Tommy Nuñez , orgullo mexicano en la NBA

Por Alejandro Olvera, redactor de la Revista Viva Basquet
Para muchos de nosotros el máximo sueño es llegar a la NBA, jugar en los Lakers, en los Mavericks, los Knicks o poder compartir la duela con leyendas como “Magic” Johnson, Kareem Abdul Jabbar, Larry Bird, Charles Barkley y por supuesto, Michael Jordan.

Pocos son los que alcanzan ese sueño, uno de ellos es Tommy Nuñez. No, el no jugó con los Lakers, ni con los Celtics; él cumplió su sueño de llegar a la NBA pero no como jugador. Tommy escogió otro camino: ser árbitro. Durante 30 años pudo compartir la duela con los mejores jugadores de la historia, estar en los momentos más importantes de la NBA como Juegos de Estrellas, finales, partidos de playoffs e incluso puede darse el lujo de decir que estuvo en el último partido del jugador más grande de toda la historia, pues el mismo día que Jordan dijo adiós, Tommy Nuñez

En esta edición de Viva Basquet, la revista oficial de la NBA en México, podrás encontrar:
En portada Kevin Garnett y La Hora de la Verdad
David Stern, 20 años en la NBA
Los Kings quieren la Corona
Lawrence Frank sorprende con sus Nets
  • Para suscripciones: suscripciones@vivabasquet.com, Telef: 56 59 39 85 o Fax: 55 54 09 45
    www.vivabasquet.com.mx
    Envíanos tu opinión sobre este artículo
  • también se despedía de las duelas de la NBA –y para fortuna nuestra es mexicano-.

    "La Esquina Latina" en el Jam Session del Juego de Estrellas de la NBA celebrado en Los Ángeles, fue el lugar perfecto para llevar a cabo esta entrevista. Luego de convivir con los niños latinos y dirigir una clínica al lado de Felipe López, Tommy Nuñez platicó con Viva Basquet sobre su exitosa trayectoria como árbitro de la NBA.

    De muy buen humor y con su tradicional tono amable, Tommy comenzó a platicarnos algunas cosas de su vida. Por supuesto, lo primero que nos expresó fue su orgullo por ser de origen mexicano: " Yo nací en Santa María, California, después de ahí me fui a Phoenix. Mi abuela es de Hermosillo, Sonora y mi abuelo es español. Pero yo... ¡soy más mexicano que los nopales!

    Los años de juventud
    Las cosas no fueron nada fáciles para Tommy; al poco tiempo de mudarse de California a Phoenix, sus padres se divorciaron y esto terminó por marcar su destino. Vinieron los años en los que la calle era el mejor lugar para escapar de la realidad. "Yo tenía muchos problemas de carácter social cuando era joven e incluso me echaron de la escuela secundaria" comentó.

    Entró a un club juvenil y lo expulsaron, las peleas y robos eran cosas de todos los días. A los 17 años fue expulsado de la secundaria y los enfrentamientos con la policía se volvieron parte de la vida diaria, hasta que un día tuvo que decidir: o entraba a la escuela militar o pasaría un buen rato en la cárcel. La opción fue entrar a la escuela militar, después ingresó a la Infantería de Marina y fue ahí donde su vida comenzó a cambiar. Terminó la escuela secundaria y las cosas poco a poco tomaron un nuevo rumbo.

    Nunez
    Tommy Núñez con Dennis Rodman, Kobe Bryant, Allen Iverson y Michael Jordan.
    NBAE/Getty Images
    Directo a la NBA
    El ser árbitro se trae en la sangre y el destino le dio a Tommy la oportunidad de empezar a cambiar su vida gracias a esta profesión, llevándolo a grandes alturas. Así comenzó el camino hasta llegar a ser uno de los mejores árbitro en la historia de la NBA.

    "Empecé a trabajar partidos en una escuela secundaria con mi primo que era el único mexicano en Arizona trabajando de árbitro, entonces trabajé en primera división algunos partidos". El salario era de 3 dólares con 50 centavos por hora; a los partidos asistía muy poco público pero su talento lo llevó a trabajar en escuelas secundarias y colegios comunitarios.

    Su vida estaba por cambiar de forma radical, "Me dieron la oportunidad de trabajar en un partido de novatos de los Soles de Phoenix en 1970. Después, un oficial de la NBA me invitó a que intentara probarme en la liga.” Al principio la propuesta no le pareció tan interesante y dudó en aceptarla, pero tras la insistencia del oficial Darrell Garretson, Tommy decidió asistir al campamento de árbitros en Nueva York. "Me invitaron a un campo en NY en 1972 y firmé mi primer contrato en 1973. Hubo mucha gente que me apoyó, muchos mexicanos me ayudaron", comenta emocionado el único árbitro latino en la NBA.

    Así comenzó la historia de Tommy Nuñez en la NBA, una historia de 30 años que le dejó un sin fin de anécdotas, pero sobre todo, la satisfacción de poner en alto la bandera de los latinos."Es un placer y un gran orgullo ser el primer mexicano en la NBA y tengo el honor de trabajar con la juventud latina para apoyarlos y ayudarlos a que sigan adelante con sus sueños."

    En su etapa como árbitro profesional, Tommy tuvo la oportunidad de compartir escenario con los mejores jugadores de la historia, desde Jerry West hasta Allen Iverson. Pero sin duda, el que más huella dejó en él es “Magic” Johnson. "’Magic’ Johnson me impactó no sólo como jugador, sino como persona. Tenía un sentimiento muy especial hacia la juventud; regalaba su jersey al final de los partidos, convivía con sus fans. Es una gran persona, en ocasiones durante el verano llevaba algunos mexicanos de escuelas de California o Los Ángeles y hablaba con ellos."

    A pesar de tener que lidiar con jugadores que regularmente se enfrentaban a los árbitros como Rodman, Laimbeer, o recientemente Rasheed Wallace, él nunca tuvo problemas con ningún jugador. Tommy comenta que incluso le gustaba mucho platicar con ellos para compartir puntos de vista.

    Nunez
    Tommy Núñez,todo un personaje durante su paso por la NBA.
    NBAE/Getty Images
    De los grandes jugadores a los que tuvo la oportunidad de arbitrar está Michael Jordan, y al respecto Tommy nos comentó: "A el le pité poco más de 100 veces. Es el mejor jugador de la historia del basquetbol, nunca habrá alguien como él; es el mejor que yo he visto jugar."

    Obviamente, el único árbitro mexicano y latino en la historia de la NBA nos dio su opinión sobre el por ahora único mexicano en la liga más poderosa del mundo: "Eduardo Nájera es muy bueno, es un orgullo y representa a México en la NBA haciendo un extraordinario papel con los Mavericks. Además de él conozco a otros como Jorge Rochin con quien he trabajado.”

    Su carrera ha finalizado, pero los sueños y proyectos siguen vivos, es por eso que Tommy se mantiene ligado al basquetbol y aprovecha todos sus conocimientos y experiencia que le dejaron 30 años en el deporte ráfaga para transmitirlos a la juventud, en especial a los latinos que viven en el sur de los Estados Unidos. Dentro de los proyectos que llevan el sello de Tommy Nuñez nos encontramos con el "National Hispanic Basketball Classic", torneo de basquetbol que va dirigido a jóvenes latinos y que en los últimos años ha tenido como sede la secundaria St Mary's, (sí, la misma de donde fue expulsado Tommy en sus épocas de colegial). "St Mary's sigue diciendo que soy el personaje más famoso que expulsaron", apuntó sonriente.

    Una de sus prioridades es tratar de ayudar a la juventud y lo hace de diferentes maneras, por medio de clínicas, charlas y programas que el propio gobierno de Arizona organiza dándole a Nuñez la responsabilidad de ser él el que transmita el mensaje. Su labor fuera de las duelas le ha llevado a ganarse el reconocimiento público y ha recibido varias felicitaciones por parte de funcionarios de estados como Arizona y Texas.

    Tommy está dispuesto a ayudar a todos los jóvenes que se acerquen a él, en especial a los mexicanos, pues una de sus ilusiones es ver a más paisanos triunfar en la NBA como jugadores o incluso como árbitros.

    Así llegamos al final de esta plática con Tommy Núñez, quien a lo largo de 30 años demostró ser de los mejores en su profesión y hoy ya retirado nos demuestra que además de ser un gran profesional es una excelente persona.