Una noche inolvidable para Michael Jordan

ATLANTA, Georgia (febrero 9, 2003) – Más allá del marcador 155-145 a favor del representativo del Oeste, las vistosas jugadas y la nostalgia, el Juego de las Estrellas tuvo un cierre nostálgico y emotivo con la despedida de Michael Jordan de este evento.

Kevin Garnett se llevó el premio al jugador más valioso del partido gracias a sus 37 puntos y siete rebotes, pero las miradas estuvieron concentradas toda la noche en Jordan.


Jordan anota dos de los 20 puntos que obtuvo en su último Juego de las Estrellas.
NBAE/Getty Images
‘MJ’ se retiró del Philips Arena como un héroe en una noche que estuvo dedicada a él y su legado a la NBA.

La presentación de los jugadores estuvo animada por la banda Cool and The Gang y con el tema ‘Celebration’ entraron uno a uno todos los participantes.

Primero aparecieron las Estrellas del Oeste: Steve Nash, Dirk Nowitzk, Shaquille O’Neal, quien se llevó la primera ovación de la noche. Enseguida Stephon Marbury, Shan Marion, Peja Stojakovic y Gary Payton como suplentes.

Luego salieron los titulares encabezados por Tim Duncan, Kevin Garnett, Yao Ming, que tuvo la primera ovación con el público de pie. Inmediatamente, Steve Francis y el grupo lo cerró Kobe Bryant.

Tras una pausa fueron presentadas los suplentes del Oeste: Paul Pierce, Antoine Walker, Zidrunas Ilgauskas, Brad Miller, Jason Kidd, Jamal Mashburn y finalmente Michael Jordan que tuvo el recibimiento más emotivo por parte de los asistentes.

A ese punto, el anunciador oficial dijo que Michael Jordan sería titular gracias a que Vince Carter le había cedido su lugar. Ante la sorpresa de todos, Jordan recibió la noticia.

Así y con una gran ovación hizo su aparición Carter. Lo siguieron Jermaine O’Neal, Ben Wallace, Allen Iverson y Tracy McGrady.

Ya en acción, Yao Ming ganó la primera bola y Kevin Garnett logró el primer punto para la escuadra del Oeste. Cuando Michael Jordan tomó el balón por primera vez el público lo ovacionó. Aunque el dueño de la noche tuvo varios intentos fallidos anotó recién en su séptimo intento. Al final del primer cuarto ‘MJ’estuvo 11 minutos en el campo de juego con seis puntos convertidos en 12 intentos.

Sus dos cestas llegaron en sendas asistencias de Jason Kidd. Una de ellas le permitió al equipo del Este empatar el juego 16-16 a 2.46 minutos del final del primer cuarto. Jordan salió del campo a 1.15 del cierre del período inicial y fue reemplazado por Paul Pierce.


Kevin Garnett.
NBAE/Getty Images
Shaquille O’Neal ingresó y en la primera mitad dos puntos gracias a un espectacular dunk, el primero de la noche.

Al final del segundo cuarto O’Neal compartió el campo de juego con Yao Ming, quien actuó como centro. El chino sirvió una asistencia para un nueva anotación de O’Neal.

Al final de la primera mitad, la escuadra del Oeste lideraba el compromiso con un marcador parcial de 55-52.

En el descanso, los jugadores fueron ubicados en un costado de la cancha y se preparon para presenciar el homenaje de Mariah Carey a Michael Jordan. En el centro del campo se instaló un pequeño escenario donde Jordan pudo presenciar el sentido tributo. En el costado sur del Philips Arena apareció Mariah Carey vistiendo un uniforme de los Chicago Bulls y el legendario número 23 que vistió por varios años.

Tras cantar su primer tema, Carey se trasladó al centro de la cancha para cantarle a Jordan y a los demás asistentes ‘Hero’ (‘Héroe’) . Al final de la misma, ella fue la anunciadora ‘oficial’ y presentó a Jordan con el tradicional tema musical de fondo que se utiliza en esos momentos: “De la Universidad de Carolina del Norte, de los Chicago Bulls y de los Washington Wizards…Michael Jordan”, se escuchó de la voz de Carey.

‘MJ’ tomó el micrófono y se dirigió al centro del escenario para agradecer el homenaje. Durante varios minutos el público ovacionó a Jordan interrumpiendo su intento de comenzar su discurso.


Vince Carter se llevó una gran aplauso por el gesto que tuvo con Michael Jordan
NBAE/Getty Images
Con una palabras cortas Jordan dijo: “Quiero agradecer a todos por este homenaje, a mi familia por el apoyo que me han dado durante varios años, a mis amigos y a todos por estos maravillosos años. Mi tiempo ha llegado y es hora de pasar a las nuevas generaciones así como alguna vez lo hicieron ‘Dr J.’ y Magic Johnson. Ellos son los encargados de seguir con la tradición…”.

El cierre del compromiso fue emotivo gracias a los dos tiempos extras que fueron necesarios para definir el marcador, una situación secundaria teniendo en cuenta el homenaje a Jordan.

Y él estuvo cerca de cerrar una noche brillante, cuando en el segundo tiempo extra dejó a su equipo en ventaja 138-136 con una cesta y gracias a una nueva asistencia de Jason Kidd a pocos segundos del final. Pero una falta de Jermaine O’Neal le permitió al equipo del Oeste empatar con dos lanzamientos de tiro libre de Kobe Bryant.

Así el juego se extendió a un tercer tiempo extra que fue dominado desde el comienzo por la escuadra del Oeste que cerró el marcador con 10 puntos de ventaja (155-145).

Así se cerró la noche en la que se homenajeó a Michael Jordan una auténtica estrella de la NBA, que dejó como mensaje final que el “baloncesto estaba en buenas manos, en las nuevas genereaciones de estrellas que esta noche se reunieron”.