Anthony Randolph a cambio del escolta Corey Brewer.