Latinoamericanos en el Draft


Por Julián Mozo, Periodista Invitado

El pasado...
Es curioso, pero con los dos me pasó lo mismo y en el mismo lugar. Necesité ver una sola jugada de ellos, una volcada para ser más preciso, para darme cuenta de que estaba en presencia de dos fenómenos con un futuro fulgurante. Y, lo más increíble, es que aquellos dos momentos que siempre me vienen a la mente sucedieron en el Héctor Etchart, el estadio que el Club Ferro Carril Oeste tiene en el barrio de Caballito en la Capital Federal (Argentina).

Uno es de tez blanca, el otro de tez morena. Uno es argentino, el otro brasileño. Juegan en la misma posición, pero poseen estilos diferentes. Sin embargo, aquella casualidad los une tanto como su futuro en la NBA. Se trata de Luis Scola y Maybner "Nenê" Hilario, los dos latinoamericanos que seguramente serán seleccionados en el draft que se realizará en el Madison de Nueva York.

Lo de Scola sucedió hace casi siete años. Jugaban Ferro y Pico FC por la liga argentina. Un chico espigado, usando la camiseta 4, tomó la pelota en el lado derecho, penetró entre todos, pasó bajo el aro y la volcó de espaldas con una sola mano. El “uhhhhhh” retumbó en el estadio y los pocos que esa noche estábamos allí nos dimos cuenta de que ese pibe estaba para cosas grandes. Tenía 16 años y apenas era conocido como el hijo de Mario, un ex jugador de la década del 70.

Hoy, con 22, este porteño acaba de salir campeón de la liga española con Tau Cerámica, de ser elegido el mayor talento joven de Europa - superó al esloveno Bostjan Nachbar -, y está a las puertas de ser el argentino que más alto es seleccionado en el draft. Los otros cuatro fueron Jorge González, Hernán Montenegro, Marcelo Nicola y Emanuel Ginóbili, quien seguramente será en la próxima temporada el tercer compatriota en jugar en la mejor liga del mundo (con San Antonio).

Lo de Nenê ocurrió el año pasado en el torneo Súper 4. Venía de brillar en el Sudamericano y como quería verlo personalmente fui temprano para ver Brasil - Lituania. Y de entrada me dejó con la boca abierta, cuando superó a su marcador y terminó volcando la pelota con una ferocidad que nunca había visto en un pibe de... 18 años.

En su debut con la Selección jugó como un veterano y resultó clave en el segundo puesto de los brasileños en el Premundial. Medio año después abandonó Vasco da Gama por falta de pago y desde hace tres meses se encuentra en Cleveland entrenándose y realizando pruebas privadas con los equipos. Y hoy, a días del draft, promete ser el latinoamericano que más alto será elegido en la historia.

El Presente...
Scola viene de completar su mejor temporada en España. Luisito firmó por cinco temporadas con Tau en 1997, pero para la 98/99 fue cedido al Gijón, donde se convirtió en el jugador más joven de la historia en ocupar plaza de extranjero. Con sólo 19 años soportó la presión y salvó del descenso a un equipo mediocre.

Volvió al Tau e impresionó a todos enseguida. Tanto que fue elegido como el novato de la temporada. En julio, previo a la campaña que acaba de finalizar, descolló en el Mundial Sub 22 y terminó como el goleador. A partir de septiembre empezó su consagración como figura de su equipo y de Europa.

Este ala pivote de 2.06m fue el mejor sexto hombre en España gracias a que no necesitó muchos minutos para dejar su huella cada partido. Su capacidad de anotación es fuera de lo común. Lo prueba es el promedio de 14.6 puntos en sólo 23.6 minutos. Anotó ante los mejores internos de Europa por su variedad de recursos y gran capacidad para leer el juego.

En el poste bajo utiliza sus movimientos de pies e inteligencia para poner el cuerpo. Anota por debajo y también por encima de los rivales, de una manera similar a como lo hacía Kevin McHale con los Celtics en los 80. Para su posición y talla, tiene buen manejo de balón y manos seguras, es casi tan rápido como un alero y corre muy bien el contraataque. Y, lo más importante, está acostumbrado a las presiones y a jugar en un alto nivel.

Maybner "Nene" Hilario.
Es cierto que debe rebotear más (promedia 4.4), tirar mejor los libres (64.6%) y ser más consistente en defensa, ya que se desconcentra por momentos y en otros es proclive a cometer faltas. Pero la conclusión es que Scola es un jugador sin techo. Su progreso ha impresionado año a año y resulta imposible predecir donde llegará.

Ahora surgieron dudas en el ambiente NBA. Dicen que no es lo suficientemente fuerte para marcar un ala pivote y que para alero hoy le faltan velocidad y recursos. En teoría, puede ser que las opiniones tengan asidero, pero mi opinión es que a un jugador hay que medirlo por lo que produce y no por su altura o peso. Con tres nombres me alcanzan para ratificar mi pensamiento: Charles Barkley, Dennis Rodman y Tyrone "Muggsy" Bogues.

Si bien muchos equipos mostraron interés, sobre todo Utah, Orlando, San Antonio, Detroit y Milwaukee, Scola viene cayendo en las últimas semanas en las predicciones y hoy en la mayoría de los sitios lo ubican en los primeros diez lugares de la segunda ronda. ¿La razón? Luis declaró hace dos meses, casualmente cuando su "cotización" comenzó a decaer, que por ahora la NBA no era su prioridad y que prefería quedarse una o dos temporadas más en Europa.

Además, para reafirmar sus palabras, renegoció su contrato con el Tau por más dinero. Como consecuencia, los equipos NBA empezaron a pensar mejor si les convenía utilizar una selección tan alta en alguien que no podrían usar en el corto plazo. Entonces, ahora ven a Scola como en un proyecto a largo plazo y es más factible que el chico termine en segunda ronda.

Nenê, por su parte, posee tanto o más potencial que Scola. Se trata de un niño-adulto con una capacidad fìsica descomunal y un instinto asesino. Tiene características y un estilo similar al de Shawn Kemp cuando estaba en Seattle. También tiene cosas de Keon Clark, Antonio McDyess y Kelvin Cato.

Es veloz para su altura (2.06m) y corre muy bien la cancha, mientras que su fuerza, potencia y ferocidad le permiten tomar rebotes, meter tapones y desequilibrar en el uno contra uno. Todo lo hace cerca del aro. Debe mejorar su técnica y el tiro a media distancia. En defensa es fuerte y agresivo, puede marcar hasta un alero.

También tiene una ética de trabajo admirable. Sabe que el básquet es el medio para ayudar a su familia y lo toma con mucho profesionalismo. Este talento, que fue descubierto y formado por un técnico argentino, Carlos Duro, tiene cautivados a los equipos y las predicciones indican que será elegido entre el puesto 10 y 15, aunque puede sorprender. Milwaukee parece el más interesado, pero es uno de los tantos. Ojo con Cleveland y New York en los puestos 6 y 7, respectivamente.

El Futuro...
Ambos juegan en la misma posición y son latinoamericanos, jóvenes y talentosos. Pero, sobre todo, los une un sueño: triunfar en la NBA. Y con semejante potencial y carácter, los dos pueden lograrlo.

Julián Mozo Julián Mozo es el Redactor de la NBA en el Diario Deportivo Olé de Argentina.
Puedes enviarle tus comentarios escribiéndole a jmozo@ole.com.ar