-->

¿Qué les depara el futuro a estos Bulls?

Por Sam Smith | 6 de junio de 2009


Derrick Rose Derrick Rose: Es el futuro consensuado de la franquicia, la piedra angular perfecta.

Así que sí debía terminar. Los jugadores de los Bulls habían traído consigo muda para una semana y tenían sus reservas de hotel listas para Orlando. Pero tuvieron que dar vuelta atrás con el vuelo chárter hacia el Oeste, tras su derrota, 109-99, en el séptimo partido frente a los Boston Celtics.

Y así, en lo que esperan se convierta en rito anual, los jugadores votaron sobre las primas de la postemporada. Los jugadores se reunieron entonces con el entrenador Vinny Del Negro y el director de personal Gar Forman, del que se espera pronto asuma tareas adicionales dentro de la organización.

Paxson, que finalizó cuarto ‘ex aqueo’ en las votaciones para el trofeo al Ejecutivo del Año en la NBA, que acabó ganado Mark Warkentien, de Denver, seguirá ejerciendo de máximo responsable del equipo, se espera.

“Estamos decepcionados”, dijo Del Negro a los periodistas reunidos en las instalaciones de entrenamiento del Berto Center. “Pero estoy muy orgulloso de la manera en que los jugadores han trabajado juntos, especialmente en la segunda mitad del año. Estoy feliz con la dirección tomada. No se trata de donde estamos ahora. Se trata de adonde nos dirigimos. Vivimos un notable desarrollo de nuestros jugadores más jóvenes. Gozamos de una agradable ventaja de campo con nuestros grandes seguidores, y eso es una ventaja enorme. Tenemos trabajo por hacer. Pero mi pensamiento inicial al tomar el mando era que deseaba construir un equipo, una base. Y eso toma su tiempo. Hubo un cierto amor duro al principio para que los chicos supieran como iban a funcionar las cosas. Pero una vez que nos encontramos en la misma página, incluso antes del límite de traspasos, nos formamos como equipo y tomamos impulso. Esperemos que los chicos tengan ahora veranos productivos con sus programas de verano que estaremos supervisando y vuelvan mejor individualmente para que seamos un equipo más fuerte. Obviamente, con el Draft y demás decisiones, será un verano ocupado.”

En su temporada como entrenador novato, Del Negro fue a menudo objeto de discusión por parte de medios informativos y seguidores, pero dijo que contaba con que ello formaba parte del trabajo y que no tiene ningún problema al respecto.

“En tu primer año como entrenador vas a recibir”, dijo Del Negro. “Es parte del trato. No puedes aceptar este trabajo y pensar que vas a entrar en un mercado como Chicago con la reputación y la tradición de los Bulls y no ser cuestionado en cada decisión. Es parte del negocio. La gente no es muy paciente. Tengo el pulso del equipo porque vivo con él y lo respiro 24-7. Hubo un cierto amor duro temprano. Pero sabía que una vez que consiguiera un poco de estructura y de base y los chicos supieran como iba a trabajar, comenzaríamos a jugar mejor.”

Del Negro también dijo que el equipo obviamente necesita más anotación interior.

Ben Gordon habló sobre su futuro incierto la noche del sábado asegurando que quisiera permanecer con los Bulls pero que no sabe qué sucederá. Gordon dijo que no necesita ser titular y que odiaría dejar a este grupo de jugadores.

“Ser titular no importa,” dijo Gordon. “Sé qué clase de jugador soy y qué clase de impacto puedo tener en el juego.

Sólo deseo estar en alguna parte donde la organización esté intentando ganar un campeonato. Eso es lo que verdaderamente me importa. Los chicos con los que competí allí afuera, dimos todo lo que tuvimos. Los hubo que jugaron lesionados. Jugábamos contra la adversidad. Nadie pensó que teníamos posibilidades. Pero lo intentamos lo mejor que pudimos. Este equipo, con lo que tenemos ahora, y apenas algunos ajustes… podemos tomar esa dirección hacia el campeonato. La decisión sobre si vuelvo o no la tomaremos entre los Bulls y yo.”

Preguntado sobre si el mercado limitara sus opciones, Gordon dijo, “solamente se necesita a un equipo.”

Luol Deng dijo que espera evitar una cirugía y en cuanto a jugar para Gran Bretaña: “Me encanta jugar para el equipo nacional. Depende de mi lesión. Descansar mi cuerpo y estar sano es lo más importante. En última instancia, es mi decisión pero escucharé lo que tengan que decir los Bulls porque valoro su opinión.”

Derrick Rose dijo que piensa dirigirse de nuevo al gimnasio el domingo.

“Mi tiro no va a mejorar sin que trabaje en él”, dijo Rose.

¿Así que qué le depara el futuro a este grupo? Aquí, una mirada a lo que podrían parecerse la pretemporada y temporada próximas.

Derrick Rose: Es el futuro consensuado de la franquicia, la piedra angular perfecta. Se hará todo lo posible para acomodar a Rose y para tenerle en cuenta a la hora de determinar la dirección de la franquicia. Deberá mejorar defensivamente con un sistema más desarrollado en ese sentido para la próxima campaña.

Ben Gordon: Ha sido el máximo anotador del equipo las cuatro temporadas anteriores, con un promedio de al menos 20 puntos por partido en dos de las tres últimas. Es un agente libre sin restricción y para firmarle un contrato competitivo los Bulls tendrían probablemente que traspasar a un jugador sin conseguir un sueldo similar a cambio, algo harto difícil en esta era. Sería muy probablemente Kirk Hinrich en ese caso. Nadie en los Bulls puede proveer con consistencia la capacidad anotadora de Gordon. Pero con Deng volviendo de su lesión la próxima temporada, existen dudas sobre la verdadera posición de John Salmons. Existe una probabilidad de menos del 50-50 sobre la vuelta de Gordon.

Luol Deng: Se perdió gran parte de la temporada y los Playoffs por culpa de las lesiones. Le costó adaptarse temprano al sistema ofensivo de Del Negro, pero debería encajar con Rose porque corre la cancha y puede anotar en transición. Es posible que los Bulls intenten traspasarlo para abrirle el puesto de alero a Salmons, su posición natural. Pero parece poco probable dado que Deng sale de una lesión y apenas inicia un contrato de larga duración. Salmons fue adquirido, en parte, como seguro en caso de que Gordon no siga. Deng seguramente seguirá.

John Salmons: Fue la ganga del límite de traspasos y la mayoría sigue preguntándose si se sabía que era tan bueno. Después de 2009-10, Salmons puede desligarse de un contrato que le debe $5.5 millones la próxima temporada. Es probable que lo haga y que los Bulls le liguen a un contrato de larga duración. También es posible que los Bulls le traspasen para poder firmar a Gordon y mantener a Hinrich, pero parece inverosímil. Es casi seguro que volverá la próxima campaña.

Tyrus Thomas: Selección alta del Draft, dio grandes pasos como taponador y jugador activo, pero pareció perder la confianza de Del Negro durante los Playoffs. Con él y Joakim Noah ejerciendo de jugadores enérgicos, a Del Negro le aparece la necesidad de un jugador más anotador, físico y quizás duro para esa posición. El supuesto es que Thomas será ofrecido en algún trueque. Las posibilidades de su vuelta son probablemente de 50-50.

Joakim Noah: El ‘siete pies’, a menudo inconsistente, ofreció el mejor rendimiento de su carrera en los Playoffs contra Boston. Reboteó y jugó con inteligencia. Pareció establecerse como un pívot con el cual el equipo puede contar de ahora en adelante y es virtualmente segura su vuelta.

Kirk Hinrich: Se trata probablemente del mayor punto de interrogación, aunque fue uno de los mejores en los últimos tres partidos de la serie saliendo desde el banquillo con energía y confianza. Ha mostrado la mejor versión de sus últimos dos años. Pero todavía se le deben $26.5 millones en los próximos tres años, y eso es mucho para un base/escolta reserva. Es lo suficientemente bueno como para ser titular en la NBA. Portland se menciona a menudo como posibilidad, al ser su director general también ex alumno de Kansas. Será probablemente ofrecido para determinar su valor e interés. Sus posibilidades de volver probablemente son 50-50, obviamente dependiendo de Gordon.

Brad Miller: Se convirtió en el seguro de vida de Del Negro a la hora de concluir los partidos y se compenetró bien con Noah. Se trata de un veterano inteligente y comprometido, con un año más de contrato. También sirve como moneda de cambio de cara a la agencia libre de 2010 por su acuerdo, que expira entonces. Podría ser incluido en un canje este verano si un jugador de prestigio estuviera disponible, como David West, de los Hornets, y los Bulls decidieran olvidarse de 2010 y forjar su plantel este verano.

Aaron Gray: No jugó mucho en los Playoffs o después de la llegada de Miller. Es agente libre restringido y dudo que los Bulls igualen ofertas si le llegan. Con dos selecciones de primera ronda esta temporada, su situación es turbia. Es probable que se mueva, pues hay necesidad de hombres altos de reserva.

Lindsey Hunter: No consiguió jugar mucho y ejerció más bien de voz veterana alrededor del equipo. Fue popular, pero el equipo necesita jugadores y probablemente no regresará.

Tim Thomas: Otro de los contratos que expiraban adquiridos en el trueque de Larry Hughes. Sorprendió que no dispusiera de más tiempo contra los Celtics después de jugar brevemente en el primer partido. Se comportó profesionalmente y nunca se quejó, pero anduvo decepcionado y confundido. Dijo después del partido del sábado que no espera estar con el equipo la próxima temporada. El equipo no desea perder su status de contrato que expira, por lo que podría llegar a un acuerdo para pagarle lo adeudado.

Linton Johnson: Consiguió engancharse tras llegar con un contrato de 10 días y probablemente tendrá otra oportunidad de ganarse un puesto en la liga de verano o campus de entrenamiento.

Anthony Roberson: Entró en juego en la amplia derrota del tercer partido y anotó algunos triples, pero no parece entrar en los planes del equipo tras ser incluido en el paquete de Hughes a Nueva York.

DeMarcus Nelson: No jugó, pero a los Bulls les intriga el holgado escolta de Duke. Lo eligieron para echarle un ojo y podrían tenerlo alrededor en el verano con oportunidad de entrar en plantilla.

Jerome James: El lesionado pívot adquirido en el traspaso de los Knicks también tiene un contrato que expira después de la próxima campaña. Se espera que se recupere tras jugar en sólo dos partidos para Nueva York en cada una de las dos pasadas temporadas y estará probablemente en la plantilla del equipo el próximo curso, sobre todo la lista de inactivos a menos que los Bulls realicen un traspaso este verano para incluir su contrato que caduca.

Omer Asik: La elección de segunda ronda de la pasada campaña está jugando en Europa después de una lesión de rodilla. Se trata de un ‘siete pies’ activo al que algunos considerarían una elección de mitad de primera ronda en el Draft de este año. No es probable que ingrese en el equipo hasta conseguir completar una temporada este año en Europa.



For Season Tickets call 312.455.4000 Bulls.com/family