Entrevista exclusiva con Carlos Arroyo desde Atenas

ATENAS, Grecia (18 de Agosto, 2004) - En dos juegos en las olimpiadas, contra Estados Unidos y Lituania, Carlos Arroyo se proyecta como una de las grandes figuras del torneo en Atenas. La estrella de los Jazz es reconocida por todos los rivales, los aficionados lo aplauden y los medios no paran de entrevistarlo. Desde la villa olímpica el boricua entregó algunos conceptos y comentarios.

Arroyo
Carlos Arroyo ante la mirada de Allen Iverson
NBAE/Getty Images
¿La victoria frente a Estados Unidos fue el mejor partido de tu carrera?
“Quizás uno de los mejores. Fue un gran partido para todos nosotros, para todos los integrantes del equipo y para algunos fue el mejor de nuestras carreras. En términos de la búsqueda de una meta clara, como es una medalla, definitivamente fue un gran comienzo. En ese momento representábamos a Puerto Rico y también al mundo, porque todos quieren vencer a Estados Unidos, porque ellos tienen un gran talento por sus estrellas de la NBA. Creo que hicimos un gran trabajo y fue un gran juego para nosotros”.

¿Qué opinas de tu rendimiento personal, qué tienes que decir sobre los 24 puntos que marcaste y el gran manejo del juego?
“La verdad siempre hago lo que sea para ayudar a mi equipo. Todos estaban contentos por el trabajo que hice, la manera que manejé los ritmos del partidos y como logramos controlar el balón. Creo que ese es mi trabajo, controlar el juego y buscar que mis compañeros tuvieran oportunidades para crear jugadas y anotar. Creo que eso fue lo que hice”.

¿Hiciste un trabajo especial en el verano? Pareces uno de los jugadores más veloces del torneo.
“Creo que la altura en Utah tiene mucho que ver (risas). Me cansó más rápido que acá. Pero creo que se corre bien aquí y me siento más ligero que cuando juego en Utah”.

Es decir, ¿bajo las órdenes de Jerry Sloan?
“Si, bueno con Jerry debemos correr mucho. Pero acá se hace igual. Creo que he trabajado muy fuerte en el verano, he tenido que superar lesiones pero en general ha sido he tenido un gran período de preparación antes de estos juegos”.

¿Cómo crees que la experiencia en estas justas olímpicas se reflejará en tu nivel en la NBA?
He ganado experiencia, más confianza, he logrado entender el juego de mejor forma y espero que pueda ayudar a que los Jazz lleguen a los playoffs en la próxima temporada. Tenemos un equipo muy talentoso para lograrlo. Hay muchas expectativas, tenemos un mejor equipo que el año anterior y creo que todos esperan que logremos realizar un gran trabajo. El ganar experiencia y saberla usar me ayudará mucho para lo sigue en mi carrera”.

En este torneo te proyectas como uno de los mejores armadores del mundo. ¿Esperas una temporada estelar en la NBA para el 2004-05?
“Ese es uno de mis sueños, pero me falta mucho. Creo que necesito aprender mucho más del juego y mejorar mi formar. Pero esa es definitivamente una de mis metas”.

¿Has hablado con Carlos Boozer, tu nuevo compañero de los Jazz?
“Si, hemos hablado. Pero él está en su equipo y yo en el mío, así que no hemos compartido mucho. Pero nos vemos y nos decimos que nos mantengamos saludables para hacer un gran trabajo la próxima temporada”.

Tu compañero Larry Ayuso ha tenido una gran presentación en los dos primeros partidos, ¿crees que este será el empuje definitivo para que llegue a la NBA?
Larry tiene un gran poder de lanzamiento, como muchos de los jugadores de la NBA. Su dificultad es el tamaño para jugar como alero, pero creo que podría ser un gran lanzador en la NBA y creo que tendrá la oportunidad de demostrar que puede pertenecer a la liga. Está en él el entender que necesita trabajar cada día para mejorar su juego, comprender el estilo de la NBA y las diferencias que hay entre el baloncesto internacional y el de la NBA. Este es un juego muy complicado y todo está en él”.

¿Para ti cuál es la mayor diferencia entre la NBA y el baloncesto internacional?
“Creo que el juego a nivel internacional es más fuerte. La NBA es dura pero fuera de Estados Unidos se juega de una manera diferente y si no estás acostumbrado a hacerlo internacionalmente no puedes tener un buen rendimiento en diferentes torneos. Creo que la prueba de esto es el equipo de Estados Unidos, ellos pueden decir que es muy difícil el jugar a nivel mundial. Los partidos son más físicos, los árbitros dejan jugar más, se permite mayor contacto físico y yo y nosotros entendemos esto y lo mismo el equipo americano”.