Blog Squad: Eduardo Schell

Bienvenidos a la sección de Blog Squad en Español, una colección de artículos de opinión, de periodistas, artistas y especialistas en básquetbol alrededor del mundo, quienes han querido compartir sus pensamientos acerca de la NBA. Aquí podrás consultar las columnas de opinión de cada uno de nuestros invitados especiales.

Los puntos de vista expresados en Blog Squad en Español representan únicamente la visión de quienes escriben en ella. No representan la posición de la NBA.com/español, de la NBA o de alguno de los equipos de la liga.

Eduardo Schell
Periodista español, especializado en baloncesto para el diario deportivo MARCA, líder de ventas en España, y su web Marca.com. Participó en el original NBA Blog Squad y trabajó en la Revista Oficial de la NBA en España. Ha asistido a los principales eventos de baloncesto a nivel europeo y mundial y de la NBA. E-mail: eduardoschell@hotmail.com.


La liga en 30 'tweets'
Publicado por Eduardo Schell. Marzo 15 del 2010

LeBron y Gasol
Muchas preguntas en el aire.. a falta de un mes antes de los playoffs
NBAE/Getty Images
Apenas un mes para el inicio de los playoffs. Muchas preguntas en el aire.

CONFERENCIA ESTE

1. Cleveland. A la espera del retorno de Ilgauskas, son los claros favoritos en el Este. LeBron-Jamison-Mo Williams-Shaq, el prometedor Hickson, la sabiduría de Parker, la experiencia del título perdido ante los Spurs, Varejao, West, Gibson, Moon..., aunque excesiva LeBrondependencia.
2.Orlando. Sólida alternativa a los Cavs. Sin Turkoglu, pero con un rejuvenecido Vince Carter. Más expertos y fuertes en casa.
3. Hawks. Podrían dar la campanada y meterse en la final del Este, y eso ayudaría a Joe Johnson a firmar un mejor contrato aun con los ¿Knicks? Buena pinta, pero poa profundidad.
4. Boston. Último tren al anillo. Un acierto la llegada de Michael Finley a los Jurassic Park Celtics. Si todos están sanos, darán guerra. Si uno de los Big Three llega tocado, adiós tren. La experiencia juega a favor.
5. Milwaukee. Una incógnita que estén aquí. Los playoffs son baratos en el Este.
6. Charlotte. Me inquieta el futuro con Jordan al frente tras tantos cambios en los últimos años. Los playoffs son baratos en el Este.
7. Miami. Últimos coletazos de Wade en Miami. Los playoffs son baratos en el Este.
8. Toronto. Pésimo año en lo global, huele a reconstrucción sin Bosh y varios traspasos. Nunca creí que Turkoglu lo fuese a hacer bien. Los playoffs son baratos en el Este. Si Calderón jugase más, les iría mejor.
9. Chicago. Esperando el verano para ver si vienen tiempos mejores. Los playoffs son baratos en el Este.
10. Philadelphia. Esperando a los traspasos del verano. ¿Adiós a Brand, Iguodala y Dalembert? Reconstruir alrededor de Thaddeus Young.
11. New York. Esperando al verano, al ansiado verano de 2010 con LeBron, Wade, Joe Johnson, Bosh y compañía. Me gusta D'Antoni y ver a TMac de nuevo, me ecanta ver a Sergio Rodríguez feliz de nuevo y jugando.
12. Detroit. Año para olvidar.
13. Washington. Reconstrucción total, ¿qué pasará con Arenas?
14. Indiana. Otro año navegando por el desierto, y van...
15. New Jersey.Esperando tiempos mejores tras un año ridículo y pensando si Mikhail Prokhorov se habrá arrepentido.

CONFERENCIA OESTE

1. Lakers. Todos contra los Lakers. Pueden repetir título si las lesiones les respetan. Artest no ha terminado de encajar y el banquillo ofrece menos que en años anteriores. Excesiva dependencia de los tiros ganadores de Kobe y no siempre es fiesta. Receta: hundir más balones a Pau y construir desde ahí.
2. Denver. Fuertes, físicos, duros, impredecibles. Tienen ganas a los Lakers. Ánimo y suerte para George Karl en lo personal.
3. Dallas. Muy fuertes, mejores tras el traspaso de Butler, la gran alternativa en el Oeste aunque flojean en el puesto de center. Muchos recursos, muchas opciones... aunque Carlisle no me gusta.
4.Utah. Fuertes, muy fuertes en casa. Aprietan, pero no ahogan y no me gusta la permanente sensación de fin de ciclo. No entendí el traspaso de Brewer a Memphis.
5. Oklahoma City. Kevin Durant es la evolución baloncestística, el siguiente paso. Me encanta, aspirante a MVP. Equipo joven y con descaro. Muy buena pinta si lo consiguen mantener: Westbrook, Durant, Green, Krstic, Harden... Sefolosha, Ibaka, Collison.
6. San Antonio. Como en Boston, ¿último tren al anillo? Richard Jefferson no termina de encajar y la máquina de Popovich no termina de carburar. El trío Duncan-Ginobili-Parker ya no basta y necesita más ayuda de Hill y Jefferson. Me gusta Blair.
7. Phoenix. Los constantes rumores de cambios no pasan factura, perono es agradable. Merecen más, se les agota el tiempo. Nash, lujazo.
8. Portland. Se ha ido desinflando, no me gustan tanto como al principio, se atascan y Miller no me termina de convencer.
9. Memphis. La gran sensación del Oeste esta temporada, una pena que los playoffs estén muy caros. Demasiados baches. Marc Gasol, brutal. Buena pareja con Randolph. No me gusta Gay.
10. Houston. Permanente reconstucción a la espera de Yao.
11. New Orleans. En caida libre, toca reconstruir.
12. Clippers. Muchos cambios, poca producción, poco sentido, esperando el verano.
13. Sacramento. Intentando encontrar su sitio recordando tiempos mejores.
14. Golden State. Me gustan los equipos de Don Nelson, pero vive en tiempos convulsos. Si hubiese paz...
15. Minnesota. No hay mucho que decir salvo esperar tiempos más felices.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Se apaga la voz de la NBA en España
Publicado por Eduardo Schell. Octubre 20 del 2009

Andrés Montes
Su irrpetible e inconfundible estilo quedará para siempre. Descansa en paz, jugón.
NBAE/Getty Images
La Voz de la NBA en España se ha apagado. Y mira que era difícil. Ésta vez, Andrés Montes se ha despedido para siempre. Ha llegado al final de la escapada. Revolucionó la forma de retransmitir partidos junto a Antoni Daimiel (que inicialmente aportaba el yin al yan, o viceversa) con nocturnidad y alevosía (por la diferencia horaria en España) creando un genero de culto en una cadena oculta, por ser Canal+ de pago, y que luego trasladó al fútbol con su inolvidable tiki-taka en otras sesiones de ocultismo ya que laSexta no se veía en todo el país. Dio igual. Montes se convirtió en un icono casi pop.

Lo comentaba Pau Gasol en MARCA a las pocas horas de conocer la noticia del fallecimiento: “Me enganché a la NBA con Montes, le voy a echar mucho de menos, trascendió al baloncesto y fue alguien determinante para el boom del baloncesto en España”. Lo dice quien era un niño de San Boi, que al igual que otros muchos trasnochaba para ver la NBA divirtiéndose con el combo Daimiel-Montes y que ha acabado haciendo historia conquistando el anillo de la NBA con los Lakers. Cuánta razón tenía Andrés al bautizarle años y años atrás como "E.T". Andrés supo antes que nadie que Pau era un extraterrestre.

Los puristas, los técnicos, los exquisitos y otros más no le perdonaban que confundiese algunos jugadores (sobretodo en el fútbol porque retransmitía casi desde el techo del estadio y no veía bien), que no aportara comentarios técnicos, que estuviese todo el rato poniendo motes y que no hiciese análisis tácticos sobre las defensas en zonas ni los posibles cortes de UCLA Yo, y otros muchos, le estaremos siempre agradecidos por sabernos transmitir el sentido lúdico del deporte, por edulcorarnos la vida a las tantas de la madrugada cuando te peleas con el sueño para no cerrar los ojos en algunos de esos tiempos muertos eternos.

Siempre digo que puede que el mejor baloncesto del mundo no esté en la NBA, pero sí que es la mejor liga del mundo, que es una factoría de entretenimiento y de vender y generar ilusiones. Y Andrés, lo supo captar mejor que nadie. Él, con su singular idioma, que una vez intenté recoger en un diccionario Montes-Español, se dedicaba a vender el “muñeco”, “motos” y “bacaladas” al grito de “tríiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiple” inventándose nuevos vocablos como “jugón” (sólo apto para cracks entre cracks como Jordan, Kobe, McGrady, Carter…) o “pincho de merluza” (tapón) y clasificaba a los jugadores dentro de grupos increíbles como “cicuta mix” (los que protestaban), los de “intendencia”, los de “albañilería” (esos que hacían el trabajo oscuro pero necesario), “estopa mix” (esos que repartían golpes a diestro y siniestro), los de “cortocirtucitos S.L.” … Mientras iba bautizando con motes inolvidables a todos los jugadores, nos daba la bienvenida al "curso baloncestístico" de turno, nos subía a bordo de las "Aerolíneas Jordan" anunciando que "el vuelo duraría 82 partidos de Liga Regular y lo que hubiese de playoffs", nos recordaba una y otra vez la "Ley de Shaq y el artículo 34 por el que hacía lo que le daba la gana" y no paraba de preguntarle a Daimiel "por qué todos los jugones sonríen igual".

Todo esto y más, a las tantas de la madrugada hora española ataviado con un chaleco inigualable, una pajarita singular y unos zapatos que no se veían pero que era de pret a porter. Es el único presentador que conozco al que no le gustaban que le vistiesen, él iba vestido de casa. “Schell, vestido soy un gentleman, desnudo un chimpancé”, me dijo muchas veces.

Él también narró los éxitos recientes de la selección española de baloncesto (medalla de oro en el Mundial de 2006, la plata europea de 2007 y el oro de 2009 al grito de “el oro no está en Moscú, está en Polonia –cuánto te añoramos en los Juegos de Pekín, Andrés-) bautizando a todos los jugadores con motes imposibles y entrevistas para el recuerdo a Pau y otras a Mr. Catering Calderón. Todos ellos se han quedado de piedra tras la muerte de Andrés, que ha dejado un legado histórico, un lenguaje propio, una forma de entender el deporte y la vida.

Los que hemos tenido la suerte de conocerle un poco más, nos sentimos unos privilegiados. Andrés era un tio peculiar, único en su especie. Para mí un crack. Siempre lo he confesado: soy andresmontesista. Y más desde que le conocí. Una pena no tenerle más por aquí. El basket te llora. Descansa en paz, jugón. Un abrazo eterno de “precisión suiza”, que a mí también me bautizó. Gracias por los recuerdos y por intentar hacernos ver que "la vida puede ser maravillosa".

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Diez años sin el hombre de los 100 puntos
Publicado por Eduardo Schell. Octubre 13 del 2009

Wilt Chamberlain
Un pequeño paso por la memoria de un hombre que destrozó todos los récords imaginables de la NBA.
NBAE/Getty Images
"Hemos perdido un gigante en todos los sentidos de la palabra". Lo dijo David Stern, comisionado de la NBA, hace diez años cuando la Policía de Los Ángeles encontró a Wilt Chamberlain muerto en su mansión de Bel Air tras sufrir un paro cardiaco. Falleció el 12 de octubre de 1999 a los 63 años de edad tras una carrera plagada de éxitos individuales. Su dominio fue tan atroz que la NBA modificó varias normas: instauró el tapón ilegal, agrandó la zona y cambió el lanzamiento de tiros libres ya que Chamberlain saltaba y se aproximaba tanto al aro que su tiro era una mera bandeja.

"Era mi ídolo, cambió el juego del baloncesto para siempre. Disfruté mucho de pequeño viéndole jugar", comentó otro mito del baloncesto como Earvin Magic Johnson. Poseedor de un físico descomunal y 216 centímetros de altura, Chamberlain fue un pulverizador de récords en sus 14 años de carrera en la NBA: anotó 100 puntos en un sólo partido, 4.000 en una temporada promediando 50.4 en la 61-62, llegó a capturar 55 rebotes en un partido y promedió 48.5 minutos en ése 61-62 cuando los partidos sólo tienen 48 minutos. "Los libros no mienten, fue el mejor", comentó Oscar Robertson, otra leyenda del baloncesto.

En su haber sólo hay un pero: sólo ganó dos títulos de campeón con la NBA. Poco bagaje para un pívot tan dominador que antes de empezar su carrera en la NBA con los Warriors y posteriormente con los Lakers jugó un año con los Globetrotters. "El único problema que tenía es que era demasiada buena persona", razonaba Bill Russell, el otro gran pívot dominante de la era y que ganó 11 anillos de campeón en 13 años de carrera con los Celtics. "Admito que soy culpable de eso", dijo Chamberlain, que años antes de morir reconoció que había llegado a mantener relaciones sexuales con más de 20.000 mujeres aunque sólo se había enamorado realmente de cinco.

"Wilt era tan dominante que resultaba casi un chiste ver a otros jugadores intentar pararle", comentó en su momento Jerry West, el logo de la NBA. Juntos ganaron en los Lakers el anillo de la temporada 71-72, uno de los pocos éxitos colectivos de este pívot que llegó a actuar con Arnold Schwarzenegger en Conan el Bárbaro.

Chamberlain pasó a la historia el 2 de marzo de 1962. La leyenda cuenta que el pívot pasó fuera la noche previa al Philadelphia Warriors-New York Knicks. Anotó 23 puntos en el primer cuarto, al descanso sumaba 41 y anotó 28 en el tercer cuarto para un total de 92. Al inicio del último cuarto, los aficionados de Hershey empezaron a cantar "pasadle a Wilt, pasadle a Wilt". Y eso es lo que hicieron los Warriors. ?A falta de 46 segundos, recibió una asistencia de Joe Ruklick y anotó su punto número 100 provocando el delirio en la grada tras el triunfo por 169-147.

De aquella gesta apenas queda la foto improvisada que montó Harvey Pollack tras escribir un 100 gigante en un folio, el audio de radio que se ha recuperado con el paso del tiempo de los últimos minutos y una estadística para la historia:?36/63 en tiros de campo y 28/32 en tiros libres cuando su promedio histórico fue un pírrico 51,1%. "Dios mio, creo que lancé demasiados tiros", comentó años más tarde. Muchos o pocos tiros, parece claro que nadie podrá igualarle.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Incomparbale Pau Gasol
Publicado por Eduardo Schell. Septiembre 21 del 2009

Los hermanos Gasol
Gasol se ha colgado el oro europeo y ha sido nombrado MVP del torneo.
NBAE/Getty Images
En poco menos de tres meses, Pau Gasol, ganador como pocos, se ha sacado un par de espinas que tenía clavadas y ha hecho historia como el primer jugador en ganar el anillo de la NBA y la medalla de oro de un Europeo en un mismo año. En junio fue decisivo para el título de los Lakers olvidando la final perdida en 2008 ante los Celtics. En Polonia ha sido el alma mater de la selección española ganando el oro europeo que se le resistía a España desde la final de 1935. Pau, particularmente, tenía esa espina clavada muy dentro. En 2007, tras errar el último tiro a la desesperada en la final ante Rusia estuvo varios días casi sin dormir. Eso habla de la obsesión que tiene por ganar. Quizas por eso Kobe le admire tanto. Dos años después se ha quitado la espina, las piedras de la mochila o como dicen en EE.UU., el "mono que llevaba en la espalda".

De un plumazo, Pau ha ganado la NBA, se ha colgado el oro europeo y ha sido nombrado MVP del torneo. Y para los que dicen que no defiende, que vean los vídeos y apunten que ha sido el máximo taponador. Lo suyo ha sido toda una declaración de compromiso a la selección. Pudo renunciar al Europeo que otras tantas estrellas de la NBA, pero Pau quiso jugar y ganar el oro. Se mueve por retos, y el oro europeo le falta en su palmarés. Luego llegó la lesión en el dedo en la concnetración. Pudo retirarse, le sobraban los motivos: el dolor, el físico, los Lakers etc. Pero lo dejó claro de nuevo: quería ganar el oro. Y así ha sido siendo el referente del equipo, un líder dentro y fuera, un ejemplo de compromiso, trabajo y sacrificio. Gasol es 'incompaurable'.

Ahora, tras cerrar un ciclo histórico (campeón del mundo en 2006, subcampeón de Europa en 2007, subcampeón olímpico en 2008 y campeón de Europa en 2009), Pau sigue queriendo más. No le vale lo logardo hasta ahora. Su exitosa carrera empezó como junior de la selección:oro europeo y mundila. De ahí, varias medallas europeas (bronce europeo en 2001 y plata europea en 2003), títulos en la liga española, All Stra de la NBA y un anillo con los Lakers. Uno de momento, porque este año quiere otro.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Una charla con Michael Jordan
Publicado por Eduardo Schell. Julio 28 del 2009

Michael Jordanl
Michael Jordan lidera la próxima lista al Hall of Fame..
NBAE/Getty Images
"Dios disfrazado de jugador de baloncesto". Así le definió Larry Bird, que le caló mejor que nadie. Un ganador que cuando anotó la canasta decisiva en la final Universitaria con North Carolina para ganar su primer título dejó claro que era distinto. “Michael, será la canasta más importante de tu carrera”, le dijo su entrenador. ¿Su respuesta? “Ya veremos”. Y ahí empezó su carrera. El mejor adiós posible habría sido el de su sexto anillo con aquella mítica canasta a falta de 4 segundos tras un robo a Karl Malone. La foto de aquel tiro es digna de premio con todos los aficionados tirándose de los pelos y gritando sabiendo ya que el balón iba a entrar cuando iba por el aire. Pero Jordan quiso volver a jugar. Algunos, los puristas, no se lo perdonaron nunca. Yo se lo agradecí.



Han pasado ya unos cuantos años de su retirada y este año lidera la lista de leyendas que ingresarán en el Hall of Fame de la NBA. Al leer la noticia, la nostalgia se adueñó de mí, me puse a ver vídeos y pensé que era una ocasión para 'postear' sobre Michael Jordan en este blog. En octubre de 2006 tuve la oportunidad de realizar un 'uno contra uno' contra MJ. Fue en Barcelona durante una gira promocional. Diez minutos de conversación con Dios. Tenía fiebre ese día, pero no perdió la sonrisa. Amable, cercano y cordial en todo momento. Al final, le pedí que volviese. Sonrió. Me dijo que ya no había ninguna opción.



Aquí va un pequeño extracto de aquella charla

.

En su afán de perfeccionamiento y de ser el mejor, ¿eras de los que se quedaba horas y horas extra ensayando su tiro incluso en los días de descanso?

Desde siempre me esforcé al máximo por mejorar y me he dedicado mucho al baloncesto, mi gran pasión. Todos los días hacía sesiones extra de perfeccionamiento de tiro con ejercicios de secuencias y la verdad es que creo que dio su buen resultado.



¿Recuerdas algún consejo que te marcara especialmente y te sirviese a lo largo de tu carrera? 
Sí, claro, cómo no. Me quedo con las sabias palabras de mi entrenador en la Universidad de North Carolina, Dean Smith. Me dijo: “Michael, nunca podrás cumplir las expectativas de los demás, has de esforzarte en cumplir tus metas, sólo entonces serás feliz”.

¿Y lograste cumplir tus metas?

No es que las cumpliera, es que las sobrepasé de una forma increíble. Jamás soñé con llegar donde he llegado.



Cuando ya eras una estrella y estaba claro que eras el mejor jugador de todos, ¿Qué te motivaba a seguir jugando al máximo y dominar cada partido?

Siempre pensaba que habría alguna persona en la grada que era la primera vez que me veía jugar en directo y simplemente no quería defraudar a esa persona, ni a mis fans ni a mi equipo. Jugué a tope cada partido de mi vida hasta vaciarme y hasta asegurarme que ya no me dejaba nada por detrás. He dado todo lo que tenía para dar.



¿Era duro estar tan mentalizado?

Yo simplemente me esforzaba al máximo en cada partido y quería asegurarme de que todos aquellos que alguna vez habían oído algo de Michael Jordan supiesen que era verdad.



¿Cómo te gustaría que te recordasen en el futuro?

Simplemente como una persona que disfrutaba al máximo jugando al baloncesto. 

Además de ser el mejor, eres un icono, un modelo a seguir.

¿Eso era presión extra?

Sí, creo que sí. La gente venía a verme jugar y esperaba un gran partido, pero creo que más que presión yo me lo tomaba como un desafío constante para ser el mejor, un reto y como una muestra de respeto mutuo.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Del Diesel a la Gasolina
Publicado por Eduardo Schell. Junio 23 del 2009

Kobe y Gasol
Sin Gasol, Kobe y los Lakers han reconocido que habría sido imposible.
NBAE/Getty Images
Ya no vamos con Diesel, ahora nos movemos con Gasol-ina. Esta es una de las pancartas que se vio durante la celebración del anillo de campeones de los Lakers en Los Angeles. La pancarta lo dice todo. Los gestos de Kobe también. Por fin tiene su ansiado anillo, el decimoquinto de la franquicia, el cuarto suyo y el primero sin Shaq. Sin Shaq, pero con Pau. No es por hacer patriotismo barato, pero sin Pau los Lakers no habrían sido campeones. Lo digo yo, pero también Kobe y Mitch Kupchack, que de baloncesto saben un rato más que yo. “Sin Pau no lo habríamos ganado, así de sencillo”, apuntó Kupchack en un excelente artículo de Rob Peterson que leí en NBA.com.

Tras su traspaso a los Lakers en enero del año pasado, tuve la suerte de poder hablar sobre Pau en L.A. con Kobe, Phil Jackson, los jugadores angelinos, el resto del cuerpo técnico incluido el mítico Kareem Abdul Jabbar y Tex Winters, el inventor del Triángulo Ofensivo que tantos éxitos y anillos (10) le ha dado a Zenjackson. “Pau es perfecto para este sistema. Le da sentido a todo lo que hacemos. Es inteligente, un gran pasador con una excelente visión de juego que sabe distribuir perfectamente el balón sacando el máximo provecho de cada jugada”, me dijo Winters. Le hice una pregunta esperando una corta respuesta y nos sentamos a hablar más de 20 minutos sobre Pau. Con Jackson me pasó casi lo mismo, Jerry Buss, multimillonario dueño de los Lakers, no paró de elogiar a Gasol al igual que los técnicos asistentes y jugadores de los Lakers. Incluso Kareem me dijo que le enseñaría el arte del Sky Hook.

Estaba claro que ese traspaso había cambiado el panorama de los Lakers. Kobe me lo dijo claramente: “Ahora podemos ganar el anillo”. El primer intento salió rana ante los Celtics, pero este año han aprendido de los errores y ya presumen de anillo. Kobe ha vuelto a ser tajante: “ÉL nos ha dado el salto de calidad y su defensa ha sido clave”. Que esto lo diga un ganador obsesivo y compulsivo como Kobe tiene mucho mérito. Ha encontrado en Pau a un compañero de viaje ideal. Ahora son dos obsesos de la victoria en el mismo equipo, dos jugadores que apenas han podido dormir pensando en la misión que tenían por delante, dos que tenían entre ceja y ceja la misma obsesión, dos que ahora, por fin, pueden dormir… hasta octubre, cuando empiece la temporada y la versión 3.0 de los Lakers de Kobe y Pau. Tendrá que ser una versión mejorada para buscar el segundo anillo.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Where Ricky Rubio Happens
Publicado por Eduardo Schell. Mayo 19 del 2009

Willis Reed.
NBAE/Getty Images
Ricky Rubio no iba a jugar. La lesión sufrida en el primer partido de la eliminatoria ante el Real Madrid (distensión del ligamento de la cadera) le descartaba, pero él ya dijo que iba a jugar. Era su más que posible adiós de la Penya y de la ACB antes de dar el salto a la NBA tras el draft. No quería irse así. No quería que su última imagen fuese caído en el suelo retorcido de dolor. Y se salió con la suya.

Hay veces que la sola presencia de un jugador cambia el rumbo de un partido y el ánimo de los compañeros. Cuando Ricky saltó a la rueda de calentamiento previa al partido, sus compañeros empezaron a creer en la victoria. Aun no estaba claro si Ricky iba a jugar, pero verle ahí disparó la confianza de los suyos.

A los cinco minutos del partido, con un 6-12 en contra y el fantasma de la eliminación en la primera ronda de los playoffs rondando el Olímpico, Sito Alonso dio entrada a Ricky, “el mayor artista que hay ahora mismo en Europa”, según apuntó a MARCA Tim Shea, entrenador de larga experiencia en Europa y ojeador de varias franquicias de la NBA.

Ahí cambió el partido. La primera canasta fue un costa a costa sorteando a los cinco jugadores del Madrid. Su reaparición no fue tan ‘hollywoodiense’ como la de Willis Reed, Isiah Thomas o Paul Pierce, pero el resultado fue absolutamente de cine: 16 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias, 4 robos, 6 faltas recibidas y 24 puntos de valoración en 29 minutos. Ricky hizo suyo el partido: ordenó, lideró, ejecutó, anotó, asistió, defendió, robó balones, hizo mejores a sus compañeros, les hizo creer en la victoria y logró la complicidad de la grada.

Su recuperación casi milagrosa, su afán de superación, su liderazgo y carisma, y su partidazo podrían formar parte perfectamente de la campaña ‘Where Amazing Happens’ (Donde sucede lo increíble) en la que por supuesto estarían:

1. Willis Reed. “Creo que veo a Willis, creo que veo a Willis”, gritaba el comentarista según se adivinaba la figura del jugador de los Knicks saliendo del vestuario. En el quinto partido de la final de 1970 ante los Lakers, sufrió una grave lesión muscular y los Knicks prácticamente decían adiós a sus opciones de ganar el anillo. Diez minutos antes del inicio del séptimo, salió del oscuro túnel cojeando aparatosamente y anotó los cuatro primeros puntos de los neoyorquinos. No volvió a anotar, pero su gesta llevó a los Knicks al triunfo y al anillo.

2. Wilt Chamberlain. En la final de los Lakers ante los Knicks en la 71-72, el pívot se rompió la mano en el cuarto partido. No iba a jugar el quinto, pero lo jugó. Prácticamente se congeló las manos en unas manoplas gigantescas repletas de hielo para bajar el hinchazón. Rechazó tomar pastillas para el dolor y anti inflamatorios porque temía perder cierta sensibilidad en el tiro. Saltó a jugar con unos aparatosos vendajes y guió a los Lakers al anillo con 24 puntos y 29 rebotes que le valieron el MVP de la Final.

3. Bob Cousy. En el sexto partido de la final de 1963 ante los Lakers, se lesionó el tobillo en pleno último cuarto. Boston se hundió anímicamente. Los Lakers tomaron ventaja y cuando parecían acariciar la victoria, reapareció ‘El gran Houdini’, que minutos antes se retiró ayudado por unos compañeros. Cousy no anotó, pero Boston se hizo con la victoria y el anillo final.

4. Derek Fisher. En la semifinal de conferencia de 2007 hizo una aparición triunfal. Llegó a Utah desde Nueva York en el tercer cuarto tras ser operada su hija de cáncer y fue el héroe con un robo, un triple y dos tiros libres en la prórroga. Al aterrizar en Utah le esperaba una patrulla de policía para escoltarle hasta el Energy Solutions Arena y entró en el pabellón a falta de 3.18 del tercer cuarto. Se llevó la ovación de la noche, contagió a los suyos y Utah hundió a los Warriors.

5. Michael Jordan. Deshidratado, con fiebre y fuertes dolores estomacales, guió a los Bulls al anillo ante los Jazz con una gran actuación en el quinto partido. Anotó un triple decisivo, los Bulls ganaron 88-90 y Jordan, que salió de la cancha casi en brazos de Pippen, se puso otro anillo.

6. Paul Pierce. En el primer partido de la final de 2008 ante los Lakers sufrió una aparatosa lesión en el tercer cuarto. Parecía que se acaba la temporada para él y también el sueño del anillo de los Celtics. Pero Pierce, criado en Los Angeles a la sombra del mítico Forum angelino, firmó un guión propio de Hollywood. Apareció a los pocos minutos con un vendaje aparatoso, calentó en una bicicleta estática detrás del banquillo y guió a los Celtics al 1-0 y al postrero 17º anillo de la historia de Boston con un partidazo: 22 puntos, 3/4 triples en 31 minutos. No fue como Willis Reed, pero la prensa de Boston ensalzó la historia.

7. Isiah Thomas. Su gesta no acabó en victoria, pero es digna de destacar. En la 87-88, los Pistons llegaron a la final de la NBA por primera vez desde que se mudasen de Fort Wayne... y acabaron perdiendo el anillo ante los Lakers en siete partidos. En el sexto, con un 3-2 a favor al mejor de siete partidos, Isiah Thomas se lesionó el tobillo. Sufrió un grave esguince que no le dejaba casi apoyar el pie. Pese a todo, jugó un partidazo anotando 43 puntos (25 en un cuarto estableciendo un récord histórico) aunque los Lakers ganaron por un ajustado 103-102 y ganaron el anillo en el séptimo (108-105).

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Boston-Chicago, donde ha pasado lo increíble
Publicado por Eduardo Schell. Mayo 4 del 2009

Me ha resultado imposible elegir únicamente cinco momentos para mi 'Where Amazing Happens' particular. Este año con lo visto en el Boston-Chicago se podría hacer un anuncio.
NBAE/Getty Images
Gracias al último invento de la NBA, te puedes crear tu campaña ‘Where Amazing Happens’ a medida en NBA.com. Otro gran acierto de esta factoría de entretenimiento que es la NBA y que te permite revivir los mejores momentos de la historia de los playoffs por décadas, equipos, jugadas defensivas, canastas ganadoras, buzzer-beaters etc. He estado horas intentando crear mi propio anuncio, pero me ha sido imposible ya que tienes que seleccionar tus cinco momentos más memorables. Y necesitaría una videoteca sin fin.

Lo que sí tengo claro es dónde ha pasado lo increíble en esta primera ronda de los playoffs: el Celtics-Bulls ha sido de otro planeta... y Chicago ha dejado escapar una ocasión de oro para cargarse a los campeones a la primera oportunidad. Sin Garnett, Boston estaba tocada. Faltaba su líder en la cancha y su líder espiritual. Chicago, que ha mutado desde el traspaso de febrero, lo tuvo ahí, y lo dejó escapar.

Boston demostró por qué le llaman Los Orgullosos Verdes. Siete prórrogas en los seis primeros partidos de la serie. Eso lo dice todo de una primera ronda increíble. Derrick Rose puso el 0-1 a favor de Chicago con una actuación increíble con 36 puntos en su debut en playoffs igualando a Kareem y logrando algo que MJ no pudo hacer.

Con el 0-1. Boston no dejó dominarse por los nervios y demostró lo importante que es la experiencia en los playoffs. Ray Allen puso el 1-1 (118-115) con un triple espectacular para eclipsar los 42 puntos de Ben Gordon y en Chicago, Boston puso el 2-1 a favor con un cómo triunfo por 86-107. Los Bulls cornearon a los Celtics sacando su orgullo (2-2) y Paul Pierce puso el 3-2 con su particular show de triples en una prórroga de infarto (106-104). De nuevo, Chicago se negó a bajar los brazos y forzó el séptimo (128-127) y ahí Boston, con Eddie House ejerciendo de héroe por un día, se metió en la semifinal para cruzarse con Orlando y Superman Howard.

Chicago dejó escapar una oportunidad de oro. No puedes darle tantas concesiones a un campeón plagado de jugadores letales como Allen y Pierce. Boston evitó el colapso. Pasó con muchos apuros la primera ronda ante unos Bulls que si aprenden de sus errores recientes podrían formar un equipo interesante que podría dar mucha guerra en el Este los próximos años.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Apuestas arriesgadas
Publicado por Eduardo Schell. Abril 20 del 2009 a las 10:38 PM

Rudy y Sergio hacen sus predicciones.
NBAE/Getty Images
Justo antes del inico de los playoffs de la NBA, pedimos en MARCA a los cinco jugadores españoles que hiciesen sus pronósticos y nos rellenasen el cuadro hasta el anillo. Pau Gasol, Marc Gasol y José Manuel Calderón apostaban por los Lakers como campeones de la NBA. Sergio Rodríguez y Rudy Fernández por los Blazers. En cada apuesta había algo interesante.

Pau Gasol: El ala pívot de los Lakers se veía con el anillo en la mano ganando a...¡Orlando! en la final y no a Cleveland. Pau se la juega y cree que Atlanta eliminará a los Cavs en la segunda ronda del Este pero que caerá ante Orlando en la final del Este. Por el Oeste es más conservador y la única 'campanada' (muchos apuestan por esto) es que Dallas eliminará a San Antonio pero caerá con Denver, rival de los Lakers en la final del Oeste.

Sergio Rodriguez. El base de los Blazers coincide prácticamente con Rudy en sus apuestas. Se ve campeón de la NBA ante LeBron. En el camino, Portland eliminaría a los Lakers y a Dallas (que ganaría a Denver en la semifinal) en la final del Oeste. En el Este, apuesta por un Cleveland-Orlando ya que apuesta por los Magic ante Boston.

Rudy Fernandez. Su apuesta es clavada a la de Sergio salvo por un detalle. Su rival en la final del oeste será Dallas y no Denver. Además, el escolta de los Blazers apuesta por Miami ante Atlanta.




José Manuel Calderón. El base de los Raptors verá los playoffs por la televisión y nos deja su apuesta: Lakers campeones ante Cleveland en una final muy disputada. Eso sí, apostaba por un Spurs-Hornets de semifinal y a Nueva Orleans como rival en la final del Oeste. En el Este, un Cleveland-Miami y Orlando-Boston como semifinales.



Marc Gasol. El rookie de los Grizzlies también ve a su hermano como campeón de la NBA ante los Cavaliers sin excesivas sorpresas en el camino. En el Este apuesta por una final Cleveland-Boston y en el Oeste por un Lakers-Denver. Y aquí van mis apuestas: Lakers campeones ante los Cavs. Aposté por un Lakers-Portland de semifinal en el Oeste. Por sentimentalismo, ya que creo que Hosuton, más veterano, podrá con Portland. Por el otro lado del cuadro: Dallas-Hornets y un Lakers-Dallas en la final del Oeste. Por el Este: Cleveland-Orlando y estas semifinales: Cleveland-Miami y Orlando-Chicago. Boston llora la baja de Garnett.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com


Ricky Rubio: "Si te crees los elogios nunca llegarás a nada"
Publicado por Eduardo Schell. Mar 17 del 2009 a las 2:38 PM

Ricky Rubio
NBAE/Getty Images

Todos en la NBA se preguntan cuándo se declarará elegible para el draft Ricky Rubio. El base español apenas tiene 18 años y la madurez de uno de 30. Elevado a los altares desde hace dos años, este mago del balón podría dar titulares periodísticos por bocazas y divo engreído, pero los da por su humildad, sencillez y madurez. Aquí os dejo una entrevista que he publicado en MARCA para que los aficionados conozcan un poco mejor al próximo número 1 del draft (cuando se presente).

Pregunta. Con apenas 18 años ya ha sido subcampeón olímpico y titular en la ÑBA, campeón de Copa y ULEB, ha brillado en la Euroliga, ha arrasado en las selecciones inferiores, los ojeadores de la NBA le tienen en su agenda desde hace años y todos nos preguntamos cuándo se irá a la NBA. ¿No le asusta lo rápido que va todo?
RESPUESTA. Es mi forma de hacer las cosas: rápido y bien. Mientras todo vaya bien creo que no me puedo quejar.

P. ¿Le da tiempo a encajar todo?
R. La verdad es que a veces preferiría que todo sucediese un poco más lento para poder disfrutarlo más, saborearlo y asimilarlo, pero es así y no le puedo hacer nada. ¿Qué todo va rápido? Pues sí, pero no me asusta, lo tengo controlado y siempre he dicho que el DNI no cuenta. A la hora de jugar da igual si tienes 16, 18 ó 25 años, nadie se va a parar a mirarte el carné y sólo te van a juzgar por lo que haces dentro de la cancha.

P. Aquí van algunos de los elogios que me dijeron de usted jugadores de la selección de Estados Unidos en los Juegos. Jason Kidd: “El cielo es el límite para él”; Carmelo Anthony: “La de Ricky es la historia más fascinante de estos Juegos”; Kobe Bryant:_“Ha estado sensacional en los Juegos. Es muy bueno. Lo de este chico es increíble, ha cambiado el signo de los partidos él sólo” o Chris Paul:_“Ricky es alucinante”. Por no hablar de todo lo que dijeron de usted sus compañeros de selección. ¿Cómo se le queda el cuerpo?
R. Bien, muy bien (ríe). Que jugadores de esta talla y renombre digan de estas cosas es un auténtico orgullo y te produce una satisfacción increíble, pero siempre me digo que si te crees todo lo que te dicen, nunca llegaras a nada. Los elogios me hacen gracia, pero sólo me sirven para seguir trabajando cada día más duro.

P. Siempre me ha llamado la atención su madurez, impropia de su edad, algo que han destacado sus compañeros de la ÑBA en los Juegos. ¿Qué consejo le han dado para ser así?
R. Mi padre siempre me repite lo mismo: “Cuando crea que lo sé hacer, dejaré de aprender”. Tengo que esforzarme siempre a tope y dar el máximo que pueda.

P. ¿Se apuntará al próximo draft de la NBA o esperará al menos otro año más?
R. Es una decisión que aun no tengo tomada y que consensuaré con mis padres. Quiero centrarme en la Penya, con la que tengo contrato, y cuando llegue la hora tomaremos una decisión. No es algo que me quite el sueño. Dependerá mucho de cómo acabe la temporada, porque si no lo hago bien puede que disminuya el interés en mi para el draft y lo deje para más adelante. No se sabe nunca.

P. ¿Y cómo lleva lo de ser estudiado por los ojeadores de la NBA prácticamente cada partido desde hace varios años?
R. No lo tengo en cuenta, no voy a jugar mejor o peor porque vengan a verme, sólo espero que se lo pasen bien y disfruten como todo el mundo.

P. Como usted es un underclassmen y aun no está en edad natural de ser drafteado, los ojeadores tienen prohibido hablar de usted, pero me comentaron que ya le conocen tan bien, que lejos de hacer informes de sus virtudes, ahora se fijan en pequeños errores y detalles e intentan encontrarle algún punto débil…
R. Pues van a gastar mucha tinta de lo que van a tener que escribir de mis defectos, porque tengo muchos (ríe). Se van a hinchar a escribir de mí.

P. ¿Le atrae la NBA?
R. La NBA es la mejor liga del mundo, pero ahora mismo no es algo que me quite el sueño, sinceramente.

P. ¿Y la sigue?
R. Estuve viendo las finales de Pau contra los Lakers. Hay mucho componente de espectáculo.

P. En los pasados Juegos coincidió con Pau y otros grandes de nuestro baloncesto como Navarro, Calderón, Garbajosa, etc. ¿Qué sintió el primer dia de concentración en Bahía Sur al estar rodeado de todos ellos?
R. Fue un sueño hecho realidad. Imagínate, les había estado siguiendo por la televisión cuando conquistaron el Mundial de Japón y dos años después ahí estaba yo, compartiendo vestuario, concentración, entrenamientos, partidos… Fue mágico.

P. Un largo camino pero intenso y exitoso desde que botó su primer balón. ¿Se acuerda de su primera pelota?
R. Sí, empecé cuando acompañaba a mi padre a los entrenamientos. Luego empecé a jugar con mi hermano.

P. Tiene un talento especial que le convierte en un jugador único. ¿Ya entonces se dio cuenta de que usted valía para esto?
R. No, que va. La verdad es que fue hace bien poco que me di cuenta que valía para jugar para el baloncesto, pero aun no lo veo claro, no tengo claro que vaya a llegar a algo en el baloncesto.

P. Pues ya me han dicho que usted formará parte del Hall of Fame de la NBA. ¿Puede compaginar el basket con sus estudios?
R. Lo intento, estoy en segundo de bachillerato y mis padres me dan mucho la vara con los estudios. No paran de decirme que estudie, que nunca se sabe.

P. ¿Y le ha dado tiempo a saber qué quiere ser de mayor?
R. No lo tengo claro si estudiar medicina o INEF, auque me decanto más por esto último.

P. El mentor de Nowitzki me decía lo importante que es la formación y le insistía que aprendiese a tocar instrumentos como la guitarra, el piano o el saxofón para desarrollar el intelecto y aplicar en la cancha cosas que aprende.
R. Sí, a mí Aíto en la Penya siempre me insistía en que leyese libros, que leyese mucho, que fuese culto porque luego eso se refleja en la cancha.

P. Viendo lo centrado y maduro que es a sus 18 años, me queda claro la gran influencia de sus padres en su formación.
R. Sí, siempre se han volcado en mí y en mis hermanos. Yo soy muy de familia, me gusta pasar el tiempo que tengo con ellos y con mis amigos, con mis amigos de siempre, los de toda la vida. No porque ahora esté rodeado de gente más mayor por el baloncesto voy a estar saliendo con gente más mayor.

P. Usted ha comentado alguna vez que su ídolo es su hermano.
R. Sí. Cuando a la gente le preguntas por su ídolo en el basket casi todos te van a decir Michael Jordan, que también es uno de los míos, pero el de verdad es mi hermano. He tenido la inmensa fortuna de poder aprender mucho de alguien a quien tengo muy cerca.

P. ¿Qué inquietudes tiene?
R. Pues la de cualquier chaval de 18 años. Me gusta pasar el tiempo libre con mis amigos hablando de nuestras cosas. Ellos además vienen a verme a los partidos cuando pueden y este año han venido a Madrid a la Copa. Les ha hecho mucha ilusión y a mí también.

P. ¿Le piden entradas, sus compañeros y profesores?
R. Sí, cuando puedo se las doy.

P. Imagino que también le pedirán autógrafos, pero a ¿quién se los ha pedido usted?
R. Después de los Juegos le pedí a mis compañeros de selección que me firmasen la camiseta, creo que esa algo que hicimos todos.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com




La lucha por el anillo en el Oeste tras los traspasos
Publicado por Eduardo Schell. Mar 5 del 2009 a las 2:38 PM

Andres Nocioni
NBAE/Getty Images

Segunda parte del blog para analizar cómo queda la carrera por el anillo tras los traspasos de febrero. Ahora toca analizar la conferencia Oeste pero antes un apunte: en el Este, los Celtics se han reforzado con Marbury y Cleveland con Joe Smith para pelear por el anillo.

Lakers. Los grandes favoritos en el Oeste, aunque necesitarán la recuperación de Bynum. Ariza ha sido el mejor 'fichaje' de verano y si Vujacic llega bien para playoffs, los Lakers dan miedo con Kobe-Pau-Odom + Bynum-Fisher y un buen quinteto suplente. La llegada de Morrison por Radmanovic parece un acierto, aunque más pensado para rebajar tope salarial en verano y ahorrarse 7 millones a la larga.

San Antonio. Ningún traspaso, pero se han apuntado un buen tanto con el fichaje reciente de Drew Gooden, cortado por Sacramento tras ser traspasado por Chicago. Gooden no es un pívot dominante ni un jugador que te ganará un partido por sí solo, pero será un buen complemento en la pintura para Duncan, que tendrá que duplicar esfuerzos junto a Parker y Ginobili. Para aspirar al anillo o a la final del Oeste, los S.A.S. necesitan más de Oberto y Roger Mason.

Denver. Su gran acierto (deportivo) fue mandar a Iverson a Detroit por Billups al inicio de temporada. El cambio le dio un giro radical al equipo. Si encajaran todas las piezas (Billups-Kleiza-Smith-Carmelo-Nene-K.Martin), los Nuggets podrían optar a semifinal de conferencia. Pese a todo, no me acaba de convencer.

Houston. Tendrán que aprender a vivir sin McGrady. ¿Definitivamente? Ojalá que no. Ha sido uno de mis jugadores favoritos, de no haber sido por sus constantes lesiones... Mandar a Alston a Orlando y hacerse con Lowry, de Memphis, no ha sido una mala jugada. Aaron Brooks promete. Houston podría pelear por la semifinal del Oeste.

New Orleans. Tras el no traspaso de Chandler a Oklahoma, los Hornets salen ganando en la cancha. Querían rebajar masa salarial para el verano, pero no ha podido ser. Creo que siguen siendo los principales rivales de los Lakers. Pronóstico: Final del Oeste.

Portland. No lograron traspasar a LaFrentz y su jugoso 'expiring contract'. Tantearon la llegada de Richard Jefferson o Antawn Jamison entre otros, pero han quedado bien. Jugarán la primera ronda como mínimo (si no ceden a la presión) y el futuro pinta bien, aunque habrá que ver como les afecta económicamente 'tragarse' el salario de Darius Miles. Si Oden deja de lesionarse, Portland pinta bien con Roy, Aldridge, Rudy y otros jóvenes como Webster, Outlaw, Frye y Sergio Rodríguez (al que deberían dar más protagonismo). La duda es a quién traspasarán en verano. Hasta entonces, a soñar con la segunda ronda del Oeste.

Utah. Mientras Sloan siga ahí, los Jazz tendrán cuerda para rato. La muerte de su propietario, un mazazo. A ver cómo afecta en el futuro deportiva y económicamente... Urgente, blindar a Millsap y a Price. Utah podría llegar hasta la final del Oeste con Deron Williams, Boozer, Kirilenko, Okur, Korver y los ya citados.

Dallas. Su nombre y el de Mark Cuban ha salido en todos los posibles traspasos, pero no ha habido movimientos sustanciales. Creo que aun siguen intentando explicarse cómo perdieron aquella final ante los Heat de Shaq y Wade. Yo sigo sin entenderlo y tampoco la construcción del equipo o la llegada de Kidd estando Terry o el fichaje de Dampier y la salida de Diop, el único que hacía algo dentro. En fin. Hay equipo para aspirar a llegar a la final del oeste con Kidd, Howard y Nowitzki com principales amenazas junto a J-Terry, pero necesitan más de Wright y Bass y por supuesto de Dampier, que nunca ha estado a la altura de las circustancias. Si Carlisle, que no es santo de mi devoción explotase más a Gerald Green y Devean George...

Phoenix. Dejaron pasar su tren y poco a poco han ido dinamitando desde dentro el equipo con operaciones incomprensibles: salidas de D'Antoni y fichaje de Terry Porter para fichar a Gentry apenas cuatro meses después, traspaso de Diaw y Barbosa o el fallido intento de traspasar a Amare Stoudemire. La llegada de Shaq por Marion el año pasado fue arriesgada y se interpretó como un último intento de ir a por el anillo y la jugada no salió. El juego rápido no iba con Shaq y ahora juegan más lento desperdiciando a Nash pero explotando a un renacido Shaq. No tiene mucho sentido lo que hacen. Ellos sabrán. Una pena. Su objetivo es colarese en playoffs en el rush final de temporada. Podrían dar una sorpresa en primera ronda.

Golden State. Su temporada, decepcionante en resultados, empezó torcida desde el verano: adiós de Baron Davis y guerra abierta con los Clippers que dio como resultado el fichaje de Corey Maggette, que tras un flojo inicio sonó como posible traspaso. Además, la lesión de Monta Ellis y su consecuente polémica no ha ayudado. Las llegadas de Jamal Crawford (nunca me ha entusiasmado) y Al Harrington han sido un acierto para el Nellie-ball. Lo mejor ha sido la explosión de Belinelli, algo perdido hasta ahora y falto de confianza. Si siguen explotando en el futuro el explosivo juego de Nelson, lso Warriors regresarán a playoffs y pueden liarla en el futuro con Crawford, Ellis, Stephen Jackson, Maggette, Harrington, Azubuike, Belinelli y Turiaf, alguien imprescindible en todo equipo.

Minnesota. La llegada de Bobby Brown (tiene potencial) y Shelden Williams (aportará) a cambio de McCants y Booth no cambia el panorama tan negativo de momento. Es más. Lo mejor para Minneosta, que ha mejorado algo con McHale en el banquillo, es perder el mayor número posible de partidos para intentar tener el nº1 de la lotería del draft y pensar ya en el año que viene con Al Jefferson, Love, Brewer, Foye, Gomes y Corey Brewer. Y lo bueno es que en verano reducirán costes sin Howard ni Collins y Mike Miller tendrá un último año de expiring contract jugoso (más de 9 millones) para poder traspasar junto a Brian Cardinal (6,5). El presente es negro, el futuro no.

Memphis. Turbulenta temporada con cambio de entrenador incluido. No juegan a nada y su estilo de juego es que Rudy Gay lance cada balón que le llega. En su defecto, lo tirará Mayo. Mientras, sube la crispación y Marc Gasol no es aprovechado. Las llegadas de Foyle y Mihm son testimoniales. Este equipo no juega a nada. Lo mejor es que desaparecen lo scasi 9 millones de Antoine Walker, loque da cierta maniobra. Lo peor es que a Milicic le resta un año por 7,5 y a Jaric otros dos por casi 14. El panorama es ciertamente desolador.

Oklahoma City. Aun alucino con que rechazaran el traspaso de Chandler. Con él, junto a Durant, Westbrook, Green, Krstic y Mason (si sigue). Y para empeorar la situación, cambian a Wilcox por Malik Rose. Incomprensible, salvo por el punto de vista económico, ya que se ahorrarán 7 millones pero pierden a un buen juigador. Con Chandler, Oklahoma aspiraría el año que viene a playoffs seguro. Lo único bueno es que se han hecho con el prometedor Sefolosha por una ronda de draft.

L.A. Clippers. Se apuntaron el tanto en verano fichando a Baron Davis y cuando todo prometía, Elton Brand hizo las maletas rumbo a Philadelphia. El panorama ahora es desolador con el propietario de la franquicia entranando en el vestuario cargando contra osjugadores (y con razón). Poco más que decir.

Sacramento. Llega Solomon de Toronto (por dinero) y Booth y McCants por Shelden Williams y Bobby Brown de Minnesota. De Chicago Nocioni, Gooden (ya cortado y rumbo a San Antonio), Cedric Simmons y Ruffin por Miller y Salmons. Sacramento ha visto que no iban a ningún sitio y los Maloof, por lo menos, han decidido reducir masa salarial y en verano se ahorrarán cerca de 20 millones. No está mal. ¿Bastará el año que viene con el trío Udrih-Kevin Martin-Nocioni? No parece

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com




15 preguntas, 15 equipos, 15 respuestas en el Este
Publicado por Eduardo Schell. Feb 24 del 2009 a las 2:38 PM

Rafer Alston
NBAE/Getty Images

Tras leer el post inicial de temporada, un lector me pidió que analizase los equipos tras el 'trade deadline'. Aquí va la Conferencia Este. En breve, el Oeste. Así queda la carrera por el título en el Este tras los traspasos de febrero. Orlando se ha movido bien y rápido, Boston y Cleveland mantienen su condición de favoritos y NY y Chicago han hecho movimientos interesantes.

ESTE 1. Cleveland. Ni Shaq, ni Stoudemire, ni Richard Jefferson si Antawn Jamison. Los Cavs no colocaron a Szczerbiack y su 'expiring contract' de 13 millones y habrá que esperar a verano, en plena crisis económica mundial para ver qué deciden hacer: reducir tope salarial o emplear esos 13 millones para intentar reforzar el equipo y convencer a LeBron de que se quede en Cleveland. Pese a no haber hecho nada antes del 19 de febrero, siguen optando a todo en el Este.

2. Boston. Dos traspasos sin relevancia: Cassell a Sacramento por una futura ronda de draft y Patrick O'Bryant a Toronto por otra. Siguen aspirando a todo (si las lesiones les respetan) y ahora buscan el fichaje de Mikki Moore (puro músculo y que puede ayudar en defensa) o Joe Smith para que hagan de P.J. Brown el año pasado.

3. Orlando. Se ha movido rápido y bien para seguir manteniendo sus opciones de aspirante al anillo pese a perder hasta final de año a Jameer Nelson por lesión. Se han hecho, primero con Tyronn Lue y luego con Rafer Alston para ocupar los puestos de base y mantienen el núcleo del equipo. Buena jugada. Lo único malo es que tuvieron que sacrificar en el camino una futura elección de primera ronda.

4. Atlanta. Contentos con su trayectoria, siguen apostando por el bloque. Objetivo, intentar llegar a semifinal de conferencia. El problema lo tendrán en verano, cuando Mike Bibby sea agente libre.

5. Miami. Visto que con el combo Wade-Marion no iban a ningún sitio, mandaron a Marion a Toronto a cambio de Jermaine O'Neal y Moon. Jugada arriesgada teniendo en cuenta que a O'Neal le queda otro año por más de 20 millones y que este año ya ha tenido muchos problemas de lesiones. Si está sano, Miami puede dar alguna sorpresa agradable en playoffs con Cook/Chalmers, Beasley, Wade, Haslem/Moon y O'Neal. Dentro de la arriesgada operación, Miami se libera de los 22 millones de O'Neal y los 9 combinados de Banks para el verano mágico de 2010.

6. Detroit. Una contínua decepción desde el inicio de temporada y la llegada de Iverson tampoco ha arreglado nada, aunque acaba su contrato de casi 22 millones. Por ahí empezará a reconstruir el equipo y tendrá que decidir que hace con Rasheed Wallace. El traspaso residual de Acker a los Clippers le permite ahorrase unos dólares.

7. Philadelphia. La lesión de Elton Brand ha condicionado su temporada. No ha estado a la altura de lo que se esperaba, aunque el futuro con Iguodala, Young, Louis Williams, Dalembert, Green y Brand pinta bien. Miller acaba su contrato de 10 millones y Philadelphia tendrá decidir qué hace: invertir en un base libre o ahorrar en tiempo de crisis. Pese a cómo han ido las cosas, los Sixers pueden dar la sorpresa en playoffs.

8. Milwaukee. Habrá que ver cómo les afecta la lesión de Redd hasta final de temporada. Hubo varios intentos (Portland por ejemplo) de intentar hacerse con Jefferson, pero MIlwaukee pasó. Confianza en el núcleo duro (Redd, Jeferson, Bogut) + Bell y el joven Joe Alexander. La duda es qué pasará en verano con tanto salario junto y algunos como Damon Jones, Villanueva y Elson que acaban contrato.

9. Chicago. Uno de los grandes animadores del 'trade deadline'. ¿Servirá de algo? Llegan John Salmons y Brad Miller de Sacramento a cambio de Nocioni, Gooden, Ruffin y Cedric Simmons. ¿Demasiado? Salmons es un buen base que puede asumir la titularidad si en verano no sigue Ben Gordon o traspasan a Hinrich; Miller aun puede ofrecer cosas en la zona y estaba calro que Gooden no estaba en su mejor época ya. Además, se quitan el contrato de larga duración de Nocioni, uno de los favoritos de la afición. Además Shefalosha se va a Milwaukee por una ronda de este draft. Por otro lado, mandan a Nueva York a Larry Hughes (13+13,6 millones), que no quería seguir y ahorran algo con la llegada de Roberson y Jerome James. Habrá que ver cómo encaja Tim Thomas. El contrato de Miller también acaba en el verano mágico de 2010. Este año, objetivo playoffs.

10. New Jersey. Ha rendido por encima de lo esperado y podría colarse en playoffs, pero poco más. Si hubiesen logrado quitarse a Carter y su gigantesco contrato por un jugador que acabase contrato tipo LaFrentz y un pack joven tipo Outlaw/Webster + Sergio Rodríguez/Blayless, habría dado un gran paso. Tiene muchos pequeños contratos garantizados y ahora su objetivo prioritario ha de ser renovar como sea a Devin Harris. La sensación es que desde que se rompió el tridente Kidd-Jefferson-Carter y se fueron Moore, Krstic y Nachbar, el equipo no va a ningún sitio.

11. Nueva York. Muy activo, como siempre. Ahora habrá que ver si todo funciona. Parece que Hughes y Chris Wilcox (pretendido por muchos) si encajan en el sistema D'Antoni y se marchan Jerome James, Tim Thomas, Roberson, Malik Rose. En verano se ahorran los 20 millones de Marbury y el año que viene, en el verano de 2010 los 13,6 de Hughes y confian en quitarse los 10.5+11 de Curry. Entonces irán a por LeBron, Wade, Bosh y Nash, pero tendrán que haber renovado a David Lee, Nate Robinson y Al Harrington y decidir qué hacen con Q-Richardson.

12. Indiana. La vida sigue igual, con la polémica de Jamaal Tinsley dando de qué hablar. Me parece un equipo triste y sin alma, con contratos desorbitados y de larga duración de Troy Murphy y Dunleavy. Mucho trabajo por delante.

13. Charlotte. Michael Jordan no ha parado de traspasar desde el inicio de temporada. Diaw y Bell (por Richardson) le dan más consistencia al equipo junto a Okafor y Gerald Wallace. No entiendo aun qué han visto en Radmanovic (6+6+6,8 millones) para traspasar a Morrison a los Lakers. Seguirán cambiando en verano. Mucho trabajo por delante.

14.Toronto. Decepcionante temporada. Lo mejor es intentar olvidarla y pensar ya en verano. Marion es ave de paso y acaba contrato. Se ahorran 20 millones tras mandar a O'Neal a Miami, pero se quedan si pívots fuertes por dentro porque Bosh, algo harto, es un PF y Bargnani otro tirador. Patrick O'Bryant es un parche. Lo mejor ha sido el despertar de Joey Graham y que despidiesen a Sam Mitchell. Colangelo ya tiene que pensar en verano: intentar convencer a Bosh de que se quede y rearme el equipo junto a Calderon, que ahora tendrá un base de relevo de más garantías que Ukic en Marcus Banks. Kapono tiene que dar más de una vez y en verano tendrán que ver qué hacen con Parker, que acaba. Habrá mucho dinero para fichar. ¿Quiere alguien ir allí?

15. Washington. Ha desestimado ofertas por Butler y Jamison confiando en que Arenas se recupere para el año que viene. Dan por perdida la temporada pensando en lograr un buen nº en el draft.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com




El merecido triunfo de Calderón
Publicado por Eduardo Schell. Dec 30 del 2008 a las 2:38 PM

Jose Calderon
NBAE/Getty Images

Lo pasó mal al llegar a la NBA. El idioma, un técnico tosco que no confiaba en él ni le transmitía confianza y para colmo, un fuerte dolor en el tobillo malo en su primer entrenamiento en Saint Catharines, a escasos kilómetros de Niagara en su primera pretemporada con los Raptors. "No me voy a quejar, me tengo que ganar un hueco en el equipo", me dijo durante la cena con un costillar de por medio. No se me olvida.

Tampoco lo que me contó durante la conquista del Mundial de Japón en 2006 y que me recordó cuando escribí el libro 'Basuketoboru', sobre el éxito de la selección española de baloncesto y su aplicación al mundo de la empresa. "Un día escuché el rumor que se empezaba a extener por la NBA de que no era un buen tirador y decidí ponerle remedio". Los rivales le flotaban cerrándose más sobre sus compañeros entorpeciendo la fluidez del ataque Raptor. Calderón se puso en manos de los mejores especialistas de tiro. Corrigió su mecánica a base de incontables horas de incansable trabajo que empezaron a dar sus frutos: se hizo con la titularidad de los Raptors y rozó el All Star.

Este año ha batido el récord histórico de tiros libres consecutivos desde el arranque de una temporada y tiene a tiro igualar a Nash como el jugador en activo con más tiros libres seguidos (74/74). También podría igualar los míticos 97 consecutivos de Michael Williams. Aún no he podido hablar con él, sólo vía SMS para felicitarle las fiestas y un gran año 2009, pero estoy convencido de lo que me diría de esta increíble racha: "Es bonito formar parte de la historia, pero a mí lo que realmente me preocupa es intentar ayudar a que mi equipo gane. La verdad es que no estaba al tanto de este récord hasta que los periodistas me empezaron a preguntar sobre esto".

Calderón está hecho de otra pasta. Sólo piensa en el equipo. Si fuese más egoísta le iría mejor en una liga tan individualista como esta, pero no va a cambiar. "Soy así, este es mi juego y es el que me ha traido hasta aquí, ¿para qué voy a cambiar?", me dijo hace poco. Es un jugador en vias de extincion.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com



Cambio radical... y lo que queda
Publicado por Eduardo Schell. Dec 14 del 2008 a las 12:38 AM

Maurice Cheeks
NBAE/Getty Images

En poco más de 30 días, el blog inicial '30 equipos, 30 preguntas, 30 respuestas' se ha quedado obsoleto. Según escribía estas líneas, los Sixers despedían a Maurice Cheeks. No recordaba un inicio de temporada similar: Cinco cambios de entrenadores en Oklahoma City, Washington, Minnesota, Toronto y Philadlephia y unos cuantos traspasos importantes como el Iverson a Detroit por Billups, la revolución de los Knicks mandando a Zach Randolph a los Clippers y a Crawford a Golden State por Harrington y los recientes entre New Orleans-Washington-Memphis (Daniels a N.O. y Mike James a Washington) y Phoenix y Charlotte (Diaw y Bell por J-Richardson).

No recuerdo una temporada con tantos cambios. Y los que vendrán, porque a partir del 15-Diciembre, 90 jugadores, los principales agentes libres que firmaron sus contratos, entrán en la lista de transferibles. Y hay unos cuantos nombres importantes como el de Corey Maggette (¡que firmó 5 años por 50 millones!) que ya suena casi en todos los rumores de traspasos. Ojo porque la lista de transferibles es muy golosa: Baron Davis, Monta Ellis, Elton Brand, Arenas, Iguodala, Deng, Vujacic, Udrih, Calderón...

A esta lista hay que añadir los expiring contracts más jugosos: Kidd (21.372.000), Allen Iverson (20.840.625), Marbury (20.840.625), Shawn Marion (17.810.000), Bibby (14.983.000), Odom (14.148.596), Rasheed Wallace, Szczerbiack, LaFrentz, Andre Miller, Antoine Walker...

Cualquier cosa puede pasar. Parece que los propietarios de las franquicias se han cansado de ver cómo sus grandes inversiones no daban los frutos deseados. Quieren resultados ya. Los entrenadores han sido los primeros en pagar los platos rotos aunque alguna decisión como la de despedir a Sam Mitchell ya estaba tardando en llegar. Entre tanto relevo llama la atención la reconversión de Ed Tapscott, 'creador de los Bobcats' y a quien tuve la oportunidad de conocer gracias a Tim Shea, a entrenador de los Wizards y el toque de atención que le han dado a Kevin McHale en Minnesota: arregla desde el banquillo este equipo que has creado desde los despachos.

Envía tu comentario a eduardoschell@hotmail.com



¿Cuatro españoles en el All Star? Yes we can!
Publicado por Eduardo Schell. Nov 17 del 2008 a las 11:08 AM

Rudy Fernandez
NBAE/Getty Images

Son cinco, pero a uno (Sergio Rodríguez), el entrenador (McMillan), empeñado más en la defensa que en el ataque, no le deja demostrar su talento y valía con lo que apenas tiene repercusión para optar a ser All Star. Debió serlo como rookie y sophomore, pero fue condenado al ostracismo del banquillo incomprensiblemente.

Los otros cuatro tienen serias opciones de participar en la gran fiesta del All Star de Phoenix:

1. PAU GASOL. Su impacto en los Lakers ha sido inmediato y como todo lo que se hace en Hollywoood/Los Angeles tiene más repercusión que en la poco mediática ciudad/franquicia de Memphis. Pau es un fijo en el Oeste bien como center -tras Yao Ming- bien como powerforward junto a Duncan, Nowitzki y Melo (y Stojakovic?). Pau logró ser reserva del All Star jugando en Memphis, que tiene un mérito increíble, y ahora como aspirante al anillo se merece un puesto.

2. JOSE MANUEL CALDERÓN. Pese a que los Raptors no son un equipo muy mediático, ya aparece en las papeletas (ballots) para votar, lo que tiene mérito. El año pasado fue considerado como reserva en el Este tras las bajas de última hora. Puede que su juego no sea tan espectacular como el de Iverson, Wade, LeBron y demás, pero es un base serio, cumplidor, eficaz, que puede dar espectáculo y que es campeón del Mundo y subcampeón olímpico. Debería de ocupar el puesto dejado por Chauncey Billups. Su problema, una vez más, es que hay otros jugadores que se venden más y que tienen mejor marketing.

3. RUDY FERNÁNDEZ. Es claro favorito para el All Star de los novatos En Portland alucinan con él. Los que le conocemos, no. Pero nos alegramos del impacto tan inmediato que ha tenido en los Blazers. Es carne de All Star: explosivo, mates espectaculares, vuelos sin motor a la canasta, canastas imposibles, energía pura...

4. MARC GASOL. Pívot titular en los jóvenes Grizzlies. Qué le pregunten a Yao, Dwight Howard o Shaq por él. No hay pívots como él, es un cenetr puro y duro que además sabe jugar de cara a la canasta. Su problema es que no es egoísta y no busca lucirse como otros compañeros. Ha de ser pívot titular de los rookies. Sólo Oden y su marketing le pueden arrebatar el puesto si se recupera físicamente.

¿Comentarios?. Envía tu mensaje a Eduardo Schell: eduardoschell@hotmail.com



Big Marc
Publicado por Eduardo Schell. Nov 4 del 2008 a las 11:08 AM

NBAE/Getty Images
Marc Gasol

Al final de la temporada 2005-06, Marc Gasol estaba hundido. Dusko Ivanovic, su entrenador en el Barcelona, le había condenado al ostracismo del banquillo incomprensiblemente. No contaba con él y Marc no quería seguir así. No quería estancarse, deseaba jugar, progresar y poder demostrar su gran valía. El problema es que tenía cerrada las puertas del equipo en el que Pau (ahora en los Lakers) firmó un ascenso meteórico. Marc lo tenía tan claro que hasta sopesó seriamente irse a un equipo de la LEB (el equivalente dela segunda división española de baloncesto).

“Necesitaba jugar y me estaba planteando aceptar ofertas de la LEB porque quería seguir creciendo y desarrollándome como jugador. El Akasvayu Girona se mostró muy interesado en mí, lo valoré mucho y acepté”, me reveló Marc cuando le he entrevistado para el libro 'Basuketoboru, la Selección Española de Baloncesto desvela las claves para conseguir el equipo perfecto'. Unos días después, Pepu Hernández -seleccionador nacional- le llamó a última hora para la selección y se ganó una plaza para el Mundial de Japón. “Él confió en mí y nunca podré agradecérselo lo suficiente”, me contó. Apenas un mes después España se proclamaba campeona del Mundo en el Mundial de Japón.

El resto es de sobra conocido: dos años espectaculares en el Akasvayu Girona consagrándose como el MVP de la ACB logrando 11 MVP destrozando el mítico rédord de Arvydas Sabonis (que logró 10 en la 94-95), jugador indiscutible de la Selección (oro mundial en 2006, plata europea en 2007 y plata olímpica en 2008) y ahora ha firmado un arranque de temporada con los Grizzlies con números de All Star. Marc confiesa su secreto:trabajo incansable, dedicación absoluta y dejarse la piel por el equipo. “Si el entrenador me pide que me dé 200 cabezazos, voy y me los doy. Es más, me doy 500”, dice.

Sus 27 puntos, 16 rebotes y 3 tapones para hundir a los Warriors dejan claro quién es Marc Gasol. Él último pívot que tuvo un impaco tan inmediato en la NBA fue Shaquille O'Neal en Orlando. Los elogios no paran de lloverle a Marc, pero él sigue centrado en trabajar duro, progresar y hacer mejores a sus compañeros. Sabe lo que le ha costado llegar hasta aquí y no olvida los momentos duros. Me dijo en Basuketoboru que los momentos difíciles le han ayudado para ser mejor:

“Cuando estaba en el Barça y no jugaba, fue muy duro para mí, pero por encima de ese momento destacaría la lesión que sufrí estando en mi segundo año en el Barça. Me lesioné dos veces seguidas el pie y estuve un mes y medio recuperándome en Croacia trabajando muy duro en un país que no es el tuyo con un idioma que desconoces y lo pasé muy mal. Sufrí bastante y me esforcé mucho para recuperarme. Creo que detrás de cada vez que te pasa algo malo hay una oportunidad para hacerte más fuerte. Entonces aprendió que para triunfar sólo hay un camino: el del sacrificio y la constancia. Y a eso nadie le gana.

¿Comentarios?. Envía tu mensaje a Eduardo Schell: eduardoschell@hotmail.com



30 equipos, 30 preguntas. ¿30 respuestas?
Publicado por Eduardo Schell. Oct 27 del 2008 a las 11:08 AM

NBAE/Getty Images
Boston Celtics
  1. Boston. Los campeones son un año más viejos, no un año más expertos. ¿Podrán combatir la edad y las lesiones para renovar título? No lo veo, aunque eme encantaría otro Boston-Lakers en la final.
  2. Lakers. Tras la llegada de Pau en febrero, todos vieron el anillo más cerca y apostaban por los Lakers como los favoritos al anillo en la 2008-09 con Bynum ya recuperado. Ahora parece que Bynum le estorba a Phil Jackson ("Se chocan mucho en la cancha él y Pau") que además apostará por Odom como sexto hombre. ¿Le funcionará la fórmula al gurú del Zen? Ojala.
  3. New Orleans. Los Hornets son la alternativa en el Oeste con Paul, Chandler, Stojakovic, West, Mo Pete... ¿Darán el picotazo definitivo? Puede ser.
  4. Detroit. Como Boston, un año más viejos y el músculo empieza a ablandarse. ¿Se han convertido los Bad Boys en los Old Boys? Me da que sí.
  5. San Antonio. Año impar, ¿toca título entonces como en 2007, 2005, 2003 y 1999? Si no es en 2009 dudo que lo sea en 2011 porque los años empiezan a pesar.
  6. Cleveland. ¿Aprovechará LeBron James y compañía la gran oportunidad que se les presenta en el Este para llegar a la final de conferencia sin excesivos esfuerzos? Desperdiciaron su gran oportunidad en la final perdida hace dos años ante los Spurs aunque este año son algo mejores respecto a ese incidente y al año pasado: LeBron, Gibson, Pavlovic, Szczerbiack, un veteranísimo juego interior (Ilgauskas-Wallace), Varejao, el rookie Jawad Williams...
  7. Utah. No hacen tanto ruido como sus fans en el Energy Solutions pero juegan bien, muy bien y defienden todavía mejor. Tiene una mezcla casi perfecta de veteranos y jóvenes expertos que les puede llevar muy lejos bajo la sabia y estricta batuta del sargento Sloan. ¿Bastará? No creo que se les pueda catalogar de outsiders, pero en un momento dado son candidatos a todo en el Oeste.
  8. Philadelphia. Dio la campanada del verano con Elton Brand, que junto a Iguodala y Dalembert hace soñar a una ciudad acostumbrada a las decepciones. Falta un director de orquesta, que debería ser Andre Miller, pero éste es una incógnita. ¿Resucitará Philadelphia? Hay mucho dinero invertido en sueldos, es una apuesta decidida por volver a los buenos y felices tiempos. Ojo a los Sixers. Y a Thaddeus Young.
  9. Dallas. Mark Cuban no parece preocupado por la crisis económica y sí obsesionado por la oportunidad perdida ante Miami cuando dejaron escapar un anillo que tenían ya casi puesto en el dedo. Terry y Kidd al mando; Howard, Stackhouse, George y Green; Nowitzki, Diop y Dampier. Asusta. ¿Podrá Carlile llevar la nave a buen puerto? Ahora o nunca.
  10. Phoenix. Me pareció incomprensible echar a Mike D'Antoni y ahora los Suns buscan una nueva identidad que les lleve lejos. Está claro que el basket rápido y divertido no les ha valido, puede que se serenen un poco para explotar a Shaq, pero se pierde la explosividad de Barbosa, Bell, Diaw y Stoudemire. ¿Podrá Terry Porter encontar la receta mágica? Difícil, pero si lo hace, Nash, Barbosa, Bell, Diaw, Stoudemire, Shaq y Hill son mucho para plantar cara en el Oeste.
  11. Portland. Se convertirá en el próximo gran dominador de la NBA. ¿Este año? Demasiado pronto, pero ojo a lo que viene: Sergio Rodríguez, Roy, Oden, Webster, Aldridge, Frye, Rudy, Bayless, Diogu... Y Batum más el contrato de LaFrentz. Será un equipo divertido de ver si la rigidez de McMillan lo permite. Los playoffs son un objetivo real y pueden ganar al menos la primera ronda. A partir de ahí, a soñar.
  12. Toronto. Ganar ya la primera ronda de los playoffs es una obligación. ¿Donde llegarán? Dependerá del rendimiento de Jermaine O'Neal en la pintura junto a Bosh, de si Bargnani da por fin un paso al frente y de si Ukic o Solomon son capaces de dar minutos de calidad como suplentes de Calderón, que volverá a demostrar su gran valía como titular.
  13. Orlando. ¿Puede revolucionar el Este? Superman Howard necetita ayuda. Cuenta con Nelson y Turkoglu, pero necesita más de Pietrus, Redick, Bogans y los pívots suplentes.
  14. Washington. ¿Qué les espera? Todo dependerá de cuándo y cómo regresa Gilbert Arenas. Butler y Daniels le necesitan. Si están bien los tres para playoffs y Dixon y Blatche están con confianza, podrían dar la sorpresa de la primera ronda.
  15. Atlanta. ¿Volverán a volar los Hawks? Hay razones para soñar con los playoffs con Bibby, Johnson, Smith y Williams, pero se necesita más, incluso en el Este.
  16. Houston. ¿Despegará? Todo dependerá de la espalda de McGrady. Yao es mucho Yao, pero no basta en el Oeste. La duda es si Artest ayudará al despegue de la nave o dinamitará por dentro un proyecto donde Scola y Landry serán muy importantes.
  17. Denver. ¿Donde llegará? La fórmula Melo+Iverson sigue sin funcionar, Smith no ha rendido, Nene es una incógnita tras lo suyo, K-Mart es otra y el único fiable parece Kleiza. Meterse en playoffs sería un premio... y un castigo de cara a la lotería del draft.
  18. Indiana. ¿Podría por favor Larry Bird dejar los despachos y volver a los banquillos? Por ahí se empezaría a devolver la ilusión a una ciudad que no se merece lo que está pasando.
  19. Golden State. Demasiados cambios en los dos últimos veranos tras los sorprendentes pasados ante Dallas. Añorará a Baron Davis y falta un base que ponga algo de criterio al Nellie-Ball y además estalla el caso Monta Ellis. El cuarteto Azubuike, Biedrins, S-Jackson, Maggette puede dar guerra con la ayuda de Harrington, Watson, Williams, Brandan Wright y Turiaf. ¿Suficiente? No lo parece en el Oeste para meterse en playoffs.
  20. Clippers. El otro protagonista de la guerra fría del verano entre Warriors y Clippers. ¿Bastará con el efecto Davis? Si las lesiones le respetan, marca diferencias como base, pero sin Brand ni Maggette, los Clippers están huérfanos.
  21. Nets. Nueva era sin Kidd ni Jefferson. ¿Siguiente paso? Traspasar a Carter por contratos que acaben pensando ya en la próxima temporada y en la mudanza a Brooklin con Jay Z y LeBron James.
  22. Sacramento. ¿Qué hace falta para volver a reinar? Demasiado. Se perdió el tren años atrás con Bibby, Christie, Stojakovic, Webber y compañía.
  23. Bulls. ¿Qué versión veremos? Esa es la duda, la catastrófica del año pasado o la revelación de hace dos. Hay equipo para meterse en playoffs en el Este, pero es un mar de dudas en el que Del Negro debe intentar poner orden.
  24. Minnesota. ¿Hacia dónde van? Sinceramente, ni idea. No tienen demasiado para plantar cara de momento en el Oeste. Hay jóvenes con mucho futuro como Jefferson, Love, Telfair, McCants, Brewer, Carney y Foye. Pero no es su momento.
  25. Memphis. Otros con potencial pero con un proyecto que da demasiados tumbos tras el traspaso de Pau en febrero. Lo mejor de esa operación fue hacerse con los derechos de Marc Gasol para juntarle con Lowry, Mayo, Gay, Conley y Warrick. Se quitaron de encima el contrato de Cardinal pero llegaron los de Walker y Jaric. ¿?.Añorarán los puntos de Mike Miller. ¿Objetivo? Que los jovenes crezcan, soñar con un buen pick en el draft e intentar un traspaso bueno el próximo verano.
  26. Miami. ¿El reto? Volver a playoffs con un renacido Wade confiando en que la conexión con Marion funcione. Vienen jóvenes prometedores. Si dan un paso al frente...
  27. Milwaukee. Mezcla extraña tras los traspasos de verano. ¿Playoffs? Dificil. Jefferson y Redd serán un quebradero de cabeza para cualquier defensa, Villanueva es un buen jugador, se espera mucho más de Bogut y hay muchas expectativas puestas en Joe Alexander, pero no parece suficiente para pensar en algo más que un octavo puesto.
  28. Charlotte. ¿Y si vuelve Jordan a jugar? Ojala. O hay muchos traspasos y más presupuesto o no hay mucho que hacer.
  29. Oklahoma. ¿A qué aspiran? Bastante tienen con la reubicación de ciudad como para pensar en más. Lo bueno es la ilusión que han despertado entre los nuevos aficionados.
  30. New York. ¿Seguirá podrida la manzana? Ha llegado el combo Walsh-D'Antoni, pero ni el primero es el Harry Potter de las finanzas ni el segundo el Harry Houdini de los banquillos... teniendo en cuenta en ambos casos lo que tienen y lo que cobran. Hasta que no se desprendan de Marbury, Curry, Randolph y Q-Richardson, no parece que haya solución. Parece que Walsh y D'Antoni han llegado para poner orden. La NBA lo necesita. Nueva York también. Animo a D'Antoni desde estas líneas.
¿Comentarios?. Envía tu mensaje a Eduardo Schell: eduardoschell@hotmail.com